El Gobierno da impulso al proyecto para convertir Aboño en planta de gas

El Gobierno da impulso al proyecto para convertir Aboño en planta de gas
El Gobierno da impulso al proyecto para convertir Aboño en planta de gas

El ambicioso proyecto de transformación de la central térmica de Aboño ha recibido un importante impulso por parte del Gobierno, facilitando a EDP y a Corporación Masaveu avanzar en la conversión del grupo de generación 2 para operar con gas natural. El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico ha emitido una resolución clave: el proyecto no requerirá una evaluación de impacto ambiental ordinariapero podrán avanzar con una evaluación simplificada, un proceso menos exhaustivo y plazos más cortos.

Esta conversión asegura el futuro de la planta, clave para la industria electrointensiva de la zona y orienta el objetivo de la energética de abandonar la producción de carbón para 2025. Una vez transformado el grupo generador, este Tendrá una capacidad instalada de 494 megavatios (MW).

Según ha podido saber El Periódico de la Energía, se espera que tras la cierre previsto en marzo de 2025 del grupo, someterse a una revisión general, Su actividad se reactivará en el mes de julio, operando inicialmente con gas natural y gases siderúrgicos, e incorporará progresivamente hidrógeno renovable producido en una futura planta en el mismo lugar.

Gas e hidrógeno

Así, tal y como refleja el documento publicado en el Boletín Oficial del Estado (BOE), el proyecto contempla la sustitución de los 24 quemadores de carbón pulverizado por quemadores capaces de funcionar con gas natural e hidrógeno, manteniendo los 12 quemadores existentes de GHA. Además, se instalarán encendedores de gas natural en los nuevos quemadores, reutilizando los encendedores diésel actuales para los quemadores GHA. Estas modificaciones no requerirán cambios estructurales significativos en la caldera, conservando las plataformas y cajas de viento actuales.

La conversión también implicará la construcción de Nueva infraestructura de suministro de gas natural. Un gasoducto interno de 12 pulgadas de diámetro y 410 metros de largo se extenderá desde el punto de suministro hasta la estación de regulación y medición (ERM). Además, se instalará una nueva línea de regulación y medición en el ERM sin necesidad de ampliar el edificio existente. Otro ducto de distribución de gas natural, de 12 pulgadas de diámetro y 270 metros de largo, conectará la ERM con la caldera del grupo 2, que discurre a 45 metros bajo tierra.

En el proyecto también se contempla el suministro de hidrógeno renovable. Se instalará un Gasoducto de 12 pulgadas de diámetro y 130 metros de longitud que conectará la futura planta de producción de hidrógeno con la caldera del grupo 2.todo dentro de la parcela industrial.

Industria

El entorno donde se desarrollará el proyecto es altamente industrializado, con presencia de otras grandes instalaciones como el Puerto de El Musel, el parque mineral de Arcelor, la cementera de Tudela Veguín y la subestación eléctrica de Carrió.

La transformación al gas natural No supondrá un aumento significativo de la generación de residuos ni la creación de nuevos tipos de residuos. Por el contrario, se espera una reducción notable de determinados flujos residuales asociados a la combustión del carbón, como cenizas y escorias, así como yesos y lodos procedentes de la desulfuración de los gases de combustión. Según el documento medioambiental, tras la conversión Se estima una reducción del 10% en residuos peligrosos, del 30% en residuos no peligrosos y del 96% en cenizas, escorias y yesos.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El conteo de resultados preliminares se retrasó dos horas
NEXT #CyberDay Compra en la app de Falabella y participa por entradas dobles para el concierto de Swiftie en Miami – .