mucho más resistente y ecológico – .

mucho más resistente y ecológico – .
mucho más resistente y ecológico – .

Un equipo de ingenieros de la Universidad RMIT se ha asociado con la central eléctrica Loy Yang de AGL y la Asociación Australiana de Desarrollo de Cenizas para encontrar una forma de crear un hormigón, un material comúnmente utilizado en la construcción, capaz de revolucionar la construcción utilizando una menor cantidad de cemento. Lo que lo hace no sólo más ecológico, sino también más resistente.

Tras meses de trabajo, los ingenieros de la Universidad RMIT han conseguido reemplazar el 80% del cemento del hormigón por cenizas volantes de carbón. Esta es una buena noticia teniendo en cuenta que la producción de cemento por sí sola representa el 8% de las emisiones globales de carbono, y que el hormigón, que normalmente utiliza una gran cantidad de material, tiene una demanda cada vez mayor.

Si bien es cierto que ya existen empresas que fabrican hormigón ecológico, Estos prescinden sólo del 40% del cemento.una cantidad considerable, pero aparentemente no suficiente para acabar con el impacto negativo que este material sigue teniendo en el medio ambiente.

Un hormigón que utiliza un 80% menos de cemento

El hormigón resistente y ecológico desarrollado por la Universidad RMIT, junto con la central eléctrica Loy Yang de AGL y la Asociación Australiana de Desarrollo de Cenizas, es cCompuesto por una mezcla de cenizas volantes bajas en calcio., actuando un 18% de cal hidratada y un 3% de nanosílice, que actúan como agentes fortalecedores. Tras diferentes investigaciones, se dieron cuenta de que la combinación de estos materiales hace que el hormigón ecológico sea mucho más resistente que cualquier otro tipo.

Además, el uso de cenizas volantes bajas en calcio en el hormigón también ayuda a luchar contra el cambio climático. La Dra. Chamila Gunasekara, líder del proyecto RMIT, destaca en las conclusiones de la investigación que “en comparación con las cenizas volantes, las cenizas de estanque están subexplotadas en la construcción debido a sus diferentes características. Y que “hay cientos de megatoneladas de cenizas depositadas en represas en toda Australia y en muchos otros lugares del mundo”. El objetivo, por tanto, es reutilizar esas cenizas y evitar que los estanques se conviertan en un “peligro ambiental”.

El proyecto para utilizar este hormigón ecológico aún está en curso, y los investigadores del RMIT están trabajando ahora con la Universidad de Hokkaido en un sistema (software, específicamente) que permita comprobar y pronosticar el rendimiento de este tipo de material a lo largo del tiempo. Esperan que este software también se utilice para probar otros materiales.

Recibe nuestra newsletter cada mañana. Una guía para entender lo que importa en relación con la tecnología, la ciencia y la cultura digital.

Procesando…

¡Listo! Usted ya está suscrito

Hubo un error, actualiza la página y vuelve a intentarlo.

También en Hipertextual:

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Doble Exposición respeta los finales del primer juego
NEXT Apple renovaría Siri con Inteligencia Artificial para mejorar el control de funciones específicas