Actividades de meditación para practicar mindfulness entre padres e hijos – .

Vamos a hablar acerca de Mindfulness – Ejercicios relajantes de meditación familiar guiados tomarse un tiempo para compartir y tener una buena salud mental. Esto es fundamental para la armonía familiar, así que inicia alguna de estas actividades de meditación guiada para practicar mindfulness con tus hijos en un momento de total inspiración.

A continuación te dejamos algunos ejercicios de Mindfulness para que puedas ponerlos en práctica con tus hijos. Nuestras principales recomendaciones son:

  • Elige un lugar cómodo
  • Separa el tiempo específicamente para esto
  • Elimina todo tipo de distracciones (teléfono móvil, tablet, televisión)
  • usar ropa cómoda

Meditación guiada para ayudar a los niños a conciliar el sueño rápidamente

Empieza cerrando los ojos, pon tus manos en tu vientre y respirar. Simplemente respire por su nariz y suéltelo también por ella. Siente cómo tu barriga crece cuando inhalas, cuando tomas aire; y siente cómo se desinfla cuando lo sueltas.

Presta atención al suave recorrido que hace el aire desde que entra en tu cuerpo hasta llegar a tu diafragma, y ​​cómo poco a poco Vuelve atrás por cada una de esas partes y rincones. hasta que salga. ¿Eres capaz de seguirlo? Simplemente inhalas y exhalas… Déjate llevar.

Ahora vas a Presta atención a los sonidos que puedes percibir en tu entorno., en tu habitación, en tu casa o incluso viniendo de la calle. Nada te molesta. Eres un lugar seguro dentro de ti; Simplemente inhalas y exhalas. Y siente tu vientre subir y bajar. Con cada respiración te sientes cada vez más tranquilo.

Presta atención al sonido de los latidos de tu corazón al inhalar y exhalar… ¿suena fuerte o suave? ¿Rápido o lento? Con cada respiración le agradecemos por estar allí. Gracias amor por vencer cada segundo para mí. Inhale y exhale…

Presta atención a los pensamientos en tu mente y obsérvalos.; observarlos. Salúdalos si quieres y déjalos flotar. Ningún pensamiento puede alterarte, son sólo eso, pensamientos. Estás en un lugar seguro dentro de ti, sólo inhalas y exhalas. Y siente tu vientre subir y bajar.

Siente en la palma de tus manos cómo tu vientre sube y baja lenta, placenteramente, con calma, con calma… Da gracias a cada una de las partes de mi cuerpo por estar aquí para mí. Cada uno de ellos crean el espacio que necesito para sentirme seguro y tranquilo.

Cuando veas a tu hijo muy estresado o nervioso, pídele que se siente en un lugar cómodo y tranquilo. Anuncia que vas a hacer una meditación o visualización guiada, muy útil para relajarte. Debes cerrar los ojos y imagina algo que te haga felizalgo que te guste mucho e imagina todos los detalles.

Le pide que se concentre en colores, formas, etc. La visualización debe ser lo más completa y precisa posible para promover la atención total. Dile que se imagine eso tus preocupaciones son como globos y debe hacer clic en ellos uno tras otro, debe hacer explotar todos los globos que lo ponen nervioso.

A continuación, debes seguir pensando en qué te hace tan feliz y Inhale aire por la nariz durante tantos segundos como pueda.. Luego, debes soltarlo por la boca, alargando el movimiento todo lo que puedas. La respiración consciente te permitirá relajarte por completo y poder pensar con mayor claridad.

También puedes imaginar cualquier cosa que te haga feliz: puede ser una flor o algo mucho más complicado como un castillo, otro planeta imaginario, un trozo de chocolate o un maní. Debes dibujarlo en tu mente con todos los detalles que desees.

Cuando dibujas con tu imaginación y con mucha concentración, todas las cosas salen tal y como quieres, así que cuando hayas terminado tu dibujo mental dile a tu hijo: ‘Míralo con mucha atención, quédate mirándolo un ratito’. y logra la tranquilidad que necesitas‘.

Ahora tenemos este ejercicio de atención plena Para niños con Trastorno de Atención y/o Hiperactividad:

¿Te gustan las aventuras? Pues hoy vas a viajar muy lejos sin siquiera salir de casa. ¿Quieres saber cómo? Sólo cierra los ojos y déjate llevar. Coloca tus manos sobre tu vientre y siente tu respiración: toma aire por la nariz y también exhala por ella.

Inhale y exhale. Concéntrate en cómo tu vientre sube cuando inhalas y cómo desciende cuando sueltas. Para preparar el viaje, debes hacer cinco respiraciones. Cuéntalos: uno, dos, tres, cuatro y cinco. Lo importante es que sigas tu propio ritmo de respiración.

