Scholz rechaza el proteccionismo europeo ante la competencia extranjera – .

Scholz rechaza el proteccionismo europeo ante la competencia extranjera – .
Scholz rechaza el proteccionismo europeo ante la competencia extranjera – .

El canciller alemán, Olaf Scholz, ha advertido de los peligros que podría suponer para la economía europea cerrar mercados a la competencia extranjera, principalmente de China.

“No vamos a cerrar nuestros mercados a las empresas extranjeras porque eso no es lo que queremos para nuestras empresas”, afirmó el dirigente alemán durante su visita a la planta de Opel en Rüsselheim, al oeste del país, con motivo de la conmemoración del 125 años de la marca de automóviles.

El proteccionismo y los aranceles que la Unión Europea (UE) planea imponer a las importaciones de vehículos eléctricos procedentes de China son políticas comerciales que, para la canciller, encarecen los productos y empobrecen a la sociedad.

“No tengo dudas de que seguiremos a la vanguardia de la industria automotriz en este siglo si nos enfocamos en el progreso y la innovación”, comentó al tiempo que llamó a un comercio más justo y libre a nivel internacional.

De momento, los cálculos publicados estiman que el impacto de estos obstáculos comerciales con China podría costarle a Pekín casi 4.000 millones de dólares (más de 3.600 millones de euros).

En consecuencia, el número de vehículos eléctricos chinos importados a la UE se reduciría en una cuarta parte -unos 125.000 coches- si Bruselas impusiera un arancel del 20%, según los datos que ofrece el último análisis de la economía global del Instituto. Kiel.

Por su parte, Estados Unidos aplicará el aumento de aranceles del 25% al ​​100% para la importación de vehículos eléctricos desde China a partir del próximo 1 de agosto, cuando también entrarán en vigor las subidas en la compra de baterías, microchips para la industria tecnológica. fuerza. y productos médicos, de acuerdo con las intenciones públicas de la oficina del Representante Comercial de EE.UU.

De momento, China no ha anunciado oficialmente ninguna represalia, aunque Pekín ha señalado que está dispuesta a imponer aranceles de hasta el 25% a los coches importados con motores de gran cilindrada, lo que afectaría principalmente a Mercedes-Benz y BMW.

Los vehículos eléctricos fabricados por marcas chinas como MG y BYD representaron poco menos del 9% de los vehículos con batería vendidos en Europa en 2023, según Dataforce. Aunque se espera que esta cifra aumente hasta aproximadamente una quinta parte de la cuota de mercado del viejo continente en 2027, según estimaciones de Transport & Environment.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Por qué Telefónica sufre en Bolsa pese a la mejora de su valoración por parte de Citi?
NEXT C&A refuerza su presencia en Francia con su primera tienda en una década