El libro que Liliana Bodoc había publicado antes de morir y ni sus hijos lo sabían

El libro que Liliana Bodoc había publicado antes de morir y ni sus hijos lo sabían
El libro que Liliana Bodoc había publicado antes de morir y ni sus hijos lo sabían

Liliana Bodoc, enorme autora argentina.

Resulta que hubo un libro de Liliana que conocíamos? Esto, con sencillez, casi con sorpresa, dice Galileo Bodoc sentado en un extremo de una mesa en la Feria del Libro. “Liliana”, por supuesto, es Liliana Bodoc, es la gran autora, conocida por tejer mundos de fantasía donde cruza las mitologías y la cultura americana. Ella es la autora de la saga. los confines, que entrelazaba elementos fantásticos con temas profundos como la identidad, la lucha entre el bien y el mal y la conexión con la tierra. La que falleció sorpresivamente en febrero de 2018, a los 59 años. Acababa de participar en la Feria del Libro de La Habana.

“Un día llegó con un libro en sus manoscontándole a mi viejo que lo había traído un amigo de Cuba”, dice ahora Galileo mirando un poco al público, un poco a sus compañeros de mesa: el ilustrador Sebastián Vargas, la escritora Paula Bombara y la editora Laura Leibiker.

“El libro fue Liliana Bodoc y quedamos completamente sorprendidos. Sinceramente, ¿eh? Resultó que había un libro de Liliana que no sólo no conocíamos, sino que ni siquiera sabíamos que había escrito y mucho menos que había sido publicado en La Habana”.

Sebastián Vargas, Paula Bombara, Laura Leibiker y Galileo Bodoc en la Feria del Libro 2024.

Galileo habla de Una isla en el tiempoel libro que ahora publica en Argentina la editorial V&R. se trata de esto: Amparo y su nieto Iván, considerados por muchos como desinformados e imaginativos, viven en una zona contaminada, alejada de la ciudad y marginada por los avances tecnológicos. Adela, hija de César Mégalo, un hombre pragmático y sin inclinaciones poéticas, se está convirtiendo en un líder entre sus vecinos en medio de la adversidad. Pero cuando una intensa tormenta transforma la ciudad en una isla aislada, surge la pregunta de quién tiene la solución para superar la crisis: ¿los que se rigen por la razón o los que escuchan a su corazón?

Que dice galileo: “Él no nos había dicho nada. Nos topamos con un libro que había sido publicado en el año 2013. Todo esto pasó, ahora ella había fallecido. Estábamos en plena pandemia, no teníamos esperanzas de que hubiera otros libros para publicar, salvo algunos textos, pero no una novela. Y resultó ser cierto, había un libro llamado “Una isla en el tiempo”.

“Una isla”, decía el título y había sido publicado en La Habana: Galileo pensó que se trataba de Cuba. Pero no. “De hecho, lo primero que pensé fue ‘Debe ser la charla que dio en la Feria del Libro de La Habana ‘”. Y no, no lo fue. Se trataba de una novela “que Liliana había escrito en su intimidad”.

Galileo Bodoc en la presentación del libro inédito de Liliana Bodoc en la Feria del Libro (FEL)

Lo leyeron. Hubo sorpresas. Galileo dijo: “Leerla nos llevó a nuevos impactos, un libro publicado en 2013 hablaba de cubrebocas, cosas por las que ella no había pasado”.

Cuando llegó la noticia, los derechos habían caducado: los hijos de Liliana decidieron publicarlo también en Argentina.

“Quiero hablar del desafío de editar Liliana”, dijo. Laura Leibiker. “Tuve la oportunidad: el trabajo con ella fue extraordinario. Como buenos autores había un diálogo, ella aceptaba, discutía, pensaba, te traía una solución diez mil veces mejor que cualquiera que hubieras pensado… ella siempre respondía que al texto aún le quedaba mucho trabajo por hacer. Ella nunca dijo ‘ya está, no me vuelvas a llamar’”.

Leibiker de publicación reciente un texto inédito de Bodoc. Se llama Los mocos de furiafue publicado por Siglo XXI y allí, la autora cuenta su primer día de furia, a los 9 años. Comienza fuerte: “La furia, como moneda, tiene dos caras: puede ser un látigo contra la codicia de los comerciantes, puede ser una patada en las costillas de los caídos. Fury, como máscara que es, tiene dos muecas; el de la vergüenza y el de Dios”.

Pero ahora Leibiker no habla de ese libro, sino de Una isla.. Y elige algunos personajes: “En este caso me quedo con el abuelascon cómo las abuelas en el trabajo de liliana Siempre son personajes que hacen avanzar la historia, aunque no siempre sean protagonistas. La abuela arquetípica no es la abuela de Liliana. Aquí pueden jugar y construir otros caminos con sus nietos”.

La editora Laura Leibiker contó cómo fue trabajar con Liliana Bodoc. (FEL)

galileo Escuche, aquí reconoce algo, interviene: “Lili tenía sueños súper simples, quería ser abuela de trenzas largas contándoles cuentos a sus nietos”. Una ráfaga atraviesa la habitación, es el dolor por La injusticia de una muerte temprana..

“Liliana arma una historia que tiene un tono entre cuento de hadas y escritura sagrada”, dice la ilustradora Sebastián Vargas. “Hay una tormenta enorme que produce una inundación y al mismo tiempo esa isla en la que hay sobrevivientes también es una isla hecha de palabras. Es una historia que viaja en el tiempo”.

“Amparo le lee un cuento a su nieto Iván y luego tienen que actuar a través de la tragedia que los rodea y enfrentar la soberbia de los poderosos. Este enfrentamiento no siempre es directo, a veces ella lo afronta con especial sabiduría. También está el desprecio de los poderosos, hacia los demás y hacia la naturaleza”.

Sebastián Vargas analizó el desconocido libro de Liliana Bodoc. (FEL)

galileo escuchar y procesar. Lo dicho por Vargas le hizo pensar que “en este libro que habla de una especie de futuro distópico, no hay superhéroes que nos vayan a salvar de la tragedia, hay una abuela, un niño especial, una poeta”.

bombarauna de las voces más destacadas de la literatura infantil contemporánea acerca sus charlas con bodoc. “Con Lili hablamos mucho de que todo está ligado a todo, la naturaleza está ligada a nosotros porque somos otros animales”.

Paula Bombara en la presentación del libro inédito de Liliana Bodoc en la Feria del Libro (FEL)

Y luego bombara cuenta algo que describe al jefe de Liliana Bodoc: “Me dijo: ‘Nosotros que escribimos, ¿con qué escribimos? ¿Cogemos el bolígrafo? como un alfarero hacer una vasija de barro y hacer que la gente beba agua de ella o la tomamos como joyero, ¿hacer una joya y que la persona la use? ¿Qué queremos hacer con la escritura?’ Imagínense mi cabeza cuando salí de allí, ¿no?

La charla continúa, hablando de la relación con la naturaleza, los niños, cómo Bodoc puso en duda el “adulcentrismo” y si los adultos dejamos que los niños sean libres.

Tarde de cariño y nostalgia. Y Liliana Bodoc presente, en su obra.

Fotos: Cortesía FEL

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV “Todo lo que es intervención es un toque socialista” – .
NEXT El director de orquesta Miguel Salmón del Real presentará un libro en Madrid dentro de su gira por España y Brasil