Se normaliza suministro de gas a estaciones de GNC y a la industria

La escasez de gas en el país se profundizó este miércoles en medio de una creciente demanda por las bajas temperaturas, lo que llevó a restringir el suministro de Gas Natural Comprimido (GNC) a todas las estaciones de servicio y cortar el suministro a las grandes industrias..

El vicepresidente de la Cámara de Distribuidores, Oscar Olivero, afirmó: “Hasta hoy, las estaciones de servicio que tenían contratado gas firme, en el promedio de sus ventas diarias para los días fríos, no tuvieron problemas. Sí, la estación de servicio que no tenía contratado ese gas. “Aproximadamente a la 1 de la madrugada se recibió una comunicación restringiendo completamente el GNV, incluso para las estaciones que tienen señalética”.

“En este momento tenemos un tremendo revuelo de consultas porque lamentablemente hoy van a cerrar todas las estaciones”, subrayó en declaraciones radiales, y aclaró: “La matriz del problema no es el foco del GNC, es que el transporte y la distribución están totalmente en emergencia con respecto a lo que necesitamos consumir”.

Asimismo, destacó que “desde 1984 y hasta hoy nunca ha habido desabastecimiento de GNC”, aunque admitió que hubo un desabasto parcial debido a que se interrumpió la compra de GNC a las papelerías.

“Creo que estamos ante una tormenta perfecta. Por el lado de Neuquén, las plantas Saliquelló y Trayén no están operativas, por ser plantas compresoras de gas. Bahía Blanca está recibiendo el 50% de lo que debería recibir y Bolivia, en cambio, cortó el contrato con Argentina y a su vez no se hizo que está a dos meses de la reversión del gasoducto del norte”, dijo.

En la misma línea agregó: “Bolivia tiene la obligación de pasar a Brasil e iba a triangular. Brasil nos iba a pasar la cuota y no nos pasa. Los barcos, debido a una mala planificación estratégica por parte del actual gobierno, no fueron adquiridos en su totalidad. y esto significa que podríamos quedarnos sin electricidad y sin gas”.

Desaparecido en Córdoba
En las últimas horas del martes, la Distribuidora Central de Gas (Ecogas) notificó a las estaciones de servicio de Córdoba la orden de suspender la venta de GNC por tiempo indefinido.

La decisión fue transmitida a los titulares de las estaciones mediante un correo electrónico en el que se precisó que “en virtud de la declaración de fuerza mayor indicada por el transportista, y con el objetivo de preservar el consumo prioritario en la zona, deberán suspender totalmente la venta de gas natural a partir de esta notificación y hasta nuevo aviso”.

Además, la distribuidora anticipó sanciones en caso de no ejecutar la medida, señalando que “el incumplimiento o cumplimiento parcial de esta instrucción los hará pasibles de la aplicación de las correspondientes multas y/o sanciones reglamentarias y/o contractuales, incluyendo la del corte físico del servicio de acuerdo con la normativa vigente.”

De esta manera, la suspensión de la carga de GNC en Córdoba se suma a las restricciones evidentes en las estaciones de ciudades como La Plata, Mar del Plata y distintos puntos del Área Metropolitana de Buenos Aires y el interior porteño.

Al mismo tiempo, alrededor de 100 grandes industrias, entre ellas petroquímicas, petroleras, cerealeras y agroindustriales, fueron notificadas en las últimas horas para interrumpir el uso de gas.

Al respecto, la distribuidora Litoral Gas informó a sus clientes que “Transportadora de Gas del Norte SA ha declarado situación de Fuerza Mayor, por lo que se pone en riesgo el normal abastecimiento de la demanda prioritaria en nuestra zona de distribución”.

Ante el panorama antes mencionado, la empresa expresó que “para evitar afectar el suministro de la demanda prioritaria, nos vemos obligados a solicitar que cese a la mayor brevedad y hasta tanto se proporcione comunicación expresa en contrario, el consumo de gas natural en sus instalaciones industriales, independientemente de quién sea su proveedor de transporte y/o gas”.

El corte de suministro afecta a las principales empresas de la región del Gran Rosario, que abarca el sur de Santa Fe y se extiende hasta el norte de Buenos Aires, junto con las de Córdoba, que debieron reducir a cero su consumo de gas natural.

Buscando anticiparse al agravamiento del escenario descrito, el Gobierno sacó a licitación de urgencia la adquisición de 12 cargamentos de combustóleo y diésel a mediados de la semana pasada. Sin embargo, pese a estar cerca de concretar el arribo de un buque de Gas Natural Licuado (GNL) proporcionado por Petrobras, la posibilidad se frustró en las últimas horas y el panorama se complejó.

Según información proporcionada por el sitio especializado EconoJournal, Enarsa compró el cargamento de GNL a la petrolera brasileña pero no pudo documentar la transferencia de US$ 22 millones a una cuenta de Petrobras en el exterior, por lo que no autorizó la descarga. del fluido en la terminal de regasificación de Escobar.

La crítica situación fue señalada días atrás a Noticias Argentinas por los exsecretarios de Energía Daniel Montamat y Emilio Apud, quienes señalaron el retraso en la finalización del Gasoducto Néstor Kirchner, que permitiría transportar el doble de gas desde Vaca Muerta. respondiendo a la alta demanda y al consumo habitual de industrias y comercios.

Fuente NA

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT David Ospina fue expulsado en la final entre Al Nassr y Al Hilal