Dos historias familiares que se convirtieron en musicales en la calle Corrientes

Dos historias familiares que se convirtieron en musicales en la calle Corrientes
Dos historias familiares que se convirtieron en musicales en la calle Corrientes

[El podcast”Medio siglo de teatro” puede escucharse clickeando acá]

En el episodio 11 del podcast “Medio siglo de teatro”, Carlos Rottemberg cuenta cómo dos historias familiares se convirtieron en atractivos para el público musical.

Rottemberg es padre de tres hijos. El primer Tomás, producto de su matrimonio con Linda PerezTiene 38 años y trabaja en la compañía de teatro familiar. Los más pequeños son Nicolás, de siete años, y Matilda, de cinco. La madre de los pequeños es Karina Pérez Moretto, actual esposa de Rottemberg.

“Corría el año 2013 cuando mi esposa y yo fuimos al Cambridge Theatre de Londres, donde un tiempo antes se había estrenado la obra Matilda. Fuimos solos. Casados ​​por segunda vez, ya mayores y con la convicción de no tener hijos. Vimos el musical. Karina estaba más sorprendida que yo. Y al salir me dijo: ‘Si alguna vez quedo embarazada de una niña, la llamaré Matilda’. Cambié de tema y propuse un lugar para comer”, recuerda Rottemberg.

Luego de esa visita a Londres, Karina modificó su idea original de no ser madre. Le hicieron tratamientos y al séptimo intento llegó el niño, en 2016. Había dos nombres en pugna: Nicolás o Matías. Pero Karina descartó lo segundo porque ella, insistió: “Cuando tenga una niña la quiero poner Matilda, y serán Mati y Mati”. Y fue entonces cuando el niño se llamó Nicolás.

En 2019 nació Matilda. Y tras su nacimiento, Rottemberg escribió un tweet en la cuenta Multiteatro. El tweet publicado el 9 de mayo de 2019 decía: “En 2013, mi esposa y yo vimos el musical Matilda en Londres. Cuando salió, todavía bajo el toldo, Karina dijo: ‘Si alguna vez quedara embarazada de una niña, la llamaría Matilda’. “No tenemos los derechos del musical, pero sí, desde hace un tiempo, los derechos del protagonista”.

Pasó la pandemia, los niños crecieron y, en 2021, un argentino que trabaja en Broadway, Valentina VargasLo contactó: recordó el tuit de 2019 y le dijo que ella era la dueña de los derechos de la obra Matilda para Argentina. Ellos y otros productores unieron fuerzas y, en 2023, Matilda llegó al teatro Gran Rex.

“En su momento dije que Matilda era un proyecto que me unía por la familia, por lo que había pasado y eso fundamentalmente me garantizaba que desde el punto de vista del mensaje pedagógico y del mensaje de cómo iba a ser hacerse, no era un negocio. , fue una apuesta por mi hija. Y asi fue. El proyecto resultó brillante en todos los sentidos, no solo porque salió maravillosamente bien gracias al equipo de producción de la obra sino también porque fue un gran éxito en 2023 con 140.000 entradas reales vendidas en ocho semanas”.

El tuit con el que Carlos Rottemberg anunció el nacimiento de su hija Matilda

Pero ese éxito creó un problema familiar para Rottemberg.

Es que Nicolás se puso celoso porque su hermanita “tenía” una obra de teatro para ella. Rottemberg y su esposa decidieron no volver a hablar de la obra “Matilda” en casa porque la niña estaba pasando por un momento difícil. La niña también destacó -con ciertas dificultades de pronunciación- que su trabajo iba bien en el “Corrió Rex.”

Ante esta situación, Rottemberg salió a buscarle trabajo a Nicolás. No pudo encontrarla hasta que alguien le sugirió producir “Escuela de Rock” y, como a Nicolás le gusta la música, pensó que ella podría ser la indicada. Entró a la habitación de su hijo y le preguntó si le gustaría que “School of Rock” fuera su obra. El niño respondió con un gesto: colgó un cartel de la obra en su habitación. Y luego fue a decirle a la hermana que ya tenía su trabajo. “School of Rock” se estrenará en el Gran Rex a mediados de 2024.

Dado que Matilda fue un éxito, “School of Rock” puede existir. Si hubiera sido un fracaso, Nicolás se habría tenido que conformar con “algún juguete”, como explica Rottemberg. Lo que Matilda ganó, dice Rottemberg, se reinvierte en “School of Rock”.

En las últimas elecciones, Matilda y Nicolás acompañaron a su padre Carlos Rottemberg a votar

Y lo fundamenta: “No concibo la vida de otra manera que hacer crecer la compañía, hacer crecer la profesión, seguir el hábito teatral. Creo que las profesiones hay que mirarlas a largo plazo, no en la situación actual. Es decir, cuando hoy me planteo más funciones y más trabajo, no pienso en los años que me quedan para vivirlo. Estoy pensando en cómo podemos plantar una bandera. Yo creo en eso. Creo en que, por ejemplo, los edificios de los teatros, que tanto defiendo, constituyen el patrimonio cultural de los ciudadanos. Nadie que se sienta a ver una obra de teatro piensa que si estamos ahí es porque alguien la construyó hace 180 o 150 años. No pensamos en eso. Yo sí creo en eso. Creo que es el punto de partida para que se desarrolle el desarrollo artístico. Creo que es patrimonio cultural. No me parece menor. Por eso digo que cuando veo los edificios, cuando veo los pequeños monstruos parados allí, me siento bien. Porque creo en eso”.

Karina Pérez Moretto y Carlos Rottemberg el día de su boda en 2017 (foto Verónica Guerman/Teleshow)

En el último minuto del episodio del podcast del que habla Rottemberg Karina Pérez Moretto, su actual esposa. Es madre de sus hijos menores, Nicolás y Matilda, a quienes invitó una noche de 2009 a ver una película de Woody Allen y desde ese día están juntos.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV predicciones para HOY, jueves 30 de mayo, según la astrología oriental
NEXT “Me hacen bullying por mi clase social” – .