Negociaciones estancadas por diferencias en reforma laboral y capítulo de tabaco

Negociaciones estancadas por diferencias en reforma laboral y capítulo de tabaco
Negociaciones estancadas por diferencias en reforma laboral y capítulo de tabaco

Las negociaciones sobre la “ley básica” inesperadamente se estancaron en la Cámara de Diputados. Cuando el diálogo parecía haber tomado rumbo y El oficialismo esperaba abrir el debate en comisiones este juevesEl panorama se vio ensombrecido por diferencias en dos capítulos: el laboral, recién incorporado al proyecto, y el tabacalero, atravesado por un fuerte lobby empresarial.

En las reuniones que se desarrollan en el despacho de Martín Menem con el subjefe de Gabinete, José Rolandi, por parte de la Casa Rosada, Rodrigo De Loredo y otros enviados radicales endurecieron su postura a favor de la reforma laboral. “La ley no pasa si no llega la reforma laboral”, fue el mensaje que le trasladaron al titular de la Cámara.

La advertencia, que otros bloques consideraron “exagerada”, llegó antes las denuncias del titular de Hacemos la Coalición Federal, Miguel Pichettoquien este miércoles insistió en centrar la discusión en tres puntos (multas por trabajo no registrado, la caja de cesantías y la ampliación del período de prueba), y dejar el resto para una ley aparte.

Pichetto está molesto porque el Ejecutivo incorporó el capítulo laboral a última hora del domingo y tomó más aspectos del DNU de Milei que sugerencias de la oposición.

Sin embargo, el radicalismo cree que la reforma laboral es el corazón de la “ley base” y hay puntos en los que se niegan a ceder, como la eliminación de los aportes solidarios a los sindicatos, un tema que el Gobierno no quiso incorporar y significa una foco de conflicto en torno a la votación en particular.

Los radicales salieron del despacho de Menem molestos por los obstáculos en el capítulo laboral, aunque no descartan alcanzar un acuerdo en lo que resta de la jornada. Si hay consenso en un punto intermedio, podría haber “humo blanco”.

En tanto, los diputados del PRO Cristian Ritondo, Diego Santilli y Silvana Giudici también salieron molestos del despacho de Menem. Atribuyeron el enojo a los obstáculos en la reforma laboral, pero otras versiones lo vinculan a la discusión tributaria al sector tabacalero, tema que aparecía en la versión original del proyecto y ahora fue eliminado.

Lo que se busca es que todas las tabacaleras paguen los mismos impuestos, ya que actualmente Tabacalera Sarandí paga menos impuestos que sus competidores gracias a una serie de amparos judiciales contra el impuesto mínimo interno, lo que resulta en competencia desleal.

A diferencia del PRO, los bloques de diálogo restantes (la UCR, Hacemos la Coalición Federal y la Innovación Federal) cedieron en pos de incorporar ese capítulo y pudieron ganar la votación en el recinto.

En ese escenario, el oficialismo retrasa la convocatoria a las comisiones para debatir este jueves la “ley base” y el paquete fiscal, con el fin de firmar el dictamen y dejar listo el tratamiento para la sede. En cualquier caso, el plan de reunirse lunes y martes, hasta el momento, se mantiene.

“En este punto tenemos que ir a lo posible, no a lo ideal. Este paciente es demasiado delicado para añadir cosas”, advirtió a este medio un experimentado diputado de la oposición dialogante, que viene advirtiendo en privado sobre el peligro de añadir cada vez más artículos.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Nancy Morejón ofrece un adelanto de sus memorias en EE.UU. (+Fotos) – .
NEXT Cuenta DNI lanzó DESCUENTO SORPRESA de $15,000 para el 15 y 16 de mayo de 2024 – .