Un actor en el continente que se posiciona en la producción de petróleo y gas.

Según el último informe de la Administración de Información Energética de Estados Unidos (EIA), Guyana aumentó significativamente su producción de petróleo crudo desde que comenzó en 2019 y alcanzó los 645.000 barriles por día (bbl/d) a principios de 2024, gracias al destacado bloque Stabroek.

De 2020 a 2023, la producción de petróleo crudo de Guyana creció a un promedio de 98.000 bbl/d por año, lo que la convierte en el tercer productor no perteneciente a la OPEP de más rápido crecimiento. Este aumento impulsó un crecimiento económico sustancial”,con un aumento del PIB del 62,3% en 2022, el más alto a nivel mundial«, según el FMI.

Recursos recuperables de petróleo y gas natural de Guyana se estiman en más de 11.000 millones de barriles de petróleo equivalente, principalmente en alta mar en la cuenca Guyana-Surinam. Este año, el país alcanzó los 645.000 bbl/d, unos 35.000 barriles menos que la producción diaria de Argentina en marzo.

El descubrimiento de ExxonMobil en 2015 en el bloque Stabroek inició una exploración extensa, que llevó a más de 30 hallazgos adicionales por parte de ExxonMobil, Hess y Cnooc. La producción se realiza a través de tres buques FPSO: Liza Destiny, Liza Unity y Prosperity, con el objetivo de llevar gas natural a tierra para su procesamiento.

Se prevé que la capacidad de producción futura alcance los 1,3 millones de bbl/d para finales de 2027, con el desarrollo de los proyectos marinos Yellowtail, Uaru y Whiptail. Esto posicionaría Guyana como segundo productor de petróleo crudo de Centro y Sudaméricadespués de Brasil.

Mientras, El gobierno de Guyana pronostica una producción de petróleo de alrededor de 1,64 millones de barriles diarios para 2030. Busca monetizar sus recursos de hidrocarburos antes de que llegue el pico de demanda, como indican las estimaciones. Si no se cumplen las previsiones de demanda máxima, Guyana seguirá siendo un productor importante y con capacidad de crecimiento.

Sin embargo, la asociación empresarial del bloque Stabroek se enfrenta a posibles cambios por la adquisición de Hess por Chevron y el arbitraje pendiente sobre los derechos de preferencia de ExxonMobil y Cnooc.

Además, las actividades de exploración podría verse afectado por los reclamos territoriales de Venezuela sobre la región de Esequibo en Guyana, aunque la CIJ ha ordenado a Venezuela mantener el status quo mientras el caso esté en curso.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Jorge Rey alerta a España de la peste que amenaza con extenderse este verano: “Os están esperando…”
NEXT David Ospina fue expulsado en la final entre Al Nassr y Al Hilal