El discurso de Javier Milei por Malvinas: liberalismo y “reconciliación” con las Fuerzas Armadas

El discurso de Javier Milei por Malvinas: liberalismo y “reconciliación” con las Fuerzas Armadas
El discurso de Javier Milei por Malvinas: liberalismo y “reconciliación” con las Fuerzas Armadas

Durante el homenaje a 42º aniversario de la Guerra de las Malvinas, Presidente Javier Mileiratificó el “reclamo inquebrantable de soberanía” sobre las islas, afirmó que la única manera de plantear con fuerza ese reclamo es insertando a la Argentina como “protagonista del comercio internacional”, y llamó a la sociedad a abrirse una etapa de “reconciliación con las Fuerzas Armadas”.

Milei leyó su discurso. Ratificó el “reclamo inquebrantable” de soberanía pero en ningún momento cuestionó ni nombró al país al que se le debía hacer ese reclamo: Gran Bretaña. Eso sí, aprovechó para criticar lo que sigue llamando la casta política. Dijo que tenías que hacer “un reclamo real y sincero, no meras palabras en foros internacionales” que, a su juicio, hasta ahora tuvo “cero impacto en la realidad” y que “sólo sirvió al político de turno para imponer un falso amor a la patria”.

Entonces lo hizo Una interpretación economista singular de la soberanía.. Dijo que “para que una nación soberana sea respetada” se deben cumplir dos condiciones: “Ser protagonistas del comercio internacional” y “tener Fuerzas Armadas capaces”. Y para él, “Argentina no ha cumplido ninguna de esas condiciones”.

Respecto a la primera condición, consideró que “para que los reclamos (de un país) sean escuchados “Es una primera condición que se respete su liderazgo, ya que nadie tomaría en serio el reclamo de los morosos en serie”. que “defiendan un modelo de negocio”. No aclaró si se refería al gobierno de su aliado Mauricio Macri, varios de cuyos colaboradores y funcionarios del actual gobierno activaron el modelo de endeudamiento que dejó al país sin crédito internacional.

La reconciliación de Milei

Pero el momento más cuestionable de su argumentación fue cuando Milei se refirió a la segunda condición, la del poder militar. Allí reeditó la vieja consigna de “reconciliación nacional” impulsada durante el menemismo por los sectores negacionistas de los crímenes de lesa humanidad cometidos durante la última dictadura.

En esa sección, Milei preguntó “que este 2 de abril inauguremos una nueva era de reconciliación con las Fuerzas Armadas”, de tal manera que “se rinda homenaje a los héroes militares” (no precisó cuáles) “dándoles el reconocimiento que merecen”.

Entonces, como se esperabaelogió a las Fuerzas Armadas y consideró que “no hay respeto internacional a nuestros intereses si la dirigencia política hace todo lo posible por manchar el nombre de nuestras Fuerzas Armadas”.

También elogió a la generación de 1880, elogió la figura de Julio Argentino Roca, a quien llamó “el padre de la Argentina moderna”y aseguró que el gobierno del LLA será “el primero en tener un rumbo claro” inspirado en la idiosincrasia de ese expresidente.

Presencias y ausencias en acto en Malvinas

La ceremonia fue encabezada por el Jefe de Estado frente al cenotafio instalado en la Plaza San Martín, que honra a los combatientes caídos en las islas. Junto a la vicepresidenta Victoria Villarruel colocaron una corona de flores frente a la placa que simboliza la presencia del soldado desconocido y se dieron un abrazo que pretendía ser emotivo.

Milei llegó sonriendo y saludando al público, acompañada de su vice, quien en cada oportunidad pública saca a relucir su condición de hija de un veterano de Malvinas.

En el acto participaron el jefe de Gobierno, Jorge Macri, y el gabinete de ministros del gobierno de La Libertad Avanza (LLA), incluida la ministra de Relaciones Exteriores, Diana Mondino.quien en varias ocasiones renunció a la posibilidad de reclamar la soberanía de Malvinas frente a las autoridades británicas con las que se reunió.

También estuvieron presentes miembros de las Fuerzas Armadas, excombatientes y vecinos del encantador barrio porteño de Retiro. No fue un evento masivo. El mástil que sirvió de epicentro de la llamada apenas estaba rodeado de individuos.

La ausencia llamativa fue la de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien no oculta sus diferencias con Villarruel en la disputa por la agenda dura.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Terremoto en Taiwán: Una serie de fuertes terremotos provoca el derrumbe parcial de dos edificios en Taiwán | Hualién | Tsai Ing-wen | el último
NEXT Trump enfrenta audiencia por desacato por comentarios sobre testigos