“En el 2100 el petróleo y el gas seguirán estando en la matriz energética” – .

“En el 2100 el petróleo y el gas seguirán estando en la matriz energética” – .
“En el 2100 el petróleo y el gas seguirán estando en la matriz energética” – .

El presidente de Repsol augura una “vida muy larga” para la mayoría de los hidrocarburos y critica que Europa tenga “objetivos confusos”: “Hay que aplaudir el liderazgo en la reducción de emisiones, pero no a cualquier precio”

El presidente de repsolAntonio Brufau, auguró hoy una “larga vida” a los hidrocarburos, ante el mensaje que intentan transmitir de que la electrificación de la economía pondrá fin a estas fuentes de energía, consideradas las más contaminantes. “En el 2100, en la matriz energética seguirán estando el petróleo y el gas -no el carbón-”, afirmó durante su intervención en el V Foro Internacional EXPANSIÓN.

Brufau Comentó que, lejos de caer, “la demanda de crudo sigue aumentando y la demanda de electricidad cae en España”. Uno de los vectores que debería impulsar el consumo eléctrico a medio plazo y reducir el consumo de combustible es la electrificación del parque de vehículos, dado que el transporte es uno de los sectores donde más emisiones se producen, pero esto todavía no ha sucedido, según el gerente.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, durante la entrevista con Michael Stott (‘Financial Times’). LUIS CAMACHO

Repsol apoya el objetivo de descarbonización en 2050, pero ha sido una de las empresas más críticas en el cómo, es decir, en lo que se considera una imposición por parte de los gobiernos de qué tecnología se debe utilizar y en la velocidad que se debe imprimir para lograr ese objetivo a la mitad de este. siglo.

“No a cambio de todo”

“Desde el Acuerdo de París [de 2015], la única obsesión de Europa es liderar la reducción de emisiones. Hay que aplaudir el liderazgo, pero no a cambio de todo”, criticó.

Brufau cree que ésta podría ser una de las razones que explican la Pérdida de peso de la economía europea. en el mundo. Según los datos facilitados, mientras que en 2010 Europa y Estados Unidos representaban cada uno el 22% del PIB mundial, actualmente el Viejo Continente se ha diluido hasta el 17,5%, pero la primera potencia económica mundial ha consolidado su posición. y ya representa el 25,5%. “Esto no sería preocupante si fuera porque otros como China crecieron del 9% al 17%, sino porque Estados Unidos nos ha quitado siete puntos de diferencia. “Es muy grave”, subrayó.

El presidente de Repsol espera que el nuevo mandato en la Unión Europea tras las elecciones del próximo junio suponga un punto de inflexión que ayude impulsar la competitividad y la productividad de la industria. “Hay señales de que las cosas pueden cambiar”, predijo. “En el nuevo período parece que va a prevalecer el realismo de hablar de competitividad y de brecha global. Vamos a ver que hay otra manera de hacer las cosas sin renunciar al objetivo de descarbonización”, subrayó.

En opinión de Brufau, hay varios problemas que conviene atacar de raíz. uno es el burocracia en Europa, “complicada”, en comparación con Estados Unidos. A esto se suma el falta de una “valoración del resultado económico de las provisiones eso aplica.” “Otro error fundamental”, continuó, “es la dilema energético. “Nos hemos preocupado por la sostenibilidad, pero nada por la seguridad del suministro”.

Recursos propios

Para garantizarlo, primero habría que recurrir a “recursos propios”, por ejemplo, con la producción de hidrocarburos mediante fracturación hidráulica. “¿Por qué prohibimos fracking ¿Y luego importamos ese gas a Europa? Ese concepto mal entendido de que si no emitimos en Europa el planeta está mejor es falso. Es falso“señaló.

Brufau también se refirió a la posibilidad de utilizar combustibles renovables que podrían incorporarse a los motores de combustión interna, que están en proceso de prohibición en Europa. El ejecutivo cree que la discusión debería centrarse en “cómo poder conseguir que un litro de gasolina no emita tanto”. [dióxido de carbono]. De esta manera el planeta será mejor”.

En el debate sobre la descarbonización En Europa hay que tener en cuenta lo que se emite a lo largo del proceso productivo y el creciente grado de dependencia que está experimentando el continente respecto de China.

Antonio Brufau, presidente de Repsol LUIS CAMACHO

Brufau explicó que la segunda potencia económica del planeta genera dos tercios de su electricidad a partir del carbón. “¿Para qué sirve?” se preguntó a sí mismo. “Producir baterías, turbinas eólicas, paneles solares… Todo lo que creemos que es verde no es porque su proceso de producción sea muy intensivo en carbono”, advirtió. “Cuando una acería cierra y se va a China, el producto regresa con un 50% más de emisiones [que si se hubiese manufacturado en Europa]. Tienes que conseguir eso. [la acería] no te vayas“.

“Aún más falso”

También aludió al “intento de cambiar la industria del motor tradicional por la eléctrica porque es bajas emisiones“: “Pero no es bajo en emisiones. Aún más falso. “Estas verdades dogmáticas deberían ser cuestionadas”, afirmó.

Brufau comentó que las “nuevas fronteras de la exploración petrolera” se ubican sobre todo en Asia y Arabia Saudita, pero menos América Latina. “Las empresas occidentales nos vamos a centrar en continuar la actividad, pero no en crecer, sino en mantenernos, y entrar en otras energías, como hace Repsol”, afirmó.

Sobre la posibilidad de hidrógeno Para convertirse en una alternativa de futuro, el presidente de Repsol apuntó que, “si llega, tiene futuro para sustituir al gas natural en procesos industriales”, pero no para la movilidad ligera.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Cuadrillas apagan incendio en casa en construcción de Calistoga
NEXT “Rugby: el ex árbitro Jackson asumirá el cargo de entrenador del Fijian Drua -” .