Su repunte en las encuestas contra Trump

En las elecciones presidenciales estadounidenses, el miedo parece estar cambiando de bando: después de casi cinco meses con Donald Trump liderando, incluso por cinco puntos, las encuestas de cara a las elecciones de noviembre, esta semana empezaba a confirmarse una tendencia positiva para Joe Biden. No sería una remontada espectacular, por ahora, pero el presidente ya habría reducido a un punto su diferencia con el magnate, a falta de siete meses para las elecciones.

Era un mes preciso, octubre de 2023, cuando las encuestas empezaban a favorecer a Trump, y los analistas políticos se enfrentaban a una pregunta: ¿Cómo era posible que las mejoras en la economía, por así decirlo, mínimos históricos del desempleo y una bolsa en alza? ¿No se reflejaría en las encuestas como una ventaja para el presidente de turno?

Una de las explicaciones dadas, en aquel momento, fue la edad del presidente demócrata. A pesar de su buen desempeño económico, sus 81 años lo hacían parecer un candidato no apto para un segundo mandato. Pero ahora que las primarias han terminado y se sabe definitivamente que las elecciones del 5 de noviembre repetirán el enfrentamiento entre Trump y Biden, parece que este último empieza a tomar ventaja.

Hoy, Trump aventaja a Biden por un punto porcentual entre los votantes de todo Estados Unidos, entre un 47% y un 46%, según una encuesta publicada por The New York Times el sábado pasado. Esto representa una mejora modesta para el presidente desde febrero, cuando Trump lideraba la misma encuesta por cuatro puntos.

Fotografías de Joe Biden y Donald Trump en una pantalla durante un mitin de campaña de Trump en Green Bay, Wisconsin, el 2 de abril de 2024. Foto: Reuters

Otra encuesta, esta vez del Financial Times, muestra que los votantes norteamericanos están cada vez más a favor de la gestión económica de Biden: a pesar de la persistente inflación, especialmente en los precios de los combustibles, este índice subió cinco puntos respecto a febrero, hasta alcanzar el 41% de los consultados.

Incluso el viernes, el promedio de encuestas de RealClear mostraba a Trump sólo 0,4 puntos por delante de Biden: 44,6% a 44,2%.

Sin embargo, la inflación sigue siendo uno de los grandes problemas para los votantes, y casi el 80% de los encuestados señalaron que era una de sus mayores fuentes de “estrés financiero”. Erik Gordon, de la Universidad de Michigan, comentó al Financial Times: “Los votantes siguen igual de preocupados por la inflación, pero culpan menos a Biden. Las recientes y más estridentes acusaciones del presidente de que las corporaciones codiciosas son responsables de los aumentos de precios parecen haberle ganado puntos”.

La mala noticia, también de las encuestas, es que habría cierta nostalgia entre los republicanos por la economía en la época de Trump. Una encuesta de Reuters e Ipsos indicó que el 41% de los encuestados dijo que el expresidente tenía una mejor gestión de la economía, frente al 34% que eligió a Biden.

Más allá de las encuestas, los últimos datos oficiales de inflación, publicados la semana pasada, mostraban un incremento del IPC de marzo del 0,4%, en un avance que superó en una décima el consenso de estimaciones del mercado y que llevó a que la inflación en 12 meses se acelerara hasta 3,5%. Mientras tanto, los precios del petróleo han aumentado más del 15% desde principios de año.

Mientras tanto, el índice de confianza del consumidor marcó un récord de dos años en enero de 2024: el marcador, elaborado por The Conference Board, fue de 114,8, la puntuación más alta desde diciembre de 2021. Mientras tanto, el desempleo se mantiene en niveles muy bajos, con un 3,8% en el el mes pasado.

