Trump regresa al Capitolio por primera vez desde el despido de 2021

Hubo un momento fugaz tras el saqueo del Capitolio el 6 de enero de 2021 cuando Donald Trump parecía haberse quedado sin vida política. Perdidas las elecciones, incapaz de aceptar su derrota, acusado de incitar a la insurrección, el 45º presidente de Estados Unidos incluso comenzó a perder apoyo dentro de su partido. Sólo empezó, porque pronto, ante el apoyo popular entre los votantes de su partido, Trump renació, una vez más, e incluso amplió el control de su partido.

La manifestación supuso su regreso triunfal al Capitolio este 13 de junio, un día antes de cumplir 78 años. La acogida de su partido sólo puede definirse como un ejercicio de total lealtad. Trump asistió a dos reuniones a puerta cerrada, primero con diputados y luego con senadores de su partido en el complejo del poder legislativo. La coordinación es necesaria, ya que el 5 de noviembre se renovarán la presidencia, los 435 escaños de la Cámara de Representantes y un tercio de los 100 senadores.

En sus largos discursos, Trump elogió con entusiasmo a sus mayores defensores, dijo ser víctima de persecución por parte de medios y jueces, y destacó un hecho cierto: prácticamente todos los republicanos que votaron en su contra en el juicio político se han retirado o han sido expulsados. por los votantes en las primarias.

En caso de regresar al poder, Trump también tuvo una probadita de lo que le espera este miércoles: a las puertas del club donde se reunió con los diputados por la mañana, lo estaba esperando. una multitud caótica y ruidosa de detractores y admiradores, con carteles opuestos, denunciándolo y elogiándolo al mismo tiempo. “Golpista”, gritó un votante de Virginia con gafas de sol que se negó a revelar su nombre. “¡Vuelve a tu país!” gritó una mujer que llevaba una gorra con la bandera estadounidense. A lo que respondió, en español: “¡Nací en Nueva York, como tu líder!”

El presidente de la Cámara, el republicano de Luisiana Mike Johnson, segundo en la línea de sucesión presidencial para su cargo, presentó a Trump y dijo estar convencido de que su victoria en noviembre se debe a la intensidad del apoyo popular, y a hechos como pudiendo reunir a 170.000 personas en un reciente mitin en un estado claramente demócrata como es Nueva Jersey. “El partido está unido”, dijo Johnson en una breve aparición ante los periodistas reunidos. “El presidente ha lamentado el ‘lawfare’, el uso de la justicia por parte de demócratas y otros activistas para venganzas personales”, añadió.

Habían pasado exactamente 1.254 días desde que una turba de partidarios de Trump invadió el Capitolio para intentar impedir la validación de los resultados de las últimas elecciones, en las que ganó Joe Biden.

Prioridades

Dos semanas después del saqueo, en el que murieron cinco personas, Trump abandonó Washington sin entregar el poder a su sucesor ni participar en ceremonias oficiales en el Capitolio. El juicio político promovido por los demócratas y algunos republicanos críticos fracasó, y Trump pronto comenzó a prepararse para las primarias de este año, que ya había ganado antes de que comenzaran.

Ahora, Trump se centra en pactar una serie de prioridades con su partido con un objetivo: que los republicanos recuperen el poder total en Washington, regresando a la Casa Blanca. y tomar el control del Senado y la Cámara de Representantes. De momento, son sólo una mayoría, y escasa, en esta última cámara del Capitolio, tras resultados peores de lo esperado en las elecciones parciales que tuvieron lugar en 2022.

La purga ha sido lenta y, de hecho, todavía está en marcha. Los mayores críticos, que votaron contra Trump en el impeachment, ya están fuera o a punto de salir: es el caso de los representantes Liz Cheney y Adam Kinzinger y del senador Mitt Romney. El actual líder de los republicanos en el Senado, Mitch McConnell, también crítico con Trump, acudió a una de las reuniones, pero no hizo una defensa apasionada del líder, a diferencia de sus colegas. Tal y como ha anunciado, dejará el puesto directivo a finales de año. Su mandato finaliza en 2027, cuando cumplirá 85 años.

Hay otra razón por la que la visita de Trump es relevante: está en el proceso de seleccionar un candidato a vicepresidente.

Hay otra razón por la que la visita de Trump es relevante: está en el proceso de seleccionar un candidato a vicepresidente, que anunciará en la conferencia de su partido en Milwaukee a mediados de julio. Varios de los principales candidatos son senadores –Marco Rubio, JD Vance– y representantes –Elise Stefanik, Byron Donalds– y Llevan meses posicionándose para hacerse notar. Casi todos comparecieron ante el tribunal de Nueva York que declaró a Trump culpable de fraude y juntos han mantenido un ataque concertado contra el poder judicial y las acciones de la fiscalía estatal que presentó los cargos.

Lo cierto es que el ambiente al final de este encuentro era de euforia. Los rostros de los legisladores estaban satisfechos. Los republicanos se consideran vencedores y prevén una nueva victoria de Trump. Las últimas encuestas le dan la victoria en todos los estados clave e incluso en intención de voto general, con una distancia total de hasta tres puntos, según el medio ‘Real Clear Politics’. Todavía faltan cinco meses para la votación, pero a estas alturas, hace cuatro años, Biden estaba muy por delante en las encuestas, a veces hasta 10 puntos por delante.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ¿Cuántas iglesias tiene Guillermo Maldonado, ex esposo de la profeta Ana Maldonado? – .
NEXT ¿Quién es Luciano Cabral, refuerzo del Club León que fue condenado por homicidio? – .