La expresidenta de RTVE, Elena Sánchez, la clave para que el fichaje de Broncano salga adelante

la firma de David Broncano y La resistencia Se ha convertido en una auténtica pesadilla para RTVE. Este jueves, previsiblemente, todo debería acabar: o la Junta Directiva da luz verde a la contratación del humorista, o este no sale.adelante y pone fin a un culebrón que ha tumbado a su expresidenta interina, Elena Sánchez, y al ahora exdirector de Contenidos Generales, José Pablo López.

Y aunque pueda parecer que tras la crisis vivida en RTVE la semana pasada, Broncano está más cerca de convertirse en la gran estrella de la próxima temporada en La 1, el “contrato draconiano” que el nueve directores de la Corporación Pública no asegura en modo alguno que el presentador acabe finalmente en RTVE, pese a los esfuerzos que ha hecho Moncloa para que La resistencia aterrizar en La 1 y conseguir el objetivo final de toda esta estrategia: hacer mella en el impacto político y social de El hormiguero y, especialmente, de Pablo Motosa quien Pedro Sánchez considera un enemigo a batir.

Según ha podido saber EL MUNDO a través de varias fuentes de RTVE conocedoras del acuerdo, Moncloa no sólo presionó para que Concepción Cascajosa, diputada del PSOE, fuera la presidenta provisional del ente público durante seis meses y se asegurara así buena parte del control de La corporacion. esta vez, pero también para garantizar que el “ansiado” fichaje de Broncano finalmente saliera adelante. Cascajosa tiene la misión de convencer a Elena Sánchez para que vote a favor.

Estas mismas fuentes han explicado a este diario que la Junta Directiva del día 4 va a estar tan tensa como la semana pasada, “pero ojalá sin despidos”, dicen con tono irónico. La Moncloa quiere, “cueste lo que cueste”, que el fichaje de Broncano sea una realidad y así lo haga necesita el voto de la destituida Elena Sánchez, que pese a ya no ser presidenta de RTVE, sí mantiene su cargo en el Consejo y, por tanto, su derecho a voto. Sin el apoyo de Elena Sánchez o sin el voto de José Manuel Martín Medemasesor a propuesta de Unidas Podemos, pero del PCE, por tanto, de Sumar, la firma del Broncano no ocurrirá. En este momento la firma de Broncano Sólo tiene cuatro votos a favor, tres en contra y dos en duda, Sánchez y Medem. Necesita cinco votos para avanzar.

Por eso, desde este lunes Las presiones han aumentado “desde dentro y desde fuera” sobre Elena Sánchez para que cambie su voto y, en lugar de abstenerse, como hizo en el Consejo Extraordinario de “traición” cuando paralizó la firma, vote a favor. La única modificación con aquel fallido Consejo Extraordinario que puso de manifiesto la guerra que se vive en RTVE es que en lugar de un contrato de tres años, se cambia por un contrato de dos años con un Compartir corte que sólo afectaría al programa a partir del cuarto mes de la segunda temporada. El resto de cláusulas siguen siendo las mismas que el primer contrato que Ni siquiera se votó al considerar la propia Elena Sánchez que se trataba de un contrato claramente perjudicial. para la Corporación Pública.

Durante los primeros 16 meses de contrato más dos meses de preaviso, RTVE no podrá cancelar ni pasar a otra franja horaria. La resistencia

“Es una vergüenza propia del marketing de un zoco más que de la televisión pública”, afirman fuentes de RTVE. No se trata sólo, como señalan, de que el contrato incluye Cláusulas que “nunca se han visto en contratos generalistas de televisión”es que “esto se paga con dinero público” y “No se ficha a alguien para mejorar los datos de audiencia de La 1, sino por motivos puramente políticos”. De hecho, muchos se preguntan por qué las dos productoras, El Terrat y Encofrado Encofrasay Broncano No se alejan de esta guerra que “lo único que provoca es marcar para siempre al presentador y al formato”. Según fuentes de Movistar Plus+, Broncano tiene una oferta de la plataforma sobre la mesa: tres temporadas por un coste total de 30 millones10 por cada temporada, cuatro millones menos que la oferta de RTVE, que es por un coste máximo de 14 millones por cada temporada con un mínimo de 155 episodios al año.

Las cláusulas que tanto indignan a RTVE desde dentro y que nunca se han visto en televisión incluyen un contrato por dos temporadas -de septiembre de 2024 a julio de 2025 y de septiembre de 2025 a julio de 2026-. De estos meses, 16 más dos meses de preaviso, no tienen cláusula de corte, la única herramienta que tiene la Corporación Pública para poder cancelar un programa si no alcanza los objetivos fijados. Por regla general, los contratos, especialmente en RTVE, van acompañados de una audiencia objetiva o Compartir corte, que es lo mínimo que debe hacer un programa para permanecer en emisión o no ser transferido a otra franja. En el caso de Broncano no es hasta la segunda temporada y a partir del cuarto mes de la misma cuando Se establece una cuota de pantalla media del 7,5% para el tiempo de acceso y el 8% si lo pasaron al tarde en la noche.

