Uno de cada tres adolescentes sufrirá adicción a las redes sociales

Uno de cada tres adolescentes sufrirá adicción a las redes sociales
Uno de cada tres adolescentes sufrirá adicción a las redes sociales

Entre las edades que comprenden esta etapa de la vida, las redes sociales influyen en los comportamientos. (Imagen ilustrativa Infobae)

Una reciente investigación realizada por el Observatorio Nacional de Tecnología y Sociedad (ONTSI), entidad española dependiente de Red.es con el apoyo del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital de ese país, aportó varios datos sobre un problema creciente entre los niños. y población juvenil. en cuanto al uso de internet y redes sociales.

El estudio titulado ‘Impacto del mayor uso de Internet y redes sociales en la salud mental de jóvenes y adolescentes’, revela cifras alarmantes sobre cómo la interacción con estas plataformas está afectando a la vida personal y social de los jóvenes.

Además, establece un rumbo a seguir desde diferentes frentes para que esta población no sucumba, pero conviven armoniosamente con la tecnología.

Los jóvenes se ven inmersos en esta situación de no querer dejar de utilizar el móvil. (Imagen ilustrativa Infobae)

Las investigaciones indican que una cantidad significativa El 33% de los niños y adolescentes de entre 12 y 16 años podrían estar desarrollando una dependencia compulsiva a Internet y las redes sociales.

Esta cifra representa una preocupación significativa si se compara con el 11,3% de jóvenes entre 15 y 24 años que también enfrentan riesgos similares de adicción.

Este estudio, presentado en colaboración con el programa Digital Future Society, destaca que el mal uso de internet y las redes sociales provoca diversos síntomas preocupantes. Entre ellos están:

  • Una necesidad creciente de estar conectados.
  • Señales de abstinencia durante periodos sin acceso a internet.
  • Una disrupción notable en distintos ámbitos de la vida diaria.

Asimismo, un dato que refleja la magnitud de este impacto es que el 44,6% de los estudiantes encuestados admitió que el tiempo dedicado a navegar en línea reduce las horas dedicadas al estudio.

El uso excesivo de las redes sociales provoca que se abandonen otras actividades cotidianas. (Imagen ilustrativa Infobae)

Del mismo modo, Algunos jóvenes informaron hacer menos ejercicio.así como una disminución en su participación en eventos culturales y actividades al aire libre.

Otro aspecto preocupante que se desprende del informe es el impacto negativo en el tejido social de las personas. Alrededor del 26% de los usuarios informan que se sienten más aislados como resultado del tiempo excesivo frente a la pantalla.

Este fenómeno, a menudo asociado al síndrome FOMO (Fear Of Missing Out), refleja la ansiedad de los usuarios por perderse algo en el ámbito digital. lo que tiene un impacto negativo en la interacción social fuera del escenario digital.

Fuera del espacio digital, a los niños les resulta más difícil participar. (Imagen ilustrativa Infobae)

Sin embargo, el estudio también destaca aspectos positivos relacionados con el uso correcto y moderado de Internet y las redes sociales.

Se menciona cómo estas herramientas pueden fomentar la aceptación social, la expresión creativa y el mantenimiento de relaciones a distancia. Luego se destaca la importancia de equilibrar su uso para maximizar los beneficios y minimizar los riesgos, especialmente entre niños, adolescentes y jóvenes.

Sumado a esto, la investigación enfatiza en la necesidad de implementar medidas preventivas y educativas que fomenten un uso más saludable de la tecnología.

El estudio pide a los padres que no contribuyan a influir en esta condición en sus hijos. (Imágenes falsas)

Esto incluiría programas de concientización sobre los riesgos del uso excesivo de Internet y las redes sociales, estrategias para promover un equilibrio entre la vida en línea y fuera de línea, y el desarrollo de habilidades críticas que permitan a los usuarios navegar en el entorno digital de manera segura y responsable. .

Además, el informe de la ONTSI destaca una realidad innegable: Internet y las redes sociales se han convertido en una faceta integral de la vida moderna, especialmente para las nuevas generaciones.

Sin embargo, pide que como sociedad debe ser imperativo abordar los desafíos que presentan estas plataformas para garantizar el bienestar mental y social, especialmente en los jóvenes, configurando un futuro digital inclusivo, seguro y enriquecedor para todos.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Vaticano endurece sus normas sobre milagros, apariciones y fenómenos sobrenaturales – .
NEXT Grandes expectativas por el discurso de Milei en Madrid