¿Cómo sería el país si gana Nicolás Maduro o Edmundo Gónzalez? – .

¿Cómo sería el país si gana Nicolás Maduro o Edmundo Gónzalez? – .
¿Cómo sería el país si gana Nicolás Maduro o Edmundo Gónzalez? – .

El ambiente parece tranquilo en Venezuela. Curiosamente, el clima de confrontación no parece ser protagonista en estos momentos. Y sería bueno que no faltaran poco más de 80 días para las elecciones presidenciales en las que está en juego la continuidad del chavismo y lograr en cinco años tres décadas en el poder, o por el contrario, una victoria de la oposición.

(Lea también: 10.085 asesinatos en 10 años de Maduro: ‘Es la mayor violación a los derechos humanos en Venezuela’)

En el elecciones presidenciales el 28 de julio en Venezuela Está en juego no sólo el futuro de Venezuela sino el de la regiónque ha recibido una ola de inmigrantes sin precedentes.

Solo en Colombia hay 2.875.743 venezolanos, según datos de la Plataforma de Coordinación Interinstitucional para Refugiados y Migrantes de Venezuela. De ahí que todas las miradas estén puestas en su evolución.

De momento, hay tres escenarios posibles: que el chavismo gane las elecciones, que gane la oposición o, una tercera opción, que se suspendan las elecciones..

“Si hay elecciones es porque hay negociación”, dijo una fuente opositora cercana a los procesos de diálogo. Y esto tiene que ver con una razón importante y es la baja popularidad del chavismo frente al candidato opositor que cuenta con el apoyo de María Corina Machado, la adversaria más peligrosa del presidente y candidato Nicolás Maduro.

(Lea también: Venezuela: Edmundo González le ganaría a Nicolás Maduro por 21 puntos en las elecciones presidenciales, según encuesta)

¿Por qué se habla de una negociación para llegar a elecciones?

Según Félix Seijas, director del Instituto Delphos, especializado en estudios de opinión, el voto opositor alcanza en este momento el 50 por ciento, que sería para Edmundo González, el diplomático de 74 años registrado por la Mesa de la Unidad Democrática.

Además, Nicolás Maduro tiene un 20 por ciento de intención de voto, que de vencer al llamado “chavismo blando”, podría ascender al 30 por ciento, pero con mucho esfuerzo, explica Seijas.

En esta cifra llama la atención que Maduro ha ido incrementando su popularidad, que pasó de estar entre 10 y 15 por ciento, a ubicarse hoy en 20 por ciento.

Incluso, según varias encuestas, durante la sensación de recuperación económica entre 2022 y 2023, la popularidad del presidente alcanzó el 25 por ciento, y esto está vinculado, asegura Seijas, a que el principal motor de los venezolanos es tener seguridad económica y Hay menos interés en temas asociados con la democracia y la libertad.

Sin embargo, estos números no son suficientes para que Maduro sea reelegido. “Si hay elección es porque hubo negociación”, repite a EL TIEMPO una fuente ligada a los diálogos entre Gobierno y oposición.

Esto quiere decir que “la salida de Maduro se negociaría dándole garantías”, insistió.

Maduro camina en Caracas con trabajadores.

Foto:AFP

¿Eso significa que si no hay negociación no hay elecciones?

Tanto la oposición como el chavismo han moderado sus discursos. Menos insultos de ambas partes pero eso no garantiza nada.

El chavismo no se va a atrever a ir a unas elecciones en las que pierde. Dos escenarios posibles serían la suspensión de las elecciones y, por el otro, la inhabilitación de la tarjeta de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), lo que obligaría a la oposición a presentarse nuevamente para mantener la unidad.

En ese caso, tendrían que apoyar a un nuevo candidato que esté registrado o no participe. Nada está claro todavía.

¿Qué pasa si Nicolás Maduro gana las elecciones en Venezuela?

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

Foto:EFE/MIGUEL GUTIÉRREZ

Para el analista y politólogo Carlos Zambrano, Una estrategia que Maduro podría utilizar para garantizar su victoria es debilitar a la MUD y dividir los votos entre los nueve candidatos registrados que dicen ser de la oposición.

“Eso podría dividir casi el 85 por ciento de rechazo que tiene el gobierno, creando las condiciones para que el PSUV tenga un techo electoral cercano a los 5.000.000 de votos”.

De ganar Maduro, “es de esperar un escenario de incertidumbre económica pero que debido a la demanda internacional de crudo podría verse eclipsado y así ver una ligera mejora de la economía con la reintegración del mercado venezolano”, afirma Zambrano.

Para el analista, esto vendría acompañado de meses de inestabilidad política, sobre todo dependiendo de cómo lo maneje la oposición.

¿Qué pasa si gana el oponente Edmundo González Urrutia?

Edmundo González.

Foto:X: @EdmundoGU

Si lo que predicen las encuestas de opinión se cumple, La victoria de Edmundo González Urrutia sería inminente. Sin embargo, las perspectivas antes de asumir el poder el 10 de enero de 2025 son considerablemente frágiles.

“Esto implica un nivel de negociación política que permita estabilidad durante el primer año de gestión frente a un régimen de Maduro que controla el resto de los poderes públicos y con la posibilidad de hacer reformas considerables antes de asumir para mantener atada a la nueva administración. . ”, explica Zambrano.

Pero también sería un golpe para los venezolanos, que si bien quieren un cambio, estarían aplicando medidas económicas -solo por citar ese aspecto- que serían duras y que “hay que tomarlas con mucha cautela, ya que 15 días de gobierno no pasar cuando el madurismo está convocando a movilizaciones contra el poder”.

María Corina Machado y Edmundo González.

Foto:AFP

¿Qué desafíos tiene una posible transición de poder en Venezuela?

Si gana la oposición, vendría un proceso de transición difícil y complejo, no sólo en el país sino en el ámbito internacional.

Al menos eso cree el politólogo Daniel Arias. “Uno de los problemas más delicados de una transición política en Venezuela, que nadie quiere discutir públicamente, es su papel en las relaciones internacionales”.

(Lea también: Venezuela vivió una década oscura para los derechos humanos bajo el mandato de Nicolás Maduro, según informe)

Arias agrega que incluso hay que discutir desde el diario petrolero que parte hacia Cuba, hasta el pago de deudas contraídas con la Federación de Rusia y la República Popular China, además de la lista de organizaciones de todo tipo, figuras públicas y activistas políticos residentes en el extranjero, apoyados económicamente desde Caracas, lo que podría ser un desastre para muchos partidos políticos de otros países de América Latina y el Caribe, África, Asia y Europa.

ANA MARÍA RODRÍGUEZ BRAZÓN – CORRESPONSAL DE EL TIEMPO – CARACAS

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El centro de EE. UU. enfrenta una amenaza climática severa días después de que tormentas destructivas azotaran Houston
NEXT Boric emprenderá segunda gira oficial por Europa