El riesgo de atropello se duplica en los coches eléctricos o híbridos respecto a los de gasolina o diésel

Los peatones tienen el doble de probabilidades de ser atropellados por coches eléctricos o híbridos que por coches de gasolina o diésel, especialmente en entornos urbanos, probablemente porque son silenciosos y pasan más desapercibidos o por el tipo de conductor que conduce.

Un estudio sobre el número de accidentes de peatones en Gran Bretaña entre 2013 y 2017, publicado en Revista de epidemiología y salud comunitariaConcluye que el riesgo de atropello era dos veces mayor para los vehículos eléctricos e híbridos que para los de gasolina y diésel.

Los planes para eliminar progresivamente los vehículos con motor de combustión interna propulsados ​​por combustibles fósiles y sustituirlos por vehículos eléctricos e híbridos representan un paso histórico para reducir el contaminación atmosférica y abordar el emergencia climática.

Pero todos los cambios también conllevan nuevos riesgos: existe la preocupación de que coches eléctricos ser más peligroso para los peatones porque son más silencioso. Para tener datos que disipen o confirmen estos temores, los investigadores investigaron y compararon los riesgos de lesiones a los peatones causados ​​por coches eléctricos y de combustión en entornos urbanos y rurales.

Para ello, realizaron un estudio transversal de peatones heridos por coches o taxis en Gran Bretaña, según explican en el estudio, coordinado por Phil J. Edwards, de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, en el Reino Unido.

Para investigar los efectos modificadores de los entornos donde ocurrieron los accidentes, estimaron las tasas de víctimas por cada 100 millones de millas recorridas en vehículos eléctricos y convencionales mediante el análisis de variables matemáticas y estadísticas de la Modelo de regresión de Poissonque permite establecer la relación entre una variable respuesta y una o más variables explicativas.

Muchas veces en el mundo real, una vez conocidas las variables que explican una situación, no se puede predecir con precisión la variable de respuesta. Los modelos de regresión matemática permiten aproximar la variable respuesta realizando cálculos matemáticos a partir de las variables explicativas con un determinado error.

Siguiendo esta metodología, los investigadores vieron que durante el periodo 2013-2017, las tasas de siniestralidad por 100 millones de millas fueron las siguientes: 5,16 para vehículos eléctricos e híbridos y 2,40 para vehículos de gasolina o diésel, lo que indica que la probabilidad de colisión se duplica.

“La regresión de Poisson no encontró evidencia de que los vehículos eléctricos fueran más peligrosos en entornos rurales, pero sí hay pruebas sólidas de que sí lo eran. tres veces más peligrosos que los vehículos de combustible fósil en entornos urbanos”señalan los autores.

A la luz de estos datos, los investigadores concluyen que los coches eléctricos e híbridos representan un mayor riesgo para los peatones que los coches de gasolina o diésel en entornos urbanos. Este riesgo debe mitigarse a medida que los gobiernos eliminen gradualmente los automóviles de gasolina y diésel”.

Los resultados nos dicen que tasas de colisión de peatones son más elevados en los coches eléctricos o híbridos que en los coches con motor de combustión interna, pero el estudio no explica por qué estos riesgos son mayores.

“Los investigadores sugieren que podría deberse a que Los peatones no oyen bien los coches eléctricos en entornos urbanos. Sin duda, es una posibilidad plausible”, afirma. Kevin McConway, profesor emérito de estadística aplicada en la Open Universityen la plataforma del Reino Unido Science Media Center (SMC).

“Pero hay otras posibilidades”, añade. “Si los coches eléctricos e híbridos se conducen, en promedio, de forma diferente a otros coches, tal vez porque Se utilizan para diferentes propósitos o tienen diferentes tipos de conductores.entonces esa podría ser una razón para las diferentes tasas de colisión, más que el tipo real de propulsión o el sonido que produce”.

“Los investigadores mencionan que Los conductores de coches eléctricos e híbridos tienden a ser más jóvenes., y que los conductores más jóvenes e inexpertos suelen tener más colisiones, pero esa no es la única razón posible que no tiene que ver directamente con el tipo de motor del coche. “Este tipo de investigación no puede distinguir entre todas estas posibilidades, por lo que se necesitaría más investigación”.

Otro posible problema es que los datos utilizados ya son bastante antiguos, de 2013 a 2017, los últimos disponibles, pero desde entonces Quizás peatones y conductores hayan cambiado su comportamiento. a medida que los coches eléctricos se han vuelto más comunes en las carreteras.

Revista de Epidemiología y Salud Comunitaria. DOI: 10.1136/jech-2024-221902

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Las aerolíneas se rebelan contra la multa de 150 millones y advierten que “no habrá cambios” en el cobro por equipaje de cabina