La Unión Europea garantiza un aumento del suministro de gas desde Azerbaiyán para reducir la dependencia de Rusia. – .

La Unión Europea garantiza un aumento del suministro de gas desde Azerbaiyán para reducir la dependencia de Rusia. – .
La Unión Europea garantiza un aumento del suministro de gas desde Azerbaiyán para reducir la dependencia de Rusia. – .

En toda Eurasia está cobrando impulso un reajuste de los acuerdos de suministro de gas natural. Rusia, que ha visto disminuir sus exportaciones de gas a Europa desde el inicio de la guerra entre Rusia y Ucrania, ahora pretende ampliar los suministros a Asia Central. Mientras tanto, Azerbaiyán avanza en la sustitución del gas ruso para satisfacer las necesidades de la Unión Europea.

El ataque no provocado de Rusia a Ucrania llevó a los estados de la UE a reducir su dependencia del gas ruso. Las exportaciones de Moscú a Europa cayeron de 155 mil millones de metros cúbicos (bcm) en 2021, el año anterior a la invasión, a solo 43 bcm el año pasado.

Hasta ahora, los miembros de la UE han compensado el declive ruso mediante una combinación de importación de mayores volúmenes de GNL por barco y aumento de la generación de energía a partir de otras fuentes de energía. Además, Bruselas aseguró una acuerdo con Azerbaiyán para duplicar las exportaciones de gas azerbaiyano a Europa hasta al menos 20 bcm al año para 2027.

Los planes de expansión de las exportaciones de Azerbaiyán finalmente parecen estar dando frutos, ya que Bakú ha firmado recientemente acuerdos para transportar gas desde Turkmenistán a Europa y concluyó nuevos acuerdos para ampliar las conexiones con los estados de Europa central y sudoriental.

Quizás el acontecimiento más significativo sea la decisión de una entidad estatal húngara, MVM, adquirir una participación del 5 por ciento en el gigantesco campo de gas Shah Deniz de Azerbaiyán, una medida anunciada durante la semana energética de Bakú a principios de junio. MVM ya tiene dos acuerdos para importar gas azerí.

Ahora, con una participación en Shah Deniz, MVM se convierte en el único accionista que también compra gas del campo, creando un vínculo importante entre el productor y los consumidores. Al aumentar su dependencia de las importaciones de gas azerbaiyano, Hungría también está indicando un distanciamiento de Rusia. Budapest ha dependido durante mucho tiempo de Rusia como su principal fuente de gas, ya que el gobierno de Viktor Orbán se ha resistido a imponer sanciones de la UE al Kremlin.

También es significativo el acuerdo por el cual Azerbaiyán alcanzó un acuerdo con Albania para suministrar 200 millones de metros cúbicos (mcm) de gas por año a partir de 2026. El gas llegará a través del Gasoducto Transadriático (TAP), que actualmente tiene una capacidad de alrededor de 10 bcm/año pero necesita una expansión significativa para cumplir con los crecientes compromisos de exportación de Bakú a los estados europeos.

Hasta la fecha, los propietarios del gasoducto, entre los que se encuentra Azerbaiyán, sólo se han comprometido a añadir 1,2 bcm adicionales de capacidad anualmente, quejándose de que no pueden invertir las enormes sumas necesarias sin obtener compromisos previos de los compradores europeos de gas para adquirir volúmenes adicionales. La cantidad que se suministrará a Albania puede ser comparativamente pequeña, pero marca un paso hacia la plena implementación del plan de expansión del TAP.

Otra iniciativa para facilitar las entregas de gas azerbaiyano, denominada “Corredor Vertical”, avanza a un ritmo más rápido de lo esperado. El corredor implica la expansión de una red de gasoductos en el sureste de Europa, con Bulgaria sirviendo como centro que conecta Grecia, Moldavia, Rumania, Turquía y Ucrania.

El 6 de junio Bulgaria firmó los dos primeros contratos de construcción para ampliar su tramo del corredor previsto. Se espera que se tomen medidas para ampliar otras secciones a finales de este año y principios del próximo.

Mientras tanto, Rusia está tratando de compensar la pérdida de cuota de mercado en Europa suministrando gas a Asia Central. El 7 de junio, en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo, el gigante energético estatal ruso Gazprom firmaron nuevos acuerdos de suministro con Kirguistán y Kazajstán, y mantuvo conversaciones con Uzbekistán sobre futuros planes de suministro de gas.

El acuerdo con Kirguistán prevé que la filial de Gazprom, Gazprom Kirguistán, reciba gas ruso durante 15 años, a partir de 2025. Gazprom Kirguistán, a su vez, ha firmado acuerdos para suministrar gas a JSC Electrical Stations, el mayor proveedor de energía y calefacción del país. Kirguistán, y con Bishkekteploenergo, la empresa municipal de calefacción de la capital kirguisa. Los detalles de los contratos, incluidos los volúmenes y precios de compra, no fueron revelados de inmediato.

Para facilitar las entregas a Kirguistán, Gazprom firmó un acuerdo con su filial kazaja, NC Qazaqgaz, a través de la cual Gazprom ampliará su red de gasoductos existente en Kazajstán. La expansión también daría cabida a mayores exportaciones de gas a Uzbekistán, que alguna vez fue un exportador de gas pero ahora se ha convertido en un importador neto. En 2023, Tashkent firmó un acuerdo de dos años para importar gas ruso y el suministro comenzará en octubre pasado.

Las exportaciones actuales y futuras de gas ruso a Uzbekistán fueron el tema de debate el 7 de junio en el que participaron el director general de Gazprom, Alexei Miller, el viceprimer ministro de Uzbekistán, Jamshid Khodjaev, y el ministro de Energía. Jurabek Mirzamakhmudov. Dado el aumento de la demanda de gas de Uzbekistán, se espera ampliamente que se amplíe el acuerdo de suministro de Rusia.

Por David O’Byrne vía Eurasianet.org

Más lecturas principales de Oilprice.com:

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT ¿Quién es Luciano Cabral, refuerzo del Club León que fue condenado por homicidio? – .