El fútbol argentino necesita mejor tecnología

El fútbol argentino necesita mejor tecnología
El fútbol argentino necesita mejor tecnología

Los cuartos de final de la Copa de la Liga Profesional confirmaron que la incorporación de tecnología de punta en el fútbol argentino es fundamental. Ya no se pueden trazar líneas a mano para determinar si un gol debe concederse o anularse por fuera de juego. Tampoco es posible que, como ocurrió en el Superclásico de Córdoba, los árbitros del VAR no tengan pruebas fehacientes de que el balón entró o no en la portería.

El sistema actualmente en uso y aceptado bajo presión por los líderes es de bajo costo. Pero también es tecnológicamente obsoleto y susceptible de ser manipulado por sus operadores.. Es decir, no disipa dudas ni aumenta la certeza de sus decisiones. Y no es eso, sino todo lo contrario, lo que se necesita para ahuyentar sospechas y que efectivamente se ganen y pierdan partidos en el campo.

Si el balón tuviera un chip que hiciera vibrar el cronómetro de los árbitros Cada vez que el balón cruza la línea de gol, el país futbolístico no estaría discutiendo en este momento si Sergio Romero llevó o no el balón hacia adentro. La decisión arbitral habría sido inmediata e indudable y nadie podría considerarse beneficiado o perjudicado. Y si se aplicara el sistema automático de fuera de juego, No se perderían valiosos minutos de juego tirando una línea azul y una roja y haciendo interpretaciones sobre la marcha: se sabría instantáneamente si un jugador está habilitado o no y un gol cuenta o no.

Esto es lo que ocurrió en la semifinal de la Copa FA inglesa entre Manchester United y Coventry: al final de la prórroga, Coventry marcó un gol que fue anulado por un minúsculo fuera de juego. Todo el proceso tomó menos de un minuto y nadie se atrevió a discutirlo. Aunque con ese gol, Coventry eliminó al United y pasó a la final (el United acabó yendo mediante tiros de penalti). La tecnología tiene un margen de error cero. Y a eso debe apuntar el fútbol argentino. Cuanto antes mejor.

El presidente de la AFA, Claudio Tapia, se enorgullece de liderar “La mejor liga del mundo”. Para que así sea, Debería dejar de lado algunos de los millones de dólares que la Selección Argentina aporta a la entidad e ir en busca de instrumentos mucho mejores, cuestión de alinear el campeonato de Primera División con los torneos europeos de primer orden. Pero Tapia no parece tener vía libre para avanzar en este tema: los dirigentes de la máxima categoría se oponen firmemente a invertir en tecnología. Prefieren dejar todo como está aunque luego salen a quejarse cuando el VAR falla en su contra. Sabrán por qué.

Con todo en juego en el complejo y apasionante fútbol argentino, Ya no debería perder el tiempo con tecnología barata, obsoleta y objetable.. Y habría que acelerar el ritmo para rodear las decisiones de los árbitros de una credibilidad que muchos exigen pero pocos buscan. Hay dinero. Lo que falta es la decisión política. La pelota está en el lado de los líderes. Por ahora, varios optan por pasarlo por alto.

#Argentina

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Yolanda Díaz tensa la relación entre España y Argentina y acusa a Milei de ser una “generadora de odio”
NEXT La historia detrás del escándalo del juez de La Rioja que pidió un soborno de $8 millones