Los incendios forestales en los bosques antiguos del Amazonas aumentaron un 152% en 2023 • Earth.com – .

Los incendios forestales en los bosques antiguos del Amazonas aumentaron un 152% en 2023 • Earth.com – .
Los incendios forestales en los bosques antiguos del Amazonas aumentaron un 152% en 2023 • Earth.com – .

La selva amazónica, a menudo aclamada como los “pulmones de la Tierra”, se enfrenta a una terrible amenaza de una fuente inesperada: los incendios forestales arrasan sus bosques vírgenes y antiguos. A pesar de una disminución en las tasas de deforestación en 2023, una nueva encuesta revela un asombroso aumento del 152% en estos devastadores incendios en comparación con el año anterior.

El problema paradójico de los incendios forestales en el Amazonas

Si bien la deforestación en la Amazonia brasileña ha disminuido, la creciente amenaza de incendios forestales presenta un obstáculo importante y multifacético. Esta situación desafía el bienestar ambiental de la región, destacando la complejidad de mantener la salud de los ecosistemas en medio de condiciones climáticas cambiantes.

El fuerte aumento de los incendios forestales es particularmente alarmante ya que afecta predominantemente a bosques vírgenes y antiguos. Históricamente, estas áreas se han librado de una destrucción tan extensa. Esto representa un cambio significativo y preocupante en el equilibrio ecológico de la región. Tales cambios amenazan la estabilidad y la salud de estos ecosistemas críticos, que se han preservado durante mucho tiempo.

Un estudio exhaustivo, que utilizó un análisis detallado de imágenes satelitales, reveló un asombroso aumento de los incendios forestales de 13.477 en 2022 a 34.012 en 2023. Esta dramática aparición se atribuye principalmente a las prolongadas condiciones de sequía que azotan la región, lo que pone de relieve la interconexión de los factores ambientales y la necesidad de de estrategias integrales para mitigar la compleja interacción de la deforestación, la sequía y los incendios.

La creciente frecuencia e intensidad de los incendios forestales no sólo amenaza la biodiversidad y la capacidad de almacenamiento de carbono del Amazonas, sino que también pone en peligro los medios de vida de las comunidades locales y las poblaciones indígenas que dependen del bosque para su sustento y patrimonio cultural.

La sequía y el efecto dominó

La región amazónica ha estado lidiando con períodos de sequía cada vez más frecuentes y prolongados. Las sequías pasadas en 2010 y 2015-16 ya habían dejado el bosque más susceptible a los incendios, provocando la fragmentación de la cubierta vegetal. La actual sequía, que comenzó el año pasado, no ha hecho más que exacerbar esta vulnerabilidad.

“El cambio climático es un factor clave del aumento de los incendios forestales, y El Niño también ha añadido riesgos debido a su relación con la sequía prolongada en la región”, señaló IBAMA/PREVFOGO, el Centro Nacional para la Lucha y Prevención de Incendios Forestales.

Solo en los primeros tres meses de 2023 se produjeron 7.861 incendios forestales en la Amazonía, superando las cifras de cualquiera de los ocho años anteriores. Esta inquietante tendencia pone de relieve la urgencia de la situación.

La distribución geográfica de estos incendios es un factor crítico para comprender su impacto y diseñar respuestas adecuadas.

“Es importante comprender el patrón geográfico de estos incendios. Cada uno de los ámbitos afectados requiere una respuesta diferente. Nuestro análisis señaló que hay más incendios en áreas de bosques antiguos que en años anteriores, lo cual es alarmante no sólo por la pérdida de vegetación, que invariablemente va seguida de la deforestación, sino también porque el carbono almacenado por el bosque se convierte en emisiones de carbono cuando quemaduras”, afirmó Guilherme Augusto Verola Mataveli, autor correspondiente del artículo y especialista en teledetección de la División de Observación de la Tierra y Geoinformática del INPE.

La investigación destaca una tendencia preocupante de aumento de la actividad de incendios en los bosques antiguos del Amazonas. Estos ecosistemas antiguos e vírgenes son particularmente susceptibles a los impactos perjudiciales de los incendios forestales debido a su importante capacidad de almacenamiento de carbono.

Cuando los bosques del Amazonas se queman, liberan a la atmósfera grandes cantidades de carbono almacenado. Esta liberación contribuye significativamente a la crisis climática al aumentar las emisiones de gases de efecto invernadero. La frecuente aparición de estos incendios forestales plantea una grave amenaza a la biodiversidad y el equilibrio ecológico únicos del Amazonas. Además, exacerba el desafío global de abordar y mitigar los efectos del cambio climático.

“Los bosques antiguos almacenan mayores cantidades de carbono, que cuando se queman se convierten en emisiones de gases de efecto invernadero, lo que contribuye al cambio climático”, dijo Mataveli. “Otro efecto negativo tiene que ver con los problemas de salud pública. en octubre 2023, Manaos [the capital of Amazonas state] “Tenía la peor calidad de aire de cualquier ciudad del mundo, excepto una”.

Efectos dominó y consecuencias nefastas

Las repercusiones de los incendios forestales en los bosques antiguos se extienden mucho más allá de la pérdida inmediata de vegetación y las emisiones de carbono. Los incendios también debilitan la resiliencia del bosque al afectar su capacidad para mantener un microclima húmedo que es crucial para su supervivencia.

El microclima bajo el dosel del bosque ayuda a contener y reciclar la humedad en todo el ecosistema. Cuando este clima disminuye, compromete la salud y la sostenibilidad del bosque.

Además, la creciente amenaza de incendios forestales plantea desafíos para los agricultores tradicionales de subsistencia que dependen de las quemas controladas como práctica de gestión de la tierra. La propagación incontrolada del fuego perturba sus medios de subsistencia y amenaza su forma de vida.

El futuro de Amazon: un llamado a la acción urgente

La escalada de la crisis en la Amazonía exige una acción inmediata y concertada. Los investigadores involucrados en el estudio enfatizan la necesidad de un enfoque multifacético, que incluya mayores operaciones de comando y control, brigadas de bomberos mejor equipadas y una mejora continua de los sistemas de monitoreo.

“La Amazonía se está volviendo más vulnerable ambiental, social y económicamente a medida que pasa el tiempo sin soluciones efectivas al problema de los incendios”, afirmó Luiz Aragão, líder del grupo de investigación.

Mientras el Amazonas arde, el destino de este invaluable ecosistema pende de un hilo y las consecuencias de la inacción son demasiado nefastas para contemplarlas. El momento de actuar es ahora, antes de que las llamas consuman los pulmones de nuestro planeta.

El estudio se publica en la revista. Biología del cambio global.

—–

¿Te gusta lo que lees? Suscríbase a nuestro boletín para recibir artículos interesantes, contenido exclusivo y las últimas actualizaciones.

Visítenos en EarthSnap, una aplicación gratuita presentada por Eric Ralls y Earth.com.

—–

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El gol de Niclas Fullkrug da la victoria al equipo alemán – .
NEXT Sancho ya no tiene barriga