Realidades, desafíos y planes de gobierno en medio de la crisis – .

Realidades, desafíos y planes de gobierno en medio de la crisis – .
Realidades, desafíos y planes de gobierno en medio de la crisis – .

En un escenario de creciente conectividad e inserción de la isla en las autopistas globales de internet, las autoridades cubanas no ocultan su preocupación por los contenidos en las redes.

“Tenemos más de ocho millones de ciudadanos conectados a Internet, pero la pregunta es: ¿qué contenidos están consumiendo y qué contenidos están generando?” Cuestionó este miércoles Jorge Legañoa, vicepresidente del nuevo Instituto de Información y Comunicación Social.

Lo hizo en el programa de televisión. Mesa redondadedicado esta vez a la reciente aprobación por parte del gobierno de la política para la Transformación Digital, la Agenda Digital Cubana y la Estrategia para el Desarrollo y Uso de la Inteligencia Artificial, en momentos en que el país atraviesa un momento crítico de crisis.

Legañoa, activo periodista y analista político, recordó el carácter fulminante de los procesos comunicativos en manos de la ciudadanía, tema que, a raíz de los hechos violentos en el Palacio Tecnológico Finca de los Monos, en La Habana, regresó con fuerza a la debate en las redes.

Para ejemplificar la dinámica actual, sin mencionar los acontecimientos que ahora resuenan en el ciberespacio, citó el caso de la explosión del hotel Saratoga, ocurrido hace un par de años, y la viralidad de sus trágicas escenas en teléfonos móviles, y cómo la Los medios de comunicación estuvieron a remolque de ese traslado comunicacional.

“Se ha dejado que los medios interpreten a la sociedad, pero las noticias, con los valores que lamentablemente tienen, las están generando los ciudadanos”, lamentó el funcionario.

Comunicación pública y desastres: esperando respuestas

ver más

El especialista afirmó que la mayoría de los contenidos que se consumen en los celulares de los cubanos no son domésticos, sino generados por plataformas y conglomerados trasnacionales.

En su opinión, ese contenido es mayoritariamente “colonizador” y va en contra de la lógica del sistema socialista cubano.

Habilidades digitales

“Uno de los principales desafíos que tiene hoy nuestro país es la generación de contenidos”, lo que hace necesario entregar “habilidades digitales para que el celular no sea un instrumento enemigo, sino un aliado de cada ciudadano”, estimó Legañoa.

Las competencias digitales, término definido como el uso crítico y seguro de las Tecnologías de la Sociedad de la Información para el trabajo, el ocio y la comunicación, fue un tema abordado por Alain Lamadrid, otro de los panelistas.

Para el director general de Información, Comunicación e Informatización del Ministerio de Educación Superior, es necesario “trabajar las competencias digitales en todos los escenarios posibles”, pero sobre todo “en los directivos, donde hoy se toman las principales decisiones”.

Lamadrid enfatizó en la preparación de los docentes, que “son quienes brindarán esas habilidades que necesitamos en los niños, jóvenes, estudiantes y posgrados”.

“No podremos avanzar en la transformación digital si no generamos capacidades a edades tempranas”, advirtió, lo que, a su juicio, contribuye a la construcción de una cultura tecnológica en las nuevas generaciones, con toda su moral. trascendencia.

Cuba, ¿de la Informatización de la sociedad a la transformación digital?

ver más

Tecnologías disruptivas

Cuba está acelerando el uso de tecnologías disruptivas. Léase inteligencia artificial, big data, blockchain, “que nos permitan transformar los procesos económicos que hoy tenemos en el país y que respondan a las necesidades fundamentales de nuestra población”, dijo, por su parte, la ministra de Comunicaciones, Mayra. Arevich.

Pero para establecer estas dinámicas de la modernidad se debe imponer “un cambio cultural” de carácter participativo, afirmó.

La estrategia de desarrollo diseñada por su cartera establece ocho ejes estratégicos, entre ellos normativa, infraestructura, conectividad y acceso, sostenibilidad, así como educación y cultura, ciberseguridad e innovación, explicó la ministra en la conferencia. Mesa redonda.

Graduado en 1989 como ingeniero en telecomunicaciones, Averich apoyó los avances en la penetración de las TIC (Tecnologías de la Información y las Comunicaciones) en Cuba con base en estadísticas oficiales.

En un país con una población de unos once millones –o seguramente menos, debido a la estampida migratoria de los últimos años– “hoy tenemos 7,8 millones de cubanos que tienen servicio de telefonía móvil, más de 8 millones se conectan a internet” (desde sus casas o instituciones), mientras que “7 millones de cubanos se conectan a Internet a través del teléfono móvil”, afirmó.

