Falta de gas: Declararon emergencia y el gobierno aplica recortes

Falta de gas: Declararon emergencia y el gobierno aplica recortes
Falta de gas: Declararon emergencia y el gobierno aplica recortes

Declararon el estado de preemergencia. Ya están cortando algunos sectores industriales, lo que se suma a las interrupciones en las estaciones de GNC. Buscan evitar afectar el servicio a domicilio.

El Gobierno nacional activó cortes de gas a la industria para tratar de evitar un corte en el suministro interno, ante los problemas de suministro que se están registrando en varios puntos del país, situación que en la provincia de Buenos Aires tiene su epicentro en las ciudades de Mar del Plata y La Plata.

Energas, que declaró el estado de “preemergencia”, envió una nota a distribuidoras y transportistas de gas para garantizar el suministro a los usuarios residenciales, lo que técnicamente se conoce como “demanda prioritaria”, que extendió los cortes de las estaciones de GNV a las industrias.

La zona más crítica hasta el momento en territorio bonaerense es La Plata, donde se registraron colas de más de un kilómetro para cargar GNC ya que en la ciudad sólo cinco establecimientos tienen contratos “firmes”, es decir, ininterrumpibles. En Mar del Plata dos tercios de las estaciones tienen este tipo de contratos.

En los últimos días, las distribuidoras también comenzaron a cortar el gas a industrias con contratos interrumpibles y también a aquellas con contratos “firmes, pero con ventana”. Es decir, la distribuidora puede cortar hasta un determinado volumen de metros cúbicos de gas durante un tiempo determinado, durante el periodo de bajas temperaturas, que se extiende de mayo a septiembre, y después de haber cortado el gas a los interrumpibles.

En particular, se vieron afectadas las empresas de los sectores textil, de bebidas, de la madera y de la cerámica.

“Aún no se ha alcanzado el corte de gas para los usuarios con contrato puro en firme”, afirmó el Gobierno, lo que supondría alcanzar el estado de Emergencia, un paso más respecto a la emergencia declarada hasta ahora.

La llegada de la ola de frío, que el gobierno esperaba recién en junio, dejó en evidencia la falta de finalización del gasoducto Néstor Kirchner, que requiere la instalación de plantas compresoras. Según un portal especializado en temas energéticos, esto ocurrió porque el gobierno no ejecutó partidas por entre 14 y 40 millones de dólares en el marco del ajuste fiscal. Pero ahora, en medio del cuello de botella en el suministro, tuvo que comprar combustible líquido en el exterior por entre 500 y 500 millones de dólares para reponer el gas faltante.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El inicio de la Eurocopa, el fichaje de Franco Mastantuono por el Madrid y Ayoze Pérez, nombres del día
NEXT EURO 2024 DÓNDE VER