El precio de las placas solares no ha dejado de bajar. Ya es tan bajo que incluso se utilizan como vallas de jardín.

El precio de las placas solares no ha dejado de bajar. Ya es tan bajo que incluso se utilizan como vallas de jardín.
El precio de las placas solares no ha dejado de bajar. Ya es tan bajo que incluso se utilizan como vallas de jardín.

Una idea muy original que tiene mucho sentido viendo como el precio de las placas solares sigue bajando.

El precio de las placas solares no ha dejado de bajar. Gracias, en parte, al dominio abrumador de China, esta tecnología ha conseguido abaratarse hasta un 50% en los últimos años. Las placas solares cada vez son más asequibles y eso hace que el gran coste a la hora de instalarlas en casa venga precisamente de la propia instalación. Poner un techo solar no es barato, por eso algunas personas han encontrado una alternativa.

Conviértelos en vallas de jardín. Lo están haciendo algunos usuarios de Países Bajos y Alemania, que han instalado paneles solares en vertical en sustitución de los paneles de madera o los clásicos abetos. Es cierto que los paneles solares no captan la misma cantidad de luz en esta posición que en horizontal (aunque obviamente depende del país y su latitud), pero sí reciben radiación difusa y, además, disipan mejor el calor.

https://twitter.com/HelmPeter/status/1769436317656490435
En este hilo, Peter Helm explica todo el proceso seguido para montar su valla de paneles solares | Haz clic en la foto para ver el tweet original.

Fuera abetos, hola paneles solares.. Peter Helm, alemán, https://twitter.com/HelmPeter/status/1769436317656490435. Hasta ahora, el usuario disponía de la clásica valla de abeto y la ha sustituido por paneles solares. En total, ha construido una valla de 16 metros de largo y 1,8 metros de alto con 14 módulos solares a 58,99 euros cada uno.

Según Helm, “la valla vertical orientada al sur funciona especialmente bien en invierno, cuando el sol está vertical. En verano, cuando el sol está vertical, produce menos”. Él explica todo en https://twitter.com/HelmPeter/status/1769436317656490435 (en alemán) y es muy interesante, incluso como proyecto de bricolaje.

Comparación. Según explica Balkon Solar, asociación especializada en producción solar vertical, un panel de madera de 1 x 1,8 metros cuesta 77,5 euros, mientras que un panel JAM54S31-405/MR Solar de 405W, que mide 1,13 x 1,72 metros, se puede conseguir por 55 euros.

https://twitter.com/balkonsolar/status/1768001828694737092
Comparación de precios de paneles de madera y paneles solares para el jardín de Balkon Solar | Haz clic en la imagen para ver el tweet original

Obviamente, las subvenciones del gobierno alemán ayudan. Alemania concede ayudas de entre 50 y 1.450 euros para la instalación de paneles solares en balcones y, además, hace unos meses anunció subvenciones de hasta 10.200 euros para los propietarios de un coche eléctrico que quieran instalar paneles solares, baterías y carga bidireccional . Con un presupuesto de 300 millones de euros, el programa se agotó en sólo 24 horas tras recibir 33.000 solicitudes.

No solo en casa. El uso de paneles solares verticales va más allá de colocarlos en el jardín. En Frankfurt, sin ir más lejos, Next2Sun va a instalar “la mayor instalación fotovoltaica vertical a gran escala del mundo” con una capacidad de 17,4 MWp y una superficie de 30,8 hectáreas. Este sistema permite generar electricidad y, al mismo tiempo, conservar las zonas de pasto cercanas al aeropuerto, ya que el panel no cubre completamente el terreno.

Caída de precios. China no ha dejado de impulsar la producción de paneles solares. El gobierno chino inyectó 130 mil millones de dólares en la industria fotovoltaica china y sus exportaciones se dispararon. El precio ha bajado tanto que empresas como la española Solaria están cerrando compras a 9,3 céntimos el vatio, un 62% menos que el año pasado.

Imagen | Pexels

En Xataka | Llenar el Sahara de paneles solares suena muy bien y muy lógico. En realidad, es una idea desastrosa.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Pese a continuas compras, las reservas del BCRA siguen negativas y posponen la salida del cepo
NEXT El restaurante que regala una botella de vino a quien le entregue el móvil para no usarlo durante la comida