BRICS, ajuste y represión económica – .

BRICS, ajuste y represión económica – .
BRICS, ajuste y represión económica – .

diana mondino en china 1.jpeg

La ministra de Asuntos Exteriores Mondino en su viaje a China.

Datos que fueron publicados en The Economist: El comercio anual de bienes entre China y América Latina aumentó a 445 mil millones de dólares en 2021, en comparación con 12 mil millones de dólares en 2000.

Entre 2005 y 2021, Los bancos estatales chinos prestaron 139 mil millones de dólares a los gobiernos latinoamericanos. Ha invertido miles de millones de dólares en la región, principalmente en energía y minería. Unos 21 países de América Latina y el Caribe se han adherido a la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China, una ola masiva de construcción de infraestructura global.

En 2022, El yuan superó al euro y se convirtió en la segunda moneda extranjera más importante en las bóvedas del banco central de Brasil.

En abril de 2023, una empresa eléctrica estatal china llegó a un acuerdo para comprar dos proveedores de energía en Perú, lo que le daría a China casi un monopolio sobre la red energética del país.

China ha impulsado el compromiso con los organismos encargados de hacer cumplir la ley. Ha entrenado fuerzas policiales en países como Argentina y Brasil, ha donado automóviles y equipos de investigación a Nicaragua y Costa Rica, y ha vendido equipos de vigilancia a Ecuador.

Desde 2017, Cinco países de la región han abandonado sus vínculos con Taiwán en favor de China. En marzo, la presidenta Xiomara Castro de Honduras fue la última en hacerlo. En la última década, China ha destinado miles de millones a proyectos de infraestructura, especialmente en países de América Latina, Asia y África. La Nueva Ruta de la Seda ha construido carreteras, líneas ferroviarias y puertos y ha aumentado la influencia de Beijing en más de 140 países.

Esta fuerte inversión del gigante asiático marcó un desafío no sólo en términos de granos sino también en términos de infraestructura y sistema financiero para llevar a cabo cada transacción comercial que, en su mayor parte, se realiza por vía marítima. En el caso de América Latina, China ha invertido entre 2003 y 2022 un total de 187.500 millones de dólares en sectores como las telecomunicaciones, las Fintech y la transición energética, estratégicos para China.. Los autos eléctricos en Brasil, empresas de litio como Tianqui Lithium en Chile, Huawei se expandieron en la región en centros de datos. Computación en la nube y tecnología 5G. Los principales receptores de IED, el 42% -casi 78.600 millones de dólares- del total, fueron en primer lugar Brasil, luego Perú, seguido de México, Argentina y Chile.

En el caso de EE.UU., que también apuesta por las energías renovables y, en particular, la eólica y la solar, son el motor de su estrategia. La ley crea un paquete de más de 60 mil millones de dólares cuyo objetivo es que se instalen en Estados Unidos actividades manufactureras en las cadenas de valor de las energías renovables y el transporte. En particular, Se espera otorgar el siguiente financiamiento adicional (CEPAL2023):

  • 30 mil millones de dólares en créditos fiscales para la producción de paneles solares, turbinas eólicas, baterías y procesamiento de minerales críticos;
  • 10 mil millones de dólares para la construcción de plantas manufactureras;
  • 500 millones de dólares para procesamiento de minerales críticos y bombas de calor (financiamiento previsto en la Ley de Producción de Defensa);
  • $2 mil millones en subsidios para remodelar plantas de fabricación de automóviles para producir vehículos eléctricos y garantizar la continuidad de los trabajadores;
  • 2 mil millones de dólares para laboratorios nacionales de investigación y desarrollo para acelerar la investigación en tecnologías energéticas.

Recientemente El gobierno de Biden impuso un arancel del 100% a los coches eléctricos importados cuando era del 25%. Si a esto le sumamos que China dejó de comprar granos, como suele hacer a Estados Unidos, y pasó a suministrar trigo, maíz y soja desde Brasil, Argentina, Francia o Australia, comenzó una carrera por conseguir insumos para el desarrollo industrial y tecnológico. así como productos alimenticios.

Si bien la CEPAL publica datos de anuncios de inversiones por países de la región, este ranking lo encabeza Estados Unidos, seguido por Australia en segundo lugar, Alemania en tercer lugar y China en cuarto lugar. La diferencia entre países es su capacidad de concreción. Un buen desarrollo de sus sistemas bancarios, swaps entre bancos centrales, adquisiciones de empresas, en todo esto China le ha ido sacando ventaja al resto de países. que a veces se quedan sólo en publicidad. Un caso concreto es el del producto Litio, pero EE.UU. lo entiende como estratégico.