El presidente estadounidense, Joe Biden, camina en una conferencia de la Hermandad Internacional de Trabajadores de la Electricidad en Washington, el 19 de abril de 2024. Foto: Reuters

Dado que las elecciones tendrán lugar el 5 de noviembre, las encuestas han sido fuente de especulaciones durante meses, y especialmente en una reunión como ésta, que siempre fue vista como una repetición del choque entre Trump y Biden en 2020. Heath Brown, de New York York University, dijo a Newsweek sobre lo reñidas que están las elecciones en este momento: “Las encuestas de los últimos meses indican que se trata de una contienda muy reñida. No le daría mucha importancia a una o dos encuestas en este momento. La tendencia parece ser que la campaña será muy reñida y sospecho que las encuestas lo reflejarán hasta noviembre”.

Entre los factores políticos que explicarían el nuevo impulso de Biden, The New York Times enumeró el discurso sobre el Estado de la Unión del 7 de marzo, que habría ayudado a “calmar las preocupaciones demócratas” sobre la edad del presidente.

Respecto al impulso que está ganando la campaña del presidente, el fundador de la encuestadora Zogby International, John Zogby, comentó: “Esta carrera presidencial promete ser muy competitiva, especialmente porque ambos candidatos son muy impopulares. “Aproximadamente el 70% de los votantes no querían que ninguno de los dos fuera candidato”.

En su opinión, incluso sin grandes cambios en la opinión pública, Trump habría “perdido ciertos puntos” frente a otros ganados por Biden. “El factor principal es que, entre los votantes independientes, hoy es Biden quien lidera. Parece haber mejores percepciones de él después de que pronunció el discurso sobre el Estado de la Unión, donde parecía enérgico. Del mismo modo, las comparecencias de Trump ante los tribunales y su imagen pública están alejando a los moderados”, afirma Zogby. En cualquier caso, no es momento de cantar una victoria de Biden: todavía está acortando distancias en los estados clave.

El candidato presidencial republicano y expresidente estadounidense Donald Trump habla durante un mitin de campaña en Green Bay, Wisconsin, el 2 de abril de 2024. Foto: Reuters

Por su parte, el politólogo Stephen Farnsworth, profesor de la Universidad de Mary Washington, señala la situación del aborto en Estados Unidos. “Los votantes están empezando a ver que Trump y los jueces que nombró a la Corte Suprema son responsables del caos que se está generando estado por estado en torno a las leyes sobre el aborto. Además, los votantes se sienten mejor acerca de sus condiciones económicas”.

Mientras tanto, el analista electoral y editor asociado de Sabato’s Crystal Ball de la Universidad de Virginia, J. Miles Coleman, cree que gran parte de este impulso en las encuestas para el actual presidente está relacionado con “el fin simbólico” de las primarias. , tras la retirada de Nikki Haley de la carrera republicana: “Yo diría que parte de la mejor posición que tiene Biden hoy es que los votantes están empezando a familiarizarse con el hecho de que las elecciones serán una repetición de las de 2020”.

“Como anécdota, de vez en cuando doy charlas políticas a audiencias que no siguen las noticias religiosamente y, hasta el último mes, todavía había gente que me hacía preguntas como ‘¿crees que Michelle Obama podría reemplazar a Biden?’ o ‘¿puede ella?’ ¿Haley venció a Trump? Pero ahora, Trump y Biden son los candidatos presupuestarios de cada partido”, dijo Coleman.

John Pitney, politólogo del Claremont McKenna College, comenta con Tercero la situación a siete meses de las elecciones: “Las encuestas están casi o dentro del margen de error, o un poco fuera de él. Como siempre ha sido, la carrera presidencial está reñida y es probable que así sea hasta el final”.

En cuanto a la percepción de la economía, Pitney se muestra más escéptico: “La economía ha ido bien últimamente, pero en Estados Unidos la afiliación partidista cambia la forma de verla. “Los republicanos piensan que las cosas van mal, los demócratas piensan que van bien, y si un republicano estuviera en la Casa Blanca, las cosas serían al revés”.

J. Miles Coleman señala al respecto que existe una cierta nostalgia por la economía prepandemia, lo que beneficiaría a los republicanos. “Trump y los republicanos están derrotando a Biden en inflación, y Trump todavía lidera en cuestiones económicas en la mayoría de las encuestas. Parte de eso podría deberse a que algunos votantes sienten nostalgia de cómo era la economía antes de la pandemia y han borrado la propia pandemia de su memoria, o no responsabilizan a Trump por los problemas que trajo”, explica.