Asimismo, el titular consideró la expansión de los pagos digitales en la isla a través de las plataformas Transfermóvil y EnZona, “de las cuales utilizan 5 millones de personas”.

Asimismo, destacó que más de cinco proveedores de firma digital ya brindan servicios y, en ese sentido, la firma electrónicauna aplicación dentro del portafolio de Apklis, proveedor oficial y confiable para la distribución de aplicaciones cubanas y extranjeras para Android.

Mipyme y empresa estatal cubana desarrollan plataforma de firma electrónica

ver más

Planes de gobierno

Otras novedades de la agenda digital cubana será el próximo Portal de Gobierno, que, según el ministro, brindará a sus usuarios información y transparencia en trámites y servicios en línea que estará “acompañado de una identidad ciudadana, que dará seguridad a la tiempo para poder acceder y guardar sus documentos digitales”.

Hasta el momento y sin precisar la etapa en el cronograma, Averich dijo que de los cuatro millones de trámites en los registros civiles del Ministerio de Justicia, “más de un millón de ellos se han hecho a través de la parte digital”.

“La intención que tenemos como país es reducir la cantidad de documentos solicitados en los trámites y poder fortalecer la relación gobierno-gobierno a través del uso intensivo y extensivo de los datos que tenemos. “Ese va a ser un cambio cultural importante”, afirmó el ejecutivo.

En los planes a corto plazo del Ministerio de Comunicaciones también aparece el surgimiento de la nube cubana, “donde se podrán almacenar los datos más importantes y correlacionar de forma segura todos los datos que tenemos en el país”.

La agenda del gobierno también incluye un modelo de ciudadanía digital, en escala ascendente desde el municipio hasta el gobierno central.

Etecsa con más del 85% de la red obsoleta y con bajos ingresos en divisas para solucionar el problema

ver más

Digitalización e inteligencia artificial en Salud

Por el momento, los procesos que se han acelerado se limitan al llamado sistema bancario y a la actividad tributaria, pero en un futuro próximo el gobierno planea avanzar en el programa de salud digital, incluyendo los servicios de telemedicina hospitalaria y la memorización de historias. clínicas gubernamentales en la nube.

“No importa si me vio un médico en La Habana y voy a Santiago de Cuba y necesitan ver algo de mi historial médico. Parece algo muy lejano, pero no es así”, prometió la ministra, que citó a otros sectores sensibles a las transformaciones como el turismo, para convertirlo en un servicio inteligente.

Sobre la prometedora y a la vez controvertida inteligencia artificial (IA), Averich dijo que “no estamos en cero en Cuba” y garantizó que todos los algoritmos que se diseñen serán “probados” para su evaluación dentro de regulaciones rigurosas que privilegian la ética. de inventos.

“Tenemos que garantizar que se acelere ese desarrollo tecnológico, pero también que no se utilicen algoritmos para denigrar la integridad del ser humano”, advirtió.

Por su parte, el subdirector del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente (CITMA), doctor Armando Rodríguez, aterrizó en algunos ejemplos de la aplicación de la inteligencia artificial en el sector de servicios médicos.

El hecho de que el 25 % de los centros de investigación en Cuba sean de ciencias médicas ha permitido un creciente uso de la IA en diversos procesos, incluido el cálculo de las lentes a implantar en la cirugía de cataratas en el hospital oftalmológico Pando Ferrer, de La Habana.

En tanto, la Universidad Jesús Montané Oropesa de la Isla de la Juventud creó un sistema de información y tecnología para el estudio de la enfermedad de Parkinson, teniendo en cuenta el procesamiento masivo de datos en tiempo real, destacó el funcionario.

Rodríguez también destacó las alianzas entre entidades estatales, académicas y el sector privado, como parte de un sistema “inclusivo”, en el que “cada actor tiene la capacidad de hacer innovación y recibir beneficios”.

“Hay un tejido que se está formando en torno a la transformación digital y eso es muy bueno para el país”, estimó.

El gobierno cubano lleva a cabo sus planes de informatización en medio de una severa crisis económica, alimentada por los efectos de la pandemia, las sanciones de Washington y las ineficiencias internas.

Entre las reformas emprendidas en busca de aliviar la situación se encuentra la creciente apertura del sector privado, dentro del cual las actividades relacionadas con el desarrollo informático tienen un peso importante.

Sin embargo, las dificultades y carencias existentes en la isla también conspiran contra un mayor acceso y uso de las TIC. Los largos cortes eléctricos, la inestabilidad en la conexión y la obsolescencia de las infraestructuras golpean a los cubanos en su vida cotidiana y obstaculizan en la práctica un uso más amplio y eficiente de las herramientas y plataformas digitales.

 
For Latest Updates Follow us on Google News