El poder de romper estereotipos – .

Es pequeña, delgada y tímida. Odia ser el centro de atención, por eso corre por las salas del gimnasio de forma sigilosa y rápida. Evita las posturas y posar frente a la cámara genera algunos recelos. Pero toda esa aura íntima se rompe cuando los álbumes Se golpean alrededor de la barra. Se prepara para levantar más de ciento cuarenta kilos en peso muerto, terminando ese silencio casi ceremonial con los gemidos de un esfuerzo que le valió la medalla de plata en el último campeonato de España. Ella es Elena del Pueyo, una joven riojana de apenas 21 años, que ha encontrado su razón de ser en el powerlifting, rompiendo muchos de los estereotipos que la han mantenido, así como al resto de mujeres, alejadas de esto. tipo de deporte durante décadas.

El powerlifting es un deporte de fuerza que consiste en levantar el mayor peso posible en una sola repetición utilizando tres ejercicios diferentes: peso muerto, sentadilla y press de banca. Se puede confundir con el levantamiento de pesas, ya que comparte materiales y tiene movimientos similares, pero existen diferencias técnicas que las convierten en disciplinas independientes. Y es que, mientras en el powerlifting se realizan los tres ejercicios antes mencionados, en la halterofilia se realizan dos arranques y dos brazadas, en los que se eleva la barra por encima de la cabeza. En el primero prevalece la fuerza bruta; en el segundo, coordinación y equilibrio.

A pesar de ser un deporte que avanza a pasos agigantados a nivel mundial, La Rioja se encuentra atrasada en la promoción y representación del powerlifting al no contar con ningún club donde entrenar la disciplina dentro de su territorio. Es más, Elena no lo conocía dentro de su comunidad natal sino que tuvo que venir a Santander para empezar a practicarlo, hace dos años y medio, coincidiendo con el inicio de sus estudios en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (Cafyd). «Siempre he sido una persona muy deportista, por eso decidí apuntarme al gimnasio, con un amigo, cuando llegué a la ciudad. Éramos las típicas chicas que entrenábamos en las máquinas mientras veíamos la ‘parte negra’, donde la gente se dedicaba a levantar pesas”, recuerda la riojana. Ambos miraron con recelo, pero también con curiosidad, la zona reservada para levantar mancuernas hasta que encontraron a un grupo de chicos con los que se adentraron en el mundo del powerlifting. Desde entonces no ha vuelto a salir de esto.

“Todo era muy nuevo al principio”, explica Elena mientras cuenta las muchas inseguridades que pudo haber tenido la primera vez que levantó tanto peso. “Ya ves que no podrás con tanto, yo también soy muy pequeño, pero este deporte agradece mucho ver resultados pronto”. Sorprende, cuanto menos, ver cómo una mujer joven, de apenas 51 kilos y poco más de 1,55 metros de altura, puede levantar más de 300 kilos si sumamos sus marcas en los tres movimientos que componen este deporte: “la más que he hecho jamás”. Cuando lo levanto en sentadilla son 122,5 kilos, en peso muerto son 145, y en press de banca he llegado a los 65 kilos.

La deportista riojana, que está federada y compite en el club Powerlifting Cantabria, se siente orgullosa de practicar esta disciplina, a pesar de tener que explicar cómo funciona cada vez que se la preguntan. Su familia fue una de las primeras en adentrarse en este deporte: «Cuando llegué a casa y dije que estaba practicando powerlifting me dijeron, ¿potencia qué? “Fue muy divertido ver las caras de todos”. “Ahora son los primeros que me siguen en todas las competiciones, aunque tengo que decir que todavía les impacta verme levantar tres veces mi peso”, comenta Elena entre risas.

Las marcas de la riojana sorprenden, más aún cuando apenas lleva dos años y medio entrenando. Lo hace sola, en un gimnasio de Santander, cinco días a la semana durante dos horas diarias. Practica sus movimientos mientras se graba para enviar los vídeos a su entrenador, Cristian Serna, quien la corrige electrónicamente. “Tenemos que controlar mucho la técnica ya que con las pesas que levantamos podemos lesionarnos muy fácilmente si no hacemos las cosas bien”, afirma Elena.

A pesar de su corta pero intensa trayectoria en el powerlifting, la deportista riojana ha podido vivir grandes cambios físicos y mentales gracias a esta disciplina. Había jugado al baloncesto durante su infancia y adolescencia en Logroño, pasando, de la noche a la mañana, de practicar un deporte de equipo a estar sola en el gimnasio. “Para mí fue lo más difícil porque los logros son sólo tuyos”, dice Elena. Sin embargo, el levantamiento de pesas le ha dado una sensación de superación personal y disciplina personal.

En cuanto al físico, ha ganado peso dada la hipertrofia propia de este tipo de disciplinas. «Entré a la universidad después del Covid pesando 47 kilos y ahora estoy cerca de los 51; “Mi madre sigue diciéndome que tengo la espalda demasiado grande pero luzco genial”, comenta Elena entre risas.

La proyección de la riojana es superlativa ya que ha subido al podio en las tres competiciones en las que, hasta el momento, ha participado. “Mi primera competencia fue un AEP-3 (iniciación) y quedé primero en la general”, dice el atleta, y agrega que ese fue el momento en el que “vi que tenía potencial para sacar notas”. Seis meses después participó en la AEP-2 (regional Noroeste), en Santander, donde volvió a conquistar el oro, aunque esta vez en su categoría. Por último, y la más cercana en el tiempo, Elena viajó a Lugo para traer a La Rioja tres medallas de plata: en la categoría de menos de 52 kg, en peso muerto y en sentadilla.

Elena del Pueyo no quiere conformarse con ser una de las mejores del país pero ya mira de reojo a deportistas de fuera de nuestras fronteras. “Estamos buscando poder clasificar a un evento internacional, como un Mundial, que por el peso total podría entrar”, añade. Ese es su objetivo a corto plazo. Mientras tanto, la riojana seguirá poniendo su granito de arena para defender que las mujeres también pueden destacar por su fuerza, así como por dar a conocer un deporte desconocido en España, pero en auge en el resto del mundo.

 
For Latest Updates Follow us on Google News