Forestal Aurora apela la primera sentencia que permitió al SII aplicar la Norma Antielusión

Forestal Aurora apela la primera sentencia que permitió al SII aplicar la Norma Antielusión
Forestal Aurora apela la primera sentencia que permitió al SII aplicar la Norma Antielusión

Javascript está deshabilitado en su navegador web.
Por favor, para ver este sitio correctamente,
habilitar Javascript.

Para obtener instrucciones para habilitar javascript
En su navegador, haga clic aquí.

Ha pasado poco más de un mes del shock ocurrido en el mundo fiscal.

El 19 de marzo El Tribunal Fiscal y Aduanero (TTA) de las regiones de Ñuble y Biobío falló favorablemente a la postura del Servicio de Impuestos Internos (SII), permitiendo por primera vez la aplicación de la Norma General Anti-Elusión (NGA).

La NGA está vigente en el país desde finales de 2015 y, en términos simples, establece que el SII podrá reclasificar operaciones o actos cuyo único fin -según el servicio- sea que el contribuyente pague menos impuestos, independientemente de si mecanismos cubiertos por la legislación.

La controversia involucra al SII y a la empresa Forestal Aurora (FA) y está relacionada con el impuesto aplicable a los pagos de intereses remitidos al exterior para la obtención de financiamiento fuera del país.

La hipótesis del SII –validada por la TTA– es que la empresa utilizó una serie de empresas relacionadas para obtener financiamiento del exterior, lo que resulta en que la tasa impositiva adicional aplicable sea del 4%, en circunstancias en las que debería haber tributado al 35%. Esto habría generado diferencias en el pago de impuestos por cerca de $3.000 millones.

Un mes después de aquel hito, la compañía no se ha quedado de brazos cruzados. El pasado sábado 20 de abril, la contribuyente presentó un recurso de apelación ante la TTA respectiva para revertir el fallo, que la obliga a pagar las diferencias de impuestos adeudados al Tesoro.

El caso deberá ser analizado por el tribunal que dictó la sentencia para luego ser remitido a la Corte de Apelaciones de Concepción para continuar su trámite. Por tratarse de un caso de justicia especializada, el expediente se declara reservado. Fuentes conocedoras del caso indican que el recurso podría tardar meses en resolverse.

Para que el SII logre calificar una operación como elusiva, primero debe pasar por la validación de un TTA, por lo que hoy la aplicación de la NGA se da en los tribunales.

Forestal Aurora está representada legalmente por Mario Silva y Arturo Selman, ambos socios especialistas en derecho tributario y comercio internacional de Philippi, Prietocarrizosa, Ferrero DU & Uría.

Los efectos del fracaso

La socia del despacho de abogados de Palma, Soledad Diharasarripercibe que el cambio en las acciones de los contribuyentes se viene produciendo desde la entrada en vigor de la NGA, a finales de 2015. Desde entonces, los contribuyentes han ido orientando sus acciones hacia el cumplimiento de los nuevos requisitos y procedimientos, dice: “Más más que generar un cambio por parte de los contribuyentes, el fallo brinda ciertas aclaraciones sobre la interpretación de la norma, cuestión respecto de la cual en todos los años de su vigencia no hubo claridad”.

Pablo Ramírez, socio de ARH Abogados, sostiene que si bien la entrada en vigor de la actual NGA ya ha producido un “gran cambio cultural”, la modificación propuesta en el actual proyecto de reforma tributaria “sólo quitará certeza al contribuyente en cuanto a la defensa de sus derechos, por lo que regresa , en parte, al SII el rol de “juez y parte” que tanto tardó en cambiar”. Esto, en referencia a que se propone que el servicio pueda aplicar administrativamente la norma, ya no teniendo que pasar previamente por un TTA.

Para Juan Pablo Cabello, socio de Cabello Abogados, el cambio cultural comenzó cuando entró en vigencia la NGA, a lo que agrega que en la reforma tributaria de 2014 se eliminaron varios mecanismos “que permitían la evasión, como retiros para reconvertir, retiros en exceso, diferentes tratamientos tributarios para las ganancias de capital. , entre otros. En resumen, el fin o la reducción de la planificación agresiva se observó principalmente después de 2015”.