El contrato establece que si La resistencia no alcanza la audiencia media de la cadena en la primera temporada, para la segunda temporada se podrá modificar la franja de emisión inicialmente prevista y los programas emitidos en tarde en la noche o “adoptar otra solución de mutuo acuerdo”. Es decir, durante 18 meses. La resistencia Estaría protegido sin importar la audiencia que fuera necesaria.

“Si funciona bien y si no hundimos a la audiencia y, además, RTVE lo paga”

“Esto es muy perjudicial para RTVE porque no deja margen de maniobra”, afirman varias fuentes. «No estamos hablando de un programa con una audiencia fija, como ocurre con El hormiguero; Estamos hablando de un programa que no sabe qué comportamiento tendrá. Es un riesgo que no se correría en ninguna televisión, pero menos con dinero público”, afirman. “Es una apuesta a todo o nada”, afirman desde RTVE. “Si funciona bien y si no hundimos a la audiencia y, además, RTVE lo paga”, añaden. Lo habitual en un contrato televisivo es una audiencia mínima que se revisa cada tres o seis mesesespecialmente en contratos donde se barajan estas cantidades.

La mayor crítica, por tanto, es que “No hay posibilidad de maniobra empresarial por parte de RTVE ni de su Junta”, ya que la firma de este contrato impide cualquier cambio de programación y “compromete la capacidad de gestión”. «Es como si RTVE hubiera delegado la gestión del acceso a una empresa externa, vinculada también a otros grupos de comunicación”, concluyen.

Esto significa, como explican diferentes fuentes, que si La resistencia no proporciona buena información: “sería condenar no sólo a la tiempo de acceso de La 1 desde hace año y medio, pero también el hora estelarporque arrastra a la audiencia de acceso y también el Noticiero 2Por tanto, según los horarios fijados para el inicio del programa formativo Broncanoél Informativo de la noche verá recortado su tiempo de emisión entre 10 y 25 minutos -dependiendo de si La resistencia comienza a las 9:30 pm o 9:45 pm – para dar más espacio a Broncano.

Y aquí viene una de las “anomalías” a las que se refieren fuentes de RTVE: si el inicio está previsto para esas horas, habría que recortar la duración. Noticiero 2 de El 1. Algo que Supone no sólo dejar de apostar por el servicio público de noticias del canal público, sino también el enfrentamiento con la dirección de Informativosque no ve con buenos ojos perder parte de su tiempo en un programa que no pretende mejorar los datos de audiencia de la última parte del año. Telediario de la noche. De hecho, es en esta parte donde La 1 suele programar sus aplaudidos reportajes en profundidad.

En cuanto al presupuesto, el coste máximo total de producción para las dos temporadas es el siguiente: 28.152.270,62 euros más IVAcon un máximo de 87.975,85 euros más IVA de media por capítulo. El acuerdo establece que el presupuesto de cada temporada “podrá reducirse en función de nuevos acuerdos entre las partes según las necesidades del programa y/o su coste final”. Sorprende, por otra parte, que la producción será un falso directo pese a que la intención es competir con El hormiguero, que es en directo, “y se podrá emitir en directo por necesidades de RTVE, previo acuerdo con El Terrat. Además, David Broncano Aguilera -como presentador/conductor del programa-, Jorge Ponce Rivero y Ricardo Castella Serrano -colaboradores- son condición obligatoria “salvo pacto en contrario”. Es decir, los presentadores y colaboradores los impone la productora, lo que supone, según varias fuentes, que “Si hubiera algún escándalo o alguno de ellos tuviera algún interés ajeno a RTVE, no hay forma de eliminarlo”. Esta es otra de las “anomalías” del contrato, ya que “RTVE siempre ha tenido la última palabra en este sentido”.

Y finalmente, la libertad creativa para El Terrat. La productora únicamente deberá cumplir el Manual de Estilo de RTVE. Según informaron fuentes de la entidad, “Una cosa es reconocer la libertad creativa y otra tener control sobre los contenidos”. RTVE debe poder supervisarlos y tener capacidad para modificarlos, “especialmente cuando jurídicamente es solidariamente responsable”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Por qué Fury acusó a “Primo Mayor” de MANIPULAR a los participantes de Gran Hermano
NEXT La cara de Oscar Martínez cuando Mirtha Legrand le preguntó cuánto gana en España