Se inauguró el primer Centro Biomédico Especializado en Medicina del Deporte donde se recuperaron Paolo Guerrero y Jefferson Farfán

Se inauguró el primer Centro Biomédico Especializado en Medicina del Deporte donde se recuperaron Paolo Guerrero y Jefferson Farfán
Se inauguró el primer Centro Biomédico Especializado en Medicina del Deporte donde se recuperaron Paolo Guerrero y Jefferson Farfán

IPD y Legado inauguraron el primer Centro Biomédico Especializado en Medicina del Deporte.

Perú sigue apostando por la tecnología deportiva. Recientemente, después de un esfuerzo conjunto, el Proyecto especial heredado y el Instituto Peruano del Deporte (IPD) inauguró la primera Centro Biomédico Especializado en Medicina del Deporte en Perú, una avanzada instalación diseñada para atender a cerca de 12.000 deportistas federados y paraatletas anualmente. Este centro, único de su tipo en el país, promete incrementar la competitividad del deporte peruano a nivel internacional, brindando a deportistas de alto nivel herramientas científicas y tecnológicas para su preparación y recuperación.

Ubicado en el Villa Deportiva Nacional En el distrito de San Luis, este Centro Biomédico ocupa un edificio de cuatro pisos y 6900m2 de superficie, según se describe en un comunicado oficial del IPD. La infraestructura incluye equipos para la realización de ergoespirometría, máquinas isocinéticas, una cámara de altura para simulación de condiciones montañosas y un gimnasio de rehabilitación totalmente equipado.

Además, se ofrecen servicios en nutrición, psicología y áreas de control antidopaje. Este proyecto se inspiró en el Centro Biomédico de Alto Rendimiento de Colorado Springs, en Estados Unidos, gracias a un acuerdo con el gobierno británico.

El evento de inauguración contó con la participación de importantes figuras como Carlos Zegarra, director ejecutivo de Legado; Guido Flores, presidente del IPD; Renzo Manyari, presidente de la comité olímpico peruano; y Cenaida Uribe, destacada jugadora olímpica de voleibol y líder del equipo de Alianza Limacampeón de la Liga Nacional de Voleibol 2024. Durante el evento se destacó el impacto que tendrá este centro en la mejora de los protocolos de recuperación y prevención de lesiones, así como el enfoque científico aplicado al entrenamiento de los deportistas.

El Centro Biomédico Especializado en Medicina del Deporte de La Videna. Crédito: IPD

“Los deportistas podrán trabajar en estas nuevas condiciones. Eso no quiere decir que los antiguos fueran malos, pero estos son mejores. Aquí se trabajará la recuperación, la prevención de lesiones y el trabajo científico.. De esta manera, Biomédica complementará el deporte peruano”, destacó el director ejecutivo de Legado, Carlos Zegarra. Con esta declaratoria se resalta el compromiso de las principales instituciones deportivas en brindar a los deportistas peruanos acceso a recursos de vanguardia para su desarrollo integral.

Cabe mencionar que este centro no sólo representa un avance significativo en términos de infraestructura y tecnología aplicada al deporte en el Perú, sino que también se espera que marque un antes y un después en la gestión y seguimiento de la salud y el rendimiento de los deportistas peruanos.

Los deportistas están expuestos a lesiones a lo largo de su carrera y lo saben muy bien. Pablo Guerrero y Jefferson Farfán -dos figuras históricas de la selección peruana de fútbol-, quienes atravesaron momentos difíciles, estando alejados de las canchas por diversas enfermedades. Sin embargo, ambos tuvieron a su disposición el Biomédico, en un área específica.

Los dos futbolistas adoptaron el crioterapia como parte de su régimen de recuperación y tratamiento. Incluso, en ese momento, el ‘Depredador’ difundieron imágenes en las que se le observa sometiéndose a temperaturas de hasta -83 grados centígrados. Esta práctica en particular tiene como objetivo estimular la producción de endorfinas, mejorar el tono muscular, aliviar dolores articulares y tratar afecciones como el reumatismo, entre otros beneficios.

Guerrero aplicó esta novedosa terapia cuando se recuperaba de una grave lesión en la rodilla, que lo apartó de la actividad futbolística desde octubre de 2021 hasta julio de 2022. Su intención era acelerar el proceso para volver a jugar. Por su parte, Farfán hizo lo propio tras un cansancio muscular años antes.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV “No creo que le parezca gracioso” – .
NEXT Los 3 signos que encontrarán un amor sorpresa en los próximos días, gracias al cosmos