Chico Buarque, estrella de la música y la literatura, cumple 80 años

Chico Buarque, estrella de la música y la literatura, cumple 80 años
Chico Buarque, estrella de la música y la literatura, cumple 80 años

“Construcción”, de Chico Buarque

Francisco Buarque de HolandaO simplemente Chicocumple 80 años, más devoto de la literatura que de la música y fiel al activismo político que ha guiado su obra durante las últimas seis décadas.

La vena intelectual le vino desde la cuna. Hijo de Sergio Buarque de Holandahistoriador, sociólogo, escritor y ya en su momento uno de los mayores referentes culturales de Brasil, y de María Amelia Alvim, pianista y artista plástico, ambos socialistas. Aun así, en su juventud estudió arquitectura durante dos años, deslumbrado por la figura de Óscar Niemeyergran amigo de su padre.

Sin embargo, a principios de los años 60 quedó cautivado por la bossa nova, creada por otros visitantes habituales de la casa familiar: Vinícius de Moraes y Tom Jobim. “Dejé la arquitectura y me convertí en aprendiz de Jobim. Cuando mi música sale bien, me imagino que es de Jobim, pero la música de Tom, para mí, es como las casas de los Oscar”, declaró hace unos años.

Chico Buarque, en un concierto en Campo Pequeno, Lisboa (Portugal) (EFE/Jose Sena Goulão)

se considera uno de los grandes poetas de la música brasileña y comenzó a ser conocido a principios de los años 60. Tuvo como plataforma festivales que promovieron nuevos talentos y descubrieron otras figuras emblemáticas, como Gilberto Gil, Cateano Veloso, Milton Nascimento cualquiera Elis Regina. Lo que más tarde se conoció como Música Popular Brasileña (MPB), que comenzó a tener tintes políticos a partir de 1964, cuando un golpe militar instauró una dictadura que duró hasta 1985.

La resistencia al autoritarismo lo tuvo como una de sus voces más activas y lo pagó con el exilio. Perseguido y censurado, en 1969 partió hacia Roma, pero después de 14 meses optó por regresar a Brasil asesorado por Vinícius de Moraes: “Hay que seguir haciendo ruido”, le dijo. Con su fama de antídoto a la persecución, compuso en aquel momento algunos himnos de la lucha política contra la dictadura, como “Vai passar”, cantado por la izquierda nuevamente a partir de 2019, cuando la ultraderecha Jair Bolsonaro asumió la Presidencia de Brasil.

En 2022, tal como lo había hecho desde los años 90, se sumó a la campaña que llevó al poder al actual presidente, Luiz Inácio Lula da Silvaa quien su padre acompañó en 1980 en la fundación del Partido de los Trabajadores (PT).

Chico Buarque con el presidente Luiz Inácio Lula da Silva durante un partido de fútbol entre amigos, en Guararema, San Pablo, diciembre de 2019 (REUTERS/Amanda Perobelli)

Su obra tras la caída de la dictadura en 1985 adquirió un tono más intimista y exploró el universo femenino, pero siempre con la impronta de la crítica social y su particular visión de cronista. También se dedicó a la literatura. Ya había escrito algunos cuentos, pero desde 1991, con la publicación de yo estorbosu primera novela se volcó de lleno en la creación literaria.

Desde entonces ha publicado una novela cada cinco años y ha añadido premios como escritor a sus premios musicales. El más importante, el Premio Camões de 2019, concedido por Brasil y Portugal en reconocimiento a su labor, pero que fue denegado por Jair Bolsonaropor lo que acabó recibiéndolo en 2023, ya con Lula en la Presidencia.

Chico Buarque en la ceremonia del Premio Camoes, en Lisboa, Portugal, el 24 de abril de 2023 (REUTERS/Rodrigo Antunes)

la fama de Chico Buarque No empezó como me hubiera gustado. Apareció por primera vez en la prensa el 30 de diciembre de 1961, con 17 años, detenido por robar un coche con un amigo para “dar una vuelta”. Avergonzado, lo explicó como “entretenimiento” para los jóvenes de clase media alta de San Pablo, donde vivía en ese momento. Pasó una noche en una comisaría y fue liberado, pero bajo arresto domiciliario parcial, lo que le impidió salir por las noches durante 172 días.

En esas noches perfeccionó la guitarra con su hermana Miúcha y compuso sus primeros poemas, que poco después estarían en boca de millones de brasileños. Con su expediente policial (RI5950) imprimió la portada del disco en 1993. Para todos y a ello aludió en la canción “A foto da capa”, que dice que “el retrato del artista joven no es una pintura prometedora ni sincera. “Él es la figura del ladrón ostentoso”.

Su última foto en vísperas de su 80 cumpleaños fue muy diferente. Fue publicado el fin de semana pasado y aparece con el exfutbolista rai (estrella del PSG en los 90, hermano de Sócrates, otro famoso futbolista brasileño) en protestas contra el avance de la extrema derecha en Europa en las calles de París, donde pasa unos seis meses al año. Un retrato mucho más acorde con lo que ha sido su pensamiento desde que se volcó hacia las artes de la música y la literatura.

Fuente: EFE

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Estudio revela cuánto ejercicio necesitas por semana para evitar la presión arterial alta – .