Su irrupción en el panorama musical contribuyó al éxito de grupos como Armonía 10 y Agua Marina – .

Su irrupción en el panorama musical contribuyó al éxito de grupos como Armonía 10 y Agua Marina – .
Su irrupción en el panorama musical contribuyó al éxito de grupos como Armonía 10 y Agua Marina – .

Una de estas orquestas revitalizó la cumbia peruana. (Composición Infobae: Edición Deluxe / Facebook de orquestas)

La cumbia peruana, ese género musical cuyas canciones resuenan en El Huaralino, Complejo Santa Rosa, explanadas de centros comerciales y hasta estadios, se encuentra en su etapa de esplendor. Prueba de ello es que los lugares antes mencionados aparecen llenos cada vez que suben al escenario grupos musicales para el deleite del público que está ansioso por escuchar canciones que son un éxito en las radios locales de Lima y provincias.

En cada festival del año es común que estas salas aparezcan llenas y que el público cante con emoción las canciones de Armonía 10, Agua marina, Corazón Serrano, Equipo 5, entre otras orquestas de cumbia. La gente no sólo aplaude, sino que también baila, ya sea sola o en compañía, al son de este ritmo que trasciende fronteras y combina historia, cultura y sentimiento.

Al asistir a un concierto de cumbia, es evidente que la cumbia ha superado ser un género exclusivo de la clase media. Incluso los ciudadanos extranjeros se han rendido ante las melodiosas y poderosas voces de los cantantes que abordan temas de amor, desamor, desilusión, temas presentes en varias generaciones. En concreto, adolescentes, jóvenes y adultos se conmueven con canciones emblemáticas que acumulan millones de visualizaciones en YouTube.

Durante cada festival del año, es común que espacios como el que se muestra en la imagen luzcan llenos. (Bj Sabor Tropical)

Sin embargo, la cumbia peruana no siempre gozó del reconocimiento y protagonismo actual. Durante la década de 1980, otros géneros dominaron la escena musical. A esto se sumaron factores que debilitaron el posicionamiento alcanzado por la cumbia.

Ante estas circunstancias desfavorables surgió un grupo musical que desafiando las expectativas propició el resurgimiento de la cumbia. Esta banda, integrada por músicos visionarios que fusionaron la esencia tradicional de la cumbia con ritmos contemporáneos, revitalizó el interés por este género en personas de diversos estratos sociales.

Rossy Guerra y su Banda Kaliente es el nombre del grupo musical que dio origen a la cumbia peruana. Rosa Guerra Morales, vocalista del grupo, se consolidó como una de las voces más importantes de este género y, sobre todo, de la tecnocumbia. En los años 90, este grupo comenzó a ganar notoriedad dentro del panorama musical, destacándose por su capacidad de fusionar ritmos de cumbia tradicional con elementos modernos, lo que les permitió conquistar una variedad de públicos.

Antes de su aparición en la escena musical en la década de 1990, la cumbia peruana estaba en declive y había sido eclipsada por otros géneros. ¿Pero a qué se debió esto? Jesús Cosamalón, en su libro “Historia de la cumbia peruana. De la música tropical a la chicha”, respondió a esta pregunta y contó lo que pasó tras el renacimiento de la cumbia.

Rossy Guerra y su Banda Kaliente revitalizaron la cumbia peruana. (Tito Mauri)

“(…) Chicha fue deslegitimada socialmente por su relación con lo popular y porque se la asociaba con conductas violentas. Creo que con el declive de la clase media tras la crisis de 1975 desapareció un sector que se identificaba con ese sonido y que contribuía a su expansión. Los años ochenta y la grave crisis acabaron con la pequeña clase media que existía, restringiendo el mercado de la chicha a los sectores populares, cada vez más empobrecidos”, anotó.

En el libro consultado, el autor citó a Damiler Díaz Terán y Magno Álvarez Alderete para señalar las razones del declive de la cumbia. El primero señaló que El descrédito de los términos ‘chicha’ y ‘chichero’ contribuyó a la decadencia del género y a que la música fuera utilizada para estigmatizar y deslegitimar a los provincianos. y sus descendientes. Mientras que el segundo indicó que antes del nuevo milenio, los medios asociaban la cumbia-chicha con la violencia y desmanes que frecuentemente ocurrían en las polladas.

La crisis de 1975 marcó el inicio del declive de la clase media, grupo que se asoció al ritmo de este género. Durante la década de los ochenta y debido a una crisis, la ya reducida clase media disminuyó aún más, limitando así el mercado de la chicha principalmente a los sectores populares.

En la imagen aparecen grupos y orquestas musicales de cumbia catalogadas como chicha. (Canal IPe)

Otra posible razón de la crisis. cumbia fue la popularidad y aceptación de otros géneros musicales entre los peruanos. La música peruana vio surgir competidores en el ámbito musical con géneros como la salsa, que ganó popularidad, especialmente la variante conocida como salsa sensual desde mediados de los años 1980. Además, el rock y el pop en español se posicionaron como fuerzas importantes dentro del panorama musical.

Esta situación adversa cambió en los años 90 cuando entraron en escena Rossy Guerra y su grupo musical. “La segunda mitad de los años 90 estuvo dominada por esta variante que rompió barreras étnicas y fue aceptada por casi todos los peruanos”, afirmó el investigador Cosamalón.

Según Walter Gonzales, citado en el libro “Historia de la cumbia peruana. De la música tropical a la chicha”, “en 1998 la cumbia regresó con fuerza a las listas de éxitos con Guerra Rossyy un año después a ese cantante se le sumaron Agua Marina, Armonía 10, Euforia y Ruth Karina como las voces y grupos más conocidos”.

Armonía 10, Corazón Serrano y Agua Marina son grupos musicales que llenan los recintos. (Composición Infobae)

“En 1997, la canción más popular había sido ‘El arbolito’, del Grupo Nectar, y había aparecido el grupo femenino Corazón Serrano. En 1999 el tema número uno fue ‘Tu amor era mentira’, de Agua Marina, y entre los 20 primeros temas, cinco eran cumbias”, agregó.

Su expansión a nivel nacional se debió al crecimiento económico y al surgimiento de una nueva clase media, que volvió a convertirse en mercado para este estilo musical. Precisamente, esta clase media pudo permitirse billetes, que no eran económicos en aquel momento ni lo son ahora.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Constanza Mackenna actualizó el estado de salud de su hijo menor
NEXT Dua Lipa y Chris Stapleton sorprendieron al mundo con un dueto inolvidable en los Premios ACM