“La Oreja de Van Gogh fue una vía de escape para escapar de todo lo que significó ETA” – .

“La Oreja de Van Gogh fue una vía de escape para escapar de todo lo que significó ETA” – .
“La Oreja de Van Gogh fue una vía de escape para escapar de todo lo que significó ETA” – .

Pablo Benegas: “La Oreja de Van Gogh fue una vía de escape para escapar de todo lo que significó ETA”

“Nunca sabré si la música y mis compañeros me salvaron la vida”viene a reconocer Pablo Benegas, guitarrista de La oreja de Van Goghen su libro Memoria (Plaza y Janés), en la que cuenta su vida en primera persona, “el duro viaje por la tristeza y el dolor” de su infancia y juventud, con su padre, Txiki Benegas, amenazado por ETA, al escenario de creación y éxito del grupo pop donostiarra, “un viaje lleno de alegría y color”.

La de Pablo Benegas es sólo un granito de arena en una playa bañada por el dolor, las amenazas, la represión y la violencia que marcaron a Euskadi en el último siglo. El guitarrista de La Oreja de Van Gogh relata en primera persona del libro Memoria –de 248 páginas y a la venta por 22 euros–, en versos sinceros y dolorosos, los recuerdos que han marcado tu vida desde una infancia marcada por el terrorismo de ETA hasta el éxito de una de las bandas más reconocidas e icónicas del panorama musical estatal.

Enmarcado entre dos escenarios -el del Velódromo de Anoeta, al que Pablo subió por primera vez cuando era apenas un niño, y el del Festival del Pilar del 98, que supuso la consagración de su grupo al gran público-, el libro representa un intenso y conmovedor ejercicio de memoria en el que los recuerdos construyen una poderosa reflexión sobre el impacto del miedo y la violencia, pero también sobre el valor de la amistad y la música.

Benegas recuerda la realidad de Euskadi en los años 80 y 90 desde las calles de la capital vasca que sufrió mayor número de asesinatos de ETA, Donostia, y lo hace con la “amenaza latente” de un posible atentado a su padre, el socialista Txiki. Benegas y el recuerdo de la advertencia de su madre: “cuando salgas a la calle, nunca olvides quién es tu padre”. El peso de su apellido paterno hacía inevitable que el niño/joven viviera el choque con una realidad de guardaespaldas y vehículos blindados, de lágrimas y silencios.

portada del libro de recuerdos

“Un compañero me dijo que habían pintado ‘Benegas’ dentro de una diana en la pared de un baño. Me impresionó mucho descubrir mi apellido en el centro de atención. Me preocupaba que quienes entraran al baño me identificaran con el graffiti o que alguien se distanciara de mí por temor a que también lo señalaran. Sólo quería que lo borraran inmediatamente. Ni siquiera estaba interesado en saber quién lo hizo. No pensé que me iban a matar, pero lograron su objetivo: quedé en shock”, escribe el ahora exitoso músico, entonces “adolescente”, una época en la que “el miedo y la vergüenza bien mezclados son un poderoso inhibidor”. ,” él añade. Pablo sobre un graffiti que un profesor ordenó borrar.

Esa imagen del objetivo era solo “una más para mi álbum de terror”escribe Pablo, que empezó a hacer de la música “un refugio” durante su adolescencia, en tiempos de casetes grabados y compartidos, de conciertos y ensayos con una guitarra clásica en “la intimidad” de su habitación, copiando a sus grupos favoritos, desde U2 hasta Metallica o Pearl Jam, a los que llegó a ver en directo en Donostia en los años 90.

Luz, amistad y música.

Como contrapunto al terror de ETA, que dio lugar a una respuesta inconcebible en un Estado de Derecho desde las cloacas del aparato del Estado, la luz dio paso al calor de bares y cafeterías, de conciertos y locales de ensayo. El libro, que convierte al aficionado de La oreja de Van Gogh en testigo privilegiado de su nacimiento y primera etapa, es también una historia de amistadd desde que conoció a sus compañeros: el “divertido Xabi”; Álvaro, en cuyo hombro Pablo lloró su primer desamor en La Concha; “El tímido y amable” Haritz, al que conoció “el primer día en la Facultad de Derecho”, y Luis, que completó el embrión de un grupo sin cantante aún.

“A la hora del postre, las amigas de Amaia le pidieron que cantara algo. Ella Ella al principio se negó porque le daba mucha vergüenza, pero los demás insistieron tanto que acabó aceptando con la condición de que apagaran la luz. Ella comenzó a cantar, en la oscuridad,

Nada se compara contigo. En la intimidad del silencio y la oscuridad, con nuestras emociones navegando en las aguas de Valencia, La voz de Amaia nos acarició uno a uno. fue realmente magico. Nunca había oído cantar así a la gente, y menos a treinta centímetros de mí”, escribe Benegas sobre el descubrimiento de Amaia Montero, la primera vocalista del grupo.

Memoria Se trata de una apasionante historia que revela aspectos desconocidos sobre los orígenes de La Oreja de Van Gogh, desde la elección del nombre de la banda hasta la grabación de sus primeros demos; desde el triunfo en el concurso Pop Rock Ciudad de San Sebastián hasta el fichaje por Sony, sin dejar de lado la creación de algunas de esas canciones que hoy forman parte de la banda sonora de varias generaciones.

Y entre el miedo y la violencia, cosas cotidianas y canciones se abrieron paso, reflejando una juventud capaz de enamorarse, de estudiar, de tumbarse en la playa de La Concha… “No fue más que un grito de esperanza para recordarnos que en algún momento las flores volverían a crecer donde ahora estábamos llorando”, según Benegas, quien recuerda el apoyo de los integrantes del grupo en tiempos de asesinatos y manifestaciones pacifistas, hasta entonces vivían en soledad, sin el apoyo de “ni siquiera mis amigos más cercanos”. .” ” arriba.

“Supongo que esta frase puede sonar grandilocuente y presuntuosa, pero nunca sabré si la música y mis compañeros me salvaron la vida”, escribe Benegas. “Lo que sí sé es que el primer camino habría sido un duro viaje a través de la tristeza y el dolor, mientras que el segundo ha sido un viaje lleno de alegría y color”, añade.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Taiwán y México, unidos por un propósito sustentable – el Financiero – .
NEXT Luego de su aprobación con cambios en el Senado, ¿cómo sigue el proceso en Diputados? – .