“Si bien los votantes todavía otorgan bajas calificaciones a Biden por su manejo de la economía y su trabajo en general, su programa de gasto público ha creado empleos y proyectos reales en comunidades locales de todo el país. Y puede viajar a estas comunidades y demostrar que son reales”, argumenta Zogby, por su parte.

El encuestador destaca otro factor: “El tema del aborto ha sido un regalo para Biden y los demócratas y han ganado elecciones gracias a ello. Pero también creo que ha mostrado algo de energía y humor en las últimas semanas y esto ha alentado a algunos votantes”.

344bb91a14.jpg
Joe Biden firma una orden ejecutiva sobre fabricación llamada “Invéntalo aquí, hazlo aquí”, en Auburn, Maine, el 28 de julio de 2023. Foto: Reuters

“Las cifras económicas son, en general, bastante positivas, especialmente el desempleo. Pero la inflación sigue siendo más alta de lo que la mayoría de los estadounidenses están acostumbrados, y eso está reduciendo el atractivo de Biden”, dice Farnsworth.

Respecto a la situación del expresidente Trump, Farnsworth señala: “Los republicanos que nominaron a Trump asumieron un gran riesgo. El expresidente pasará gran parte de los próximos dos meses ante los tribunales y quién sabe qué tipo de testimonios y pruebas surgirán. Incluso si Trump no es condenado, el caso no ayudará a su campaña. Y todavía hay otros casos que podrían aparecer durante el verano”.

En ese sentido, Coleman cree que la ausencia de Trump en los medios de comunicación en los últimos meses podría haberle favorecido en las encuestas. “Parte de por qué las cifras de Trump han sido tan buenas en los últimos meses tiene que ver con el hecho de que no ha dominado las noticias tanto como cuando era presidente. En otras palabras, no había estado recordando constantemente a los moderados e independientes las cosas que le hacían desagradable”, indica el politólogo.

“Sin embargo, esto puede cambiar. A medida que más personas comienzan a informarse sobre las elecciones, la carrera comienza a parecerse nuevamente a algo entre dos candidatos, y menos a un referéndum sobre Biden”, predice Coleman.

Zogby, por su parte, advierte de una actitud diferente entre los votantes de cada candidato: “A pesar de los impresionantes avances en la creación de empleo, la reducción del desempleo y los salarios que superan la inflación, la tasa de esta última volvió a aumentar el mes pasado. Los precios altos están grabados en la psique de los votantes y el hombre que está en la cima parece ser el culpable. Los partidarios de Trump creen firmemente que la nación estaba mejor bajo Trump. “Los partidarios de Biden no están tan entusiasmados con sus sentimientos hacia el presidente”.

1a93e0efa0.jpg
Donald Trump habla con la prensa con su abogado Todd Blanche después de su juicio en el Tribunal Penal de Manhattan en Nueva York, el 19 de abril de 2024. Foto: Reuters

Esta semana, el presidente Joe Biden realizó una gira de tres días por Pensilvania, comenzando en su ciudad natal de Scranton. Allí buscó detallar las diferencias entre sus políticas fiscales y las del expresidente Trump. “Amigos”, dijo Biden el martes, “el lugar de donde venimos importa. Cuando miro la economía, no la veo a través de los ojos de Mar-a-Lago, la veo a través de los ojos de Scranton, y eso no es una hipérbole”.

Mientras Biden hace campaña en Pensilvania, Trump se encuentra en un tribunal de la ciudad de Nueva York, enfrentando cargos penales por falsificar registros comerciales para encubrir pagos realizados a la actriz de cine para adultos Stormy Daniels antes de las elecciones presidenciales de 2016 para que no revelara los detalles de una supuesta relación sexual. encuentro entre ambos, ocurrido en 2006. Algo que el republicano evidentemente niega.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV ONU revisa cifra de muertos de mujeres y niños – .
NEXT Escuche jazz de los 70 de Miles Davis, Alice Coltrane y más en “Visions”