Ante la negativa de Argentina a unirse a los BRICS, otros países de la región optan por distanciarse o contrarrestar la influencia de la Casa Blanca y su AMCHAM (Cámara de Comercio de América del Norte). Entre ellos se encuentra Nicaragua y Bolivia.

Se sabe que el triángulo del litio se ubica en el norte de Argentina, el sur de Bolivia y el norte de Chile. Estas reservas de litio son las más grandes del mundo. Bolivia estaría aprovechando la vacante que dejó el gobierno argentino que preside hoy Javier Milei. Los BRICS representan el 35% del comercio mundial. La asociación con Nicaragua y Bolivia permitiría a ambos países acceder a la tecnología necesaria para continuar con sus desarrollos industriales.

La pregunta que subyace a estos avances e intercambios es si¿Los Tratados de Libre Comercio entre China y Nicaragua conducirán a una mayor dependencia comercial, tecnológica y financiera? Ecuador firmó un acuerdo de libre comercio en 2023. ¿Será similar al ALCA? ¿Es necesario que proliferen este tipo de acuerdos? Pero la realidad es que muchos países no han tenido buenos resultados siguiendo las recetas de distintos organismos internacionales coordinados por la Casa Blanca.

Vladimir Putin Luis Arce.webp

Luis Arce con Vladimir Putin.

Foto: Agencia Sputnik.

En el caso de Nicaragua, se abre una conexión marítima para el intercambio comercial entre los puertos de Tianjin y Puerto Corinto, lo que permitirá otra ruta por el Pacífico que China viene trazando con distintos países de la región. En el aspecto económico, las exportaciones de China a Nicaragua han aumentado un 178% anual, de 6,3 millones de dólares en 2017 a 1.000 millones de dólares en 2022. Ese mismo año, Nicaragua exportó 25,3 millones de dólares a China. La necesidad de los países del Caribe y de América del Sur es poder desarrollar sus economías; Hoy el taller del mundo es China.

En este sentido, los BRICS no son sólo un espacio político, sino que reúne a los principales países con tierras más aptas para la alimentación, según confirma la FAO. China y Rusia son las principales economías con tierras aptas para producir alimentos, una ventaja que tienen con el resto de economías occidentales. En cuarto lugar está Argentina. Los BRICS incluyen una población de 3.500 millones de personas, lo que representa el 45% de los habitantes del mundo. Además de los países fundadores, recientemente se sumaron Arabia Saudita, Egipto, Emiratos Árabes Unidos, Etiopía e Irán. Además de Bolivia, solicitaron entrada Cuba, Venezuela, Argelia, Senegal, Turquía, Kazajstán, Bahréin, Bielorrusia, Birmania, Tailandia y Bangladesh.

Según el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en los próximos meses se harán esfuerzos para resolver estos pedidos ante la necesidad de comenzar, no sólo a desdolarizar las economías de la región, sino a dar los primeros pasos hacia una nueva arquitectura financiera. de los BRICS que comenzaría en 2025. China y Rusia lo tienen como prioridad.

Recientemente BRICS impulsa espacio multilateral para crear un intercambio de granos, lo que equilibrará un poco a nivel global dadas las restricciones que se están imponiendo a uno de los principales socios de China, Rusia. En 2023, los países miembros del bloque (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) representaron alrededor del 42% de la producción mundial y el 40% del consumo de cereales, según el Ministerio de Agricultura ruso.

Para los países latinoamericanos significa no sólo tener el desafío de desarrollar sus economías sino también eliminar la influencia de las políticas comerciales de Estados Unidos y la UE. China y Rusia acompañan hoy a las economías emergentes en el intercambio comercial, financiero y tecnológico. América Latina, como en otros tiempos, era conocida como la tierra del cacao, el plátano, el trigo, la carne, el oro, la plata, el café y el caucho. ¿Podrán los países resolver sus problemas históricos con esta asociación con los BRICS? Hoy, el sector privado no financiero argentino mantiene una obligación con el exterior, principalmente con Estados Unidos, 18 mil millones de dólares, pero China duplicó su posición de 2017 a 2023, casi 6 mil millones de dólares. Ambos países representan el 25% de las obligaciones externas del sector privado argentino.

Argentina está en el camino de la represión política, encerrando a manifestantes por “sedición”. Según los últimos datos de empleo social, unos 86.000 empleos en el sector privado fueron destruidos en este primer trimestre del gobierno de Milei. Dejando empresas a subasta. Una inflación que pasó del 289% (abr24) al 276% (may24) pero con un primer trimestre del PIB cayendo un 7%, que anticipamos aquí. Destrucción de la producción y el empleo. ¿Es el libre comercio en este contexto la solución?

 
For Latest Updates Follow us on Google News