Cuatro cambios simples que puedes hacer para mejorar tu bienestar y ser más feliz, según la ciencia

Cuatro cambios simples que puedes hacer para mejorar tu bienestar y ser más feliz, según la ciencia
Cuatro cambios simples que puedes hacer para mejorar tu bienestar y ser más feliz, según la ciencia

Aunque no son lo mismo, la felicidad y el bienestar siempre van de la mano (Imagen ilustrativa Infobae)

Él bienestar Es un estado en el que una persona se siente plena y satisfecha en diferentes aspectos de su vida, incluyendo el físico, mental, emocional y social. Esto significa tener buena salud, relaciones interpersonales sanas, estabilidad económica y un entorno que fomente el crecimiento personal y profesional.

Por su parte, el felicidad Es una emoción o estado de ánimo positivo que resulta de experiencias placenteras y satisfactorias. Es un sentimiento de alegría, satisfacción y plenitud que puede ser momentáneo o duradero, dependiendo de factores como el logro de metas personales, las relaciones emocionales y el sentido de propósito en la vida.

Y aunque ambos conceptos están relacionados no se podría decir que sean sinónimos sino que uno es causa del otro ya que el bienestar puede contribuir a la felicidad y viceversa.

Por eso, ya sea para buscar bienestar o felicidad, es importante adaptar ciertos hábitos y prácticas a nuestra vida diaria que nos ayudará a llegar a estos estados más fácilmente

Si bien el bienestar es un estado que depende de diversos factores, hay pequeños cambios que podemos hacer para sentirnos bien con él (Imagen ilustrativa Infobae)

Es así que en la búsqueda de ayudar a las personas a acercarse a estos estados positivos de maneras más sencillas, se han establecido algunos hábitos que pueden ser fáciles de implementar y ayudar a mejorar la calidad de vida, esto según estudios de diferentes universidades, entre ellas la Universidad de Cardiff y Harvard. Universidad, por nombrar algunos.

Los hábitos que recomiendan implementar son los siguientes:

Nuestros valores y creencias son fundamentales en nuestra vida, ya que determinan nuestras acciones, lo que consideramos importante y las áreas en las que queremos centrarnos. En esencia, nos brindan información sobre lo que nos motiva a seguir adelante.

Es común que nuestra rutina diaria nos haga perder de vista estas prioridades y no le demos a ciertos temas la importancia que se merecen. Es crucial que, ante las decisiones, nos esforcemos por reconectarnos con estos valores, utilizándolos como guía en cada acción que emprendamos.

Todos cometemos errores, pero eso no define si somos mejores o peores personas. Es importante dejar de castigarnos por el pasado y aceptarnos por completo, con nuestras virtudes y defectos. Para alcanzar una mayor felicidad es fundamental tratarnos como lo haríamos con un buen amigo o un familiar cercano.

A menudo somos nuestros críticos más duros y este es un hábito que debe cambiar. Debemos ser más comprensivos y amables, reconociendo nuestras propias circunstancias de vida. Esto se puede lograr a través de afirmaciones positivas o mostrando paciencia ante nuestras frustraciones. Además, la práctica de llevar un diario puede resultar muy beneficiosa.

Aunque parezca sencillo, muchas veces inconscientemente dejamos de lado nuestros hobbies o actividades favoritas. Si no sabemos lo que nos gusta, podemos explorar diferentes opciones.

No siempre es necesario que sean actividades complicadas. De hecho, pueden ser actividades sencillas como pasar tiempo al aire libre, dar un paseo, ver una película, pasar tiempo con un ser querido, hacer voluntariado, iniciar un hobby artístico o simplemente cocinar nuestro plato favorito. Estas acciones demuestran que el autocuidado es más accesible de lo que pensamos.

A pesar de lo agitado de nuestra rutina, es importante dedicar tiempo a las cosas que nos traen felicidad (Imagen ilustrativa Infobae)

Para encontrar la felicidad es fundamental aprender a poner las situaciones en perspectiva y sentir gratitud por todo lo bueno que tenemos, incluso en los momentos difíciles. Debemos recordar que, a pesar de las dificultades, siempre hay aspectos por los que podemos sentirnos afortunados. Un ejercicio útil es reflexionar sobre las cosas positivas que nos han pasado durante el día antes de ir a dormir.

Estos pequeños cambios de mentalidad nos permitirán adoptar una nueva perspectiva y disfrutar más de lo que la vida nos ofrece.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Georgina Barbarossa explotó en vivo y tuvo un ataque de furia contra Gastón Trezeguet: ¡Basta! – .
NEXT predicciones para HOY 13 de junio, según la astrología oriental