‘Forst’ y ‘Last Light’, las montañas y el apocalipsis

‘Forst’ y ‘Last Light’, las montañas y el apocalipsis
‘Forst’ y ‘Last Light’, las montañas y el apocalipsis

Después de ver los seis episodios de la primera temporada de Forst (netflix)de la serie policial polaca rodada en las montañas Tatra, la cadena montañosa que sirve de frontera natural entre Polonia y Eslovaquia, la primera conclusión es expresar total solidaridad con los equipos técnicos, especialmente los eléctricos, porque a pesar de la estupenda interpretación de Borys Szyc Como dice el inspector Viktor Forst, el mérito es de aquellos que tienen que mover toda la pesada parafernalia de los focos por las empinadas laderas de la cordillera.

¿Y quién es Viktor Forst? Pues un policía que algún comentarista definió como “una de esas criaturas ficticias oscuras y complejas, de esas que esconden más de lo que muestran”. A estas alturas ya no se sabe si se refiere al protagonista de la serie o a Núñez Feijóo, que además esconde más de lo que muestra, él y toda la dirección de Génova 13 que demostraron sus espurios intereses silenciando cualquier condena al amnistía en las últimas elecciones catalanas para sacar el hacha inmediatamente después.

Y si el complejo inspector Forst es capaz de resolver una serie de asesinatos con la ayuda de un periodista a pesar de que fue apartado del caso por su inusual comportamiento, Núñez Feijóo es incapaz de resolver nada excepto predecir diariamente el apocalipsis, que a su vez te vincularía con Última luz, la serie que ofrece Prime Video y en la que la escasez de suministro de petróleo desencadena una crisis de consecuencias impredecibles. Si a eso le sumamos el hecho de que el hijo de los protagonistas es ciego y la hija tiene edad de pavo, el melodrama está servido. Sobre todo porque cuando están a punto de operar al niño en París, el apagón es total, lo que obliga a madre y niño a intentar regresar a Londres, su residencia, en un largo y complicado peregrinaje en el que pasa de todo. , incluida la muerte del cirujano en el que estaban puestas todas las esperanzas de la familia para resolver la ceguera del niño, mientras el padre se encuentra en Medio Oriente intentando salvar el mundo. La de la edad del pavo, por su parte, no para de hacer estupideces. Y así, entre crisis personales y globales, se desarrollan los cinco capítulos de este libro. suspenso ambiental que busca la complicidad del espectador, conmoviéndolo hasta la médula.

Puedes seguir EL PAÍS Televisión en X o regístrate aquí para recibir nuestro boletín semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Leer sin límites

_

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ‘Los Bridgerton’ sorprende con un cambio en la escena final de su temporada 3 respecto a los libros. Por qué la serie de Netflix ha alterado algo clave en el futuro de Colin y Penélope
NEXT Luis Ventura, furioso con Fátima Florez porque canceló entrevista