Continúa con los ojos cerrados y las manos sobre el vientre; viajemos, presta atención y escucha. Sólo te llevará 10 segundos. Hemos llegado, que viaje tan placentero y tranquilo. Miras a tu alrededor y ves que hace sol. Tus pies están descalzos. Sientes la hierba, es suave y cálida.

El paisaje es realmente hermoso, todo es verde, hay muchos árboles. Son muy altos y llenos de hojas grandes. Te sientes muy tranquiloasí que empiezas a caminar para descubrir qué tesoros te esperan en su interior.

¡Qué lugar tan especial! Luego de esta caminata, llegas a un río y ves que hay una enorme cascada sobre la que sobrevuelan muchas aves. Miras hacia arriba y ves que el sol sigue ahí.calentando tu piel de una forma suave y agradable.

Este lugar es perfecto para descansar.. Así que te tumbas en la cálida hierba, junto al agua, mirando las nubes. Nada te preocupa, allí sientes seguridad y paz. Es tu lugar especial y puedes volver cuando quieras. Inhale y exhale.

Mindfulness para niños con miedo

Prepara un espacio tranquilo, Pon música relajante de fondo. y dile a tu hijo que la sesión de yoga y meditación en casa está por comenzar. Siéntate cómodamente en el cojín con las piernas cruzadas y la espalda recta, cierra los ojos, relaja la mente.

Visualiza que tienes un círculo blanco entre tus cejas.. Ahora respira por la nariz y, al soltarlo, observa cómo ese pequeño círculo se extiende, creando un anillo alrededor de tu cuerpo. Ahora estás sentado dentro de un círculo de luz blanca, ¿te das cuenta? Allí dentro todo está bien, todo está en calma.

Es un espacio seguro en el que los miedos no tienen cabida, la luz blanca te protege y cuida. A continuación, imagina que tienes una bolita roja en la garganta, no duele. Respira, suelta el aire y nota cómo ese color rojo crece hasta rodear tu cuerpo.

Observa cómo esa seguridad que has creado para ti está a tu lado para darte la confianza que necesitas. ¿Has visto que ahora se ha agregado una nueva luz azul? Nacido de tu corazón y Cuando respiras lo que haces es enviarlo por todo tu cuerpo. para sentirte aún más protegido.

Permanece dentro de este espacio todo el tiempo que quieras o necesites. Observa cómo esas luces de colores te cuidan, están a tu lado para brindarte la seguridad y el bienestar que necesitas. Después de unos minutos podrás moverte todo lo que quieras.esos círculos ahora se mueven mientras tú lo haces.

Consejos para niños con ansiedad y estrés

Cuando preguntamos por qué cada vez hay más niños estresados ​​y ansiosos, debemos decir que la ansiedad y el estrés son el mal de nuestro tiempo y no sólo en los niños, sino en los adultos. Todos vivimos bajo mucha presión y En el caso de los niños se traduce en presión escolar.

Aquí tienes 4 consejos que todos los padres deberían poner en práctica con niños que se sienten muy ansiosos o están bajo situaciones de estrés:

  1. Mantén la calma y trabaja con tu respiración. Hay muchos ejercicios de respiración que se pueden hacer con los niños. Por ejemplo, con su peluche favorito pueden tumbarse boca arriba y ponérselo boca abajo para enseñarle a hacer respiración abdominal: hacer que el muñeco se mueva ligeramente con el movimiento del abdomen.
  2. Dígale al niño que no tenga miedo de sentir. Los adultos tienen la responsabilidad de hablar con los niños sobre las emociones complejas. Por ejemplo, enfado, rabia, enfado o tristeza. Hay que demostrarle al niño que está bien sentir, pero que lo que siente está bien.
  3. Nunca digas ‘no pasa nada’. Esta es una de las frases prohibidas para la ansiedad, es mejor pensar qué frases el niño sí quiere escuchar y se trata de hacer un trabajo muy concienzudo para legitimar la emoción del niño y no ‘barrer’ debajo de la alfombra lo que siente.
  4. Evite la anestesia emocional. Nunca digas que los sentimientos están mal y digas ‘cubrámoslo’ porque al final el mensaje es ‘como adulto no sé qué hacer con toda esta emoción, así que ocultémosla de alguna manera’. Fingir que no pasa nada es el mayor peligro, así que nunca lo hagas.

Puedes leer más artículos similares a Mindfulness – Ejercicios relajantes de meditación familiar guiadosen la categoría de Conducta de Guiainfantil.com.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Los 5 ejercicios sencillos que ayudan a mejorar la circulación en las piernas
NEXT ¿Quiénes son Paramore, el grupo telonero de Taylor Swift en sus conciertos en Madrid? – .