“Estábamos tan abrumados” – .

“Estábamos tan abrumados” – .
“Estábamos tan abrumados” – .

El bajista de Metallica habla de cómo llegó a la mejor banda de metal de todos los tiempos. Robert Trujillo cuenta cómo fueron los primeros días.

Roberto Trujillobajista de metalicacompartió recuerdos de sus primeros conciertos con la banda en una entrevista reciente con Nikki Blakk desde 107.7 El Hueso. Estos primeros momentos fueron durante las presentaciones especiales de mayo de 2003 en el llenar más de San Francisco, que coincidió con el lanzamiento del disco «St. Anger” y presentó a Trujillo a los fanáticos antes de la gira.

«Lo que más recuerdo de aquella época de 2003 era no saber cuál iba a ser el setlist de cada noche. Fue realmente un poco flojo. Y no sé si fue a propósito o simplemente estábamos tan abrumados o Lars Ulrich Estaba tan abrumado que no podía decirme exactamente qué íbamos a jugar. Entonces estaba aprendiendo canciones como ‘Phantom Lord’ en ese momento. Y hacía mucho tiempo que no tocaban ‘Phantom Lord’. “Así que había toda esta energía a mi alrededor y mi cabeza daba vueltas con la presión del show, la presión de ser el nuevo bajista, pero también la presión de tener que armar una canción más temprano en la tarde del día que íbamos. para jugarlo”. Trujillo explicó.

Adaptación a Metallica

Trujillo continuó describiendo cómo se adaptó a las exigencias del grupo, aprendiendo a manejar la presión y asegurándose de estar preparado para cualquier eventualidad. «Las canciones de metalica Son desafiantes, pero creo que en esa misma época estábamos jugando [en la legendaria] Prisión de San Quintín. Así que sucedieron muchas cosas al mismo tiempo. Y fue como, ‘Bienvenido a tu nueva existencia’. Sólo tienes que aprender, adaptarte y hacer lo mejor que puedas, y ese fue el caso en esa exposición en Fillmore. Empecé a trabajar, y cuando me puse al día un par de años después, pensé: ‘Voy a hacer todo lo que pueda para aprender canciones que ni siquiera estamos tocando y que ni siquiera están en el radar’. Voy a aprender ‘Orión’. Voy a aprender ‘Dyers Eve’.’ Fue como si no me gusta estar al borde de mi asiento, tener que aprender canciones todo el día o algo así. Entonces encontré una manera de ponerme al día”.

¿Cómo fue la audición de Robert Trujillo con Metallica?

Hace ocho años, Robert habló en el podcast “WTF With Marc Maron” sobre su audición de 2003 para reemplazar al bajista de Metallica Jason Newsted, como se captura en el documental de 2004 de la banda “Some Kind Of Monster”. Dijo: “Fue un día muy surrealista para mí. Pero cuando consigues un trabajo así, es tan… extraño. Realmente, extraña es la palabra. Porque recuerdo haber ido allí. He llegado tarde. “En aquel entonces siempre llegaba tarde”.

Continuó: “Les contaré una breve historia sobre la audición. Básicamente, fue una audición de dos días. El primer día de la audición estuve allí principalmente como observador. [El productor] Bob Rock estaba allí. El bajo [para el álbum ‘St. Anger’ de Metallica] ya había sido registrado; Bob Rock grabó el bajo. Así que simplemente estaba dando vueltas. Y Lars y James [Hetfield, guitarrista/vocalista de Metallica] y kirk [Hammett, guitarrista de Metallica] Viven en este tipo de burbuja. Simplemente dijeron: ‘Sí, siéntete como en casa’. Relájate.’ Y yo estaba allí dando vueltas por este gran complejo en el norte del Área de la Bahía. Y estaba un poco perdido, porque nadie se estaba comunicando realmente conmigo y yo simplemente estaba allí. Y bueno. Entonces dijeron ‘Ven al control’, y yo estaba allí. Estaban grabando pistas. Llegan las once de la noche, y Lars… Estamos en el aparcamiento. Fuimos los últimos en salir. Y Lars dice: ‘Oye, hombre, vamos a tomar una copa’. Vamos a tomar una copa. Entonces dije: ‘Está bien’. Y fuimos al primer bar, tomamos un par de cócteles, fuimos al segundo bar, tomamos algunos más, fuimos al tercer bar. Luego terminamos en su casa tomando más cócteles. Para entonces ya eran las cinco de la mañana. Ni siquiera podía conducir hasta donde se alojaba; fue imposible. Y hasta él dijo: ‘Toma, pasa la noche en mi habitación de invitados’. Entonces, a las nueve de la mañana, cuatro horas más tarde, estaba en la cinta, este tipo, y era como si ya no me conociera. Ya estaba sobrio. Y él estaba en la cinta de correr. Y tenía un dolor de cabeza horrible. Y luego dice: ‘Está bien. Vamos. Vayamos al estudio.’ Y yo estaba detrás de él. Ni siquiera podía mantener los ojos abiertos. Llegué al estudio”.

Continuó diciendo: “Esto fue cuando [los miembros de Metallica] Estaban pasando por este tipo de terapia, con este tipo, Phil Towle, que era… ¿cómo lo llamas? Una especie de motivación que, en ese momento, supongo que fue bueno para la banda, pero yo no estaba acostumbrado a eso. Aquí estoy con un tremendo dolor de cabeza. James acaba de pasar por toda esta situación en la que él, por supuesto, está sobrio y la última persona que quiere ver cerca de su banda es un mexicano borracho. Ése sería yo. Así que estoy sentado a la mesa y tengo el peor dolor de cabeza, tengo resaca total. Y yo estaba pensando: ‘Lars me metió en esto, para ver si podía seguirle el ritmo’. Fue una prueba. Es un vikingo, de verdad. Él iba al baño. Me echaba agua en la cara, me abofeteaba y pensaba: ‘Espera’. Sostener.’ Porque realmente quería decir: ‘No puedo hacer esto ahora, muchachos’. No me siento bien. Realmente no puedo hacer esto’”.

Trujillo agregó: «Yo aguanté. Conocía al técnico, al técnico del bajo, desde la época en que Suicidal Tendencies estaba de gira con metalica, que estaría en 1993 en el ‘Álbum Negro’. Entonces, Zach Harmon, que sigue siendo mi técnico de bajos. No tenía bajo, así que dije: ‘Consigamos un bajo’. Elijamos la configuración del amplificador.’ Así que usé eso como una manera de salir de esa situación de resaca”.

Aunque no estaba en condiciones de actuar al nivel habitual, la audición fue un éxito notable. “Jugamos ‘Battery’ y creo que eso me ayudó a no estar nerviosa”, recordó. “Y eso es lo que ves en la película, y todos parecen pensar que fue bastante buena. Pero aparte de eso, tenía muerte cerebral. Si podía jugar, estaba bien. Pero en comunicación con Hetfield, porque él se acercaba a mí y me hacía preguntas, y yo le daba respuestas realmente estúpidas, porque él literalmente no estaba allí en absoluto.

Y añadió: “Cuando veo ‘Some Kind Of Monster’, me veo usando esta camiseta marrón de Armani, que nunca tendría en mi vida. ¿Sabes por qué? Porque no es mío. Es de Lars. “Su esposa en ese momento, Skylar, me dio esa camiseta, porque la que ella llevaba probablemente era bastante original”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Kerry King dice que “Slayer no volverá a hacer un nuevo álbum ni gira” a pesar de su reencuentro tras la despedida
NEXT Universidad chilena gana prestigioso premio en la mayor feria internacional de música clásica – .