El Banco de España exige a los bancos mano dura a la hora de conceder préstamos e hipotecas

El Banco de España exige a los bancos mano dura a la hora de conceder préstamos e hipotecas
El Banco de España exige a los bancos mano dura a la hora de conceder préstamos e hipotecas

Mercedes Olano, nueva directora general de Supervisión del Banco de España (Foto de archivo) 26/10/2018

Él Banco de España no admitirá que los bancos relaja tus demandas al otorgar créditos y al analizar los riesgos que implica su otorgamiento, principalmente en el caso de hipotecas. Esto es lo que advirtió Mercedes OlanoDirector General de Supervisión del Banco de España, en la presentación del Informe de supervisión 2023 De la entidad.

Esto se debe a que “la riesgo crediticio “Es el primer riesgo para el sistema financiero europeo”, afirmó Olano, debido al modelo de negocio de los bancos de la zona euro. eminentemente comercial, y los supervisores lo vigilan muy de cerca. De hecho, ya ha habido algunas actuaciones “centradas específicamente” en revisar si se han suavizado los criterios, informó.

Quizás te interese: El Banco de España cierra 2023 ‘en tablas’ y no obtiene beneficios por primera vez en su historia

Con respecto a riesgo de crédito inmobiliario comercial, Considera que el peso de este negocio en los balances de los bancos españoles es del 8% y está bastante concentrado en oficinas, tiendas y hoteles y no tanto en los centros comerciales, que son los activos que corren mayor riesgo ahora. Por este motivo, el Banco de España está “relativamente tranquilo con el comportamiento del crédito para el compra de vivienda y también con el crédito al promotor, que apenas supone un 8% del total de la cartera en estos momentos.

Mercedes Olano considera “muy importante” que haya un “altísimo nivel de colaboración” entre el Banco de España y el Autoridad de Defensa del Cliente FinancieroSin embargo, ha admitido que la información que tiene el supervisor sobre esta institución “es escasa”.

Esta nueva autoridad Recibirá quejas de clientes financieros.una función que ahora desempeñan el Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y la Dirección General de Seguros.

Ante la próxima entrada en vigor de la Autoridad, prevista para este año, Olano ha incidido en la necesidad de disponer de un “muy buena cooperacion” con esta nueva entidad, ya que el Banco de España necesitará seguir conociendo cuáles son las preocupaciones del cliente bancario para poder ejercer una supervisión comportamental.

Le puede interesar: El Banco de España y el BCE instan a los bancos a aumentar sus provisiones para afrontar un aumento de los impagos

El Consejo de Ministros relanzó en marzo el proyecto de creación de esta autoridad, después de que el texto anterior quedara paralizado en el Congreso de los Diputados en julio por la convocatoria anticipada de elecciones.

Uno de los objetivos del Banco de España para este año es aumentar las inspecciones in situ de los bancos, según su Informe de Supervisión. Indica que las nuevas prioridades para este año “tienen un carácter continuado” respecto a las establecidas el año pasado. La principal diferencia es que será inspecciones en sitioalgo que no se concretó el año pasado.

La primera prioridad del supervisor es aumentar la resiliencia del sector financiero ante shocks macrofinancieros y geopolíticos. También continuará el seguimiento de las deficiencias persistentes entre las identificadas en 2020 en el marco de la pandemia.

Otro de sus objetivos es llevar a cabo Revisiones específicas de la gestión de activos y pasivos y evaluará la resiliencia a corto plazo ante shocks de liquidez, la credibilidad y la solidez de los planes de contingencia.

El Banco de España también prevé acelerar la Abordar eficazmente las brechas de gobernanza y en la gestión de riesgos climáticos y ambientales. “En relación con la mejora del funcionamiento de los órganos de dirección, se seguirán subsanando deficiencias mediante revisiones específicas e inspecciones in situ, y se actualizarán las expectativas supervisoras en materia de gobierno y gestión de riesgos”, indica el supervisor en su informe.

El trabajo de supervisión financiera del Banco de España le llevó el año pasado a tramitar 11 expedientes sancionadores contra entidades y sus cargos de administración y dirección, frente a los 9 tramitados en 2022. En concreto, nueve de estos expedientes fueron tramitados por aspectos prudenciales, de los cuales seis fueron resueltos, todos ellos contra las entidades correspondientes y sus respectivos cargos de administración. y dirección. En total fueron 54 personas naturales registradas.

El Banco de España se ha centrado en la control interno de entidadesen la gestión de sus riesgos y de su gobernanza y en el mantenimiento del nivel de recursos propios suficiente para poder hacer frente a los riesgos asumidos y a las posibles perturbaciones.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Cómo está el euro frente al dólar este 18 de mayo?
NEXT Hot Sale Argentina cierra su edición 2024 con un crecimiento del 301% en su facturación