Se estrena en Rosario documental sobre el emblemático caso Vicentin

Se estrena en Rosario documental sobre el emblemático caso Vicentin
Se estrena en Rosario documental sobre el emblemático caso Vicentin

“Aguirre, date la vuelta con la carga porque corre el rumor de que Vicentin quebró, ¡loco! Así que vengan porque no les van a pagar”. Este comentario entre un productor agrícola y un transportista es el punto de partida y una suerte de síntesis de lo que el realizador audiovisual intenta reflejar. Andrés Cedrón sobre el caso Vicentin, una maniobra fraudulenta en medio de una quiebra y una fallida nacionalización de la planta por parte del gobierno de Alberto Fernández. El documental se titula “Hombres de negocios. El caso Vicentín” y se estrenará este jueves 20 de junio, a las 18 y 20.30 horas, en el cine Cairo.

“Nos parecía imprescindible que se estrenara en Rosario, por todo lo que generó esta causa y en pos de ese espíritu federal que tanto buscamos”, destacó el cineasta neuquino formado en la Universidad de Buenos Aires (UBA), autor de “Las Caracas”, “Se va a termina” y “Coronados de Gloria”, entre otros proyectos audiovisuales. También insistió en no caer en una visión política del documental, sino observarlo como “un trabajador más que persigue ese deseo de soberanía popular de los recursos”.

Vicentin: entre el saqueo y las riquezas de Argentina

“Siempre me llamó la atención lo poco “Hablamos de generación de riqueza y de un nuevo expolio de los recursos propios y de la población”, comenta Cedrón en declaraciones a La capital respecto a la película, que se estrena precisamente el Día de la Bandera, sobre la trama aún inconclusa detrás del caso Vicentin, una de las agroexportadoras más importantes del país surgida en Avellaneda (Reconquista) y que pasó de tener un activo de US$ 630 millones para mostrar una pérdida de capital de US$ 1.328 millones, de los cuales, hasta el día de hoy, nadie ofrece respuestas sobre su destino, ya que la actividad y producción de la planta indicaban lo contrario, según los testimonios descritos en el documental.

A lo largo de una hora y 40 minutos, la película repasa los inicios de lo que comenzó como un almacén de abarrotes de dos hermanos italianos que llegaron a monopolizar toda la región a través de la producción de algodón. incluso en una zona dominada por La Forestal, y luego migró al oligopolio sojero en crecimiento sin parar.

>> Leer más: Vicentin: procesan a ex directivos por defraudar al fisco

“Siempre estuve muy interesado en todo lo que pasaba en la vía fluvial.por eso me llamó la atención el estrés financiero que acusó Vicentin”, dice Cedrón, quien afirma que desde “El minuto cero de (aquel) 5 de diciembre de 2019 fue comprometido con la causa, sumado a “la soberanía alimentaria”.» que fue impulsado por el gobierno de Alberto Fernández.

“Por eso pivoté tres variables: qué pasa con el río Paraná, “el campo argentino para los argentinos, y el comercio exterior y el mundo”“, Dice el director que, como varios especialistas en la materia, todavía se pregunta cómo la empresa pasó de celebrar su 90 aniversario un viernes por la noche a declarar estrés financiero el lunes siguiente.

Así, casi dos años después, en enero de 2024, se clausuró la asamblea que incluyó una profunda investigación de campo y tiroteos en las plantas de Vicentin, los Tribunales de Rosario y la Legislatura de Santa Fe donde se realizó una audiencia pública.

El caso Vicentin: un viaje para conocer la verdad

rodaje documental vicentin.jpg

Parte del rodaje en los alrededores de la planta de Avellaneda, en el norte de Santa Fe.

Cortesía Andrés Cedrón

“Nos basamos mucho en el expediente del concurso y en el trabajo que hicieron los observadores, defendiendo a los trabajadores, por eso tratamos de que sea un documental informativo para que no se señale como ideológico, sino con una carga clasista muy fuerte desde los vínculos sociales entre lo económico, lo político y lo judicial”, afirma Cedrón.

Cedrón prefiere quedarse con ese recorrido que cuenta a través de su documental en el que intentó bajar al nivel del espectador cuáles son los mecanismos de evasión y fuga de capitales en la Argentina.

>> Leer más: Vicentin: un tribunal de Reconquista aprobó el acuerdo de quiebra y pidió levantar medidas cautelares

“La idea es conocer quiénes son los actores y desmitificar que somos grandes productores de alimentos para la población y todo tipo de mitos que el poder económico se encarga de expandir. Por eso este viaje de conocer la verdad con una cuestión de clase, como un trabajador más, para que de una vez por todas nos quitemos ese velo que nos identifica con una potencia económica que es extranjera y no invierte en el país; los productores son rehenes de las multinacionales”, consideró el realizador audiovisual.

Durante el rodaje, Cedrón recorrió las plantas de los puertos privados a lo largo de las costas y en los accesos, y quedó sorprendido por su magnitud y la tecnología propia del primer mundo. “Por eso creo que es revelador mostrar la cantidad y calidad de esas plantas”, afirma.

 
For Latest Updates Follow us on Google News