Una visión similar tiene Álvaro Moraga, socio de Moraga & Cía.: “La NGA propició una mayor claridad a la hora de establecer y expresar las razones legítimas de negocio que justifican que un agente económico pueda optar por distintas vías jurídicas para alcanzar un mismo objetivo, lo cual tiene plena validez como lo establece expresamente nuestra legislación tributaria.”

El socio de Torretti, Eric DonosoSeñala que en el último mes se ha consolidado el cambio cultural iniciado hace una década, que pasó de una interpretación “extremadamente formalista” de la ley a buscar sustancia económica en las operaciones.

“En los años 90 tuvimos operaciones realizadas por contribuyentes que la Corte Suprema falló calificando de “astutas” para impedir el cobro de impuestos. Si miramos estos comportamientos hoy, no hay duda de que hay un enorme avance en la responsabilidad fiscal de los contribuyentes. En la misma línea han actuado los asesores fiscales, que siempre han trabajado con la vista puesta en la NGA, así como en el catálogo de esquemas del SII. “Nadie quiere recibir un interrogatorio del organismo de control”, afirma.

Más preguntas y un “recordatorio”

El socio de Recabarren & Asociados, Luis Felipe Ocampo, ha recibido en el último mes una serie de consultas sobre el alcance y contenido del fallo, así como un posible cambio de actitud por parte del SII: “Aunque el SII pidió calificar un acto como elusivo, porque el contribuyente había incurrido en abuso de formas jurídicas, el fallo abunda, en varios considerandos, en el análisis de actos que serían simulados, pero termina aceptando el requisito del SII por abuso de formas jurídicas. El mantenimiento de la coherencia procesal es un requisito fundamental, especialmente en procesos de carácter sancionador, como la aplicación de NGA, por lo que ahí puede haber una debilidad”, argumenta.

Un mes es un período muy corto para poder identificar un cambio cultural o de comportamiento real en los contribuyentes, considera el Socio de Impuestos Internacionales en Grant Thornton Chile, Oliver San Juan: “Además, lo cierto es que el fallo, particularmente el razonamiento contenido en él, no ha sido del todo compartido por los expertos en el tema, dado que las estructuras de inversión a través de deuda es algo bastante recurrente y una opción legítima que tienen. empresas extranjeras para ingresar al mercado”.

El reciente fallo de la TTA seguramente ha servido como “recordatorio y confirmación” de que el SII tiene la autoridad y las herramientas necesarias para hacer cumplir la NGA, sostiene el socio de Garnham Lawyers, Patrick Humphreys. “Sin embargo, aún es pronto para decirlo, sobre todo teniendo en cuenta que la discusión en los tribunales apenas comienza y probablemente pasarán algunos años hasta que el caso sea visto en última instancia. Aún hay otros 22 casos de NGA tramitándose en la TTA”, recuerda.

El socio de Alvarado y Cía, Nicolás Alvarado, ve que el principal impacto del fallo no fue tanto a nivel de los contribuyentes, sino en términos de la discusión en el Congreso del proyecto de cumplimiento tributario, ya que la solicitud administrativa de la NGA fue rechazada en la Cámara de Diputados. “La sentencia permitió demostrar que bajo su estructura actual se pueden aplicar estas regulaciones, e incluso con planteamientos bastante profiscales como fue el caso en este caso”, añade.

Mientras que Patricio Gana, director de AK Contadores, cree que si bien a nivel local ha habido una menor proliferación de planificación fiscal agresiva, el escenario fuera del país es diferente: “Eso es un hecho de la causa y es parte de la razón por la que ha habido tanta fuga de capitales. Probablemente sea recomendable hacer la planificación fuera de Chile, fuera del control del SII y de manera eficiente y respetando las reglas de otros países”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV La demanda de níquel se dispara y afecta los precios globales
NEXT ¿Cuándo empieza, por qué los precios serían más bajos que nunca y qué categorías podrían ser las más baratas?