Renovables y agua potable – .

Desde hace tiempo no dejo de pensar en proyectos, sobre los cuales he ido leyendo su evolución en mentes muy diferentes. Desde el de un escritor canario-español, Alberto Vázquez Figueroa, hasta el de ciertos investigadores de la Universidad de Málaga. Aunque hay un proyecto que siempre me ha atraído enormemente, como el desarrollado en la isla canaria de El Hierro.

La situación internacional sigue revelando importantes falencias en la sostenibilidad del modelo económico-energético global. A estas carencias hay que sumar, en el caso de nuestro país (y de muchos otros de nuestro querido planeta), las relacionadas con la necesidad imperiosa de una adecuada gestión del agua potable y sus derivados: potabilización, riego, saneamientos diversos, etc.

Hay alrededor de 8.000 millones de personas en el mundo que exigen cada día mayores índices de consumo: agua, alimentos, etc. A) Todo ello tiene un coste energético que, si queremos que sea compatible con nuestro planeta Tierra, sobre/con que vivimos/soñamos, deben estar sujetos a modelos (o ciclos) eficientes y sostenibles. B) En cuanto a las materias primas, también es necesario disponer de modelos (o ciclos) adecuados de obtención/producción, transformación, distribución, consumo y reciclaje, eficientes y sostenibles, que sean compatibles con el único planeta en el que vivimos.

Ambos modelos (A y B) deben ser sostenibles y pueden tomar como ejemplo la sostenibilidad de un ‘modelo perfecto’, que aprendemos de los ‘niños pequeños’ y que nos muestra cada día la Naturaleza de la que formamos parte: ‘el agua’. ciclo ‘.

Para ‘crear’ modelos (o ciclos) energéticos y materiales sostenibles es necesario optimizar los procesos para su obtención, transformación, distribución, consumo y reciclaje.

En el proyecto que presento propongo dos tipos de Ciclos Energéticos Sostenibles, mediante el uso de dos sustancias de suma importancia en la Naturaleza: el agua y el hidrógeno. Su elección no es casual, sino porque ofrecen dos ventajas fundamentales: (1) Su abundancia en nuestro planeta. En el caso del hidrógeno, como parte de otras sustancias (agua). (2) Su interconexión, a través de diversos procesos.

España cuenta con diversas posibilidades energéticas sostenibles, que podemos involucrar en los citados Ciclos Energéticos Sostenibles: (a) Energía solar fotovoltaica (y solar térmica). b) Energía eólica. c) Energía relacionada con el agua de origen marino/oceánico (corrientes marinas, mareas, etc.), lacustre (embalses naturales o artificiales) y fluvial. d) Otras energías, como la geotermia/aerotermia, la oceanotérmica (aprovechamiento de la energía solar almacenada en el agua del océano, origen de gigantescos tornados), energías relacionadas con la biomasa, etc.

Por un lado está el Ciclo Energético Sostenible mediante el uso gravitacional del agua. Podemos obtener energía de las vías antes mencionadas y, opcionalmente, almacenarla elevando agua a tanques/depósitos/cisternas construidos en niveles altos (almacenamiento gravitacional), preferiblemente subterráneos, para evitar su evaporación. Almacenamiento gravitacional: por ejemplo, elevar un hectómetro cúbico de agua a 100 metros supone almacenar 272.222 kW·h, cuando una persona puede consumir unos 100 kW·h al mes.

Para recuperar la energía, se deja fluir a niveles más bajos y se genera energía eléctrica mediante generadores eléctricos.

Si se utiliza agua salada de mar/océano, parte de la energía recuperada se puede utilizar para obtener agua dulce/potable mediante ósmosis inversa. Se necesitarían membranas adecuadas a la altura desde la que se cae el agua (10 metros de caída equivalen aproximadamente a 1 atmósfera de presión), dado que el funcionamiento de estas membranas depende de la presión que ejerza el agua salada sobre sus paredes. En las desaladoras de Yuma (Arizona-EEUU), leí hace tiempo que trabajaban con membranas a 26 atmósferas, mientras que las propuestas por Alberto Vázquez Figueroa lo hacían a 50-60 atmósferas. Para conseguir estas presiones, sólo tenemos que elevar el agua a alturas respectivas de 260 o 500-600 metros. En España suele tener montañas cercanas a la costa.

Por otro lado, el Ciclo Energético Sostenible mediante el aprovechamiento de la interconexión de Agua e Hidrógeno:

De manera análoga al caso anterior, la energía se puede obtener de varias formas, pero, en este caso, la almacenamos/acumulamos mediante procesos/reacciones físico-químicos (electrólisis directa). Usamos esa energía para disociar la molécula de agua (H2O) en hidrógeno (H) y oxígeno (O).

Para recuperar la energía almacenada (hemos almacenado H y O), se invierte el proceso/reacción físico-químico anterior (electrólisis inversa) y se obtiene energía eléctrica.

Tanto el hidrógeno como, de alguna manera, la energía eléctrica podrían considerarse como vectores energéticos; Es decir, sistemas que permitan un almacenamiento y gestión ágil de la energía de gran interés en nuestra sociedad actual, una sociedad del siglo XXI. En definitiva, energías renovables y agua potable, interconectadas de forma sencilla y muy útil para nuestra sociedad del siglo XXI.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Un conductor de la 71 se descompensó, chocó contra un poste de luz y dejó 5 heridos
NEXT Incertidumbre por riesgo en continuidad del PAE en Magdalena – .