“Mi objetivo es poner al país en el mapa gastronómico” – .

“Mi objetivo es poner al país en el mapa gastronómico” – .
“Mi objetivo es poner al país en el mapa gastronómico” – .

Juan de la Cruz Torales cocinando humita en Masterchef Australia

El cocinero argentino Juan de la Cruz Torales obtuvo un importante reconocimiento en Australia tras su destacada participación en el concurso de cocina Maestro de cocina de ese país. Con una historia de vida única, impresionó tanto a los jueces como al público con sus platos inspirados en la cocina argentina y latinoamericana. Pero su historia, que salió a la luz en los últimos días, empezó a tomar forma hace muchos años. Y el pasado, el presente y, confío, el futuro, se entrelazan en este fascinante viaje.

Juan nació en Mendoza y por ser el séptimo hijo varón es ahijado presidencial: “Cuenta la leyenda que el séptimo hijo varón se convierte en hombre lobo, así que por decreto a todos los séptimos hijos varones seguidos y del mismo padre y madre, para que no los maten porque se convertirían en hombres lobo, el Presidente los apadrinó para brindarles protección. yo era ahijado de Raúl Alfonsínpero en realidad cuando cambian los presidentes, cambia tu padrino, entonces hasta ahora tenía como 30”, ironiza en diálogo con Teleshowdesde el otro lado del mundo.

En su tierra algunos iban a jugar a la mancha, otros al escondite y otros iban a una cancha con una pelota, pero Juan no podía y de alguna manera tenía que pasar el tiempo en casa. “Yo era asmático y mi madre no quería que me agitara.luego mientras cocinaba para toda la tropa me encantaba verla”, recuerda la protagonista de nuestra historia.

Empanadas de carne frita, el plato que Juan de la Cruz Torales cocinó en Masterchef Australia y lo conectó con su infancia

Así, mientras su madre cocinaba para el resto de los ocho hermanos, él mostraba su curiosidad. Él “yo me acercaba a la olla cuando estaba haciendo relleno para empanadas o boloñesa, y me ponía a cucharear. Le dije que me faltaba sal o pimentón y entonces mi madre entendió que tenía gusto por la cocina”.. Los elogios se convirtieron en la propuesta de ser maestro y alumno por un tiempo: “Me convertí en probador oficial, aprendí a hacer las empanadas y así empecé”.

Durante su adolescencia empezaron a aparecer otras inquietudes. Antes de iniciar la carrera de Comunicación Social a los 17 años, formó parte del reality show Estrellas del popen la edición en la que se formó el grupo mambrú. “Llegué bastante lejos y compartí habitación con Milton”, recuerda sobre uno de los participantes ganadores. Incluso, Uno de sus hermanos mayores, Diego, también tiene pasado frente a las cámaras.ya que fue parte de la tercera edición de Hermano mayor en Argentina. Por eso, no fue de extrañar que su tesis de carrera versara sobre reality shows.

Juan plasmó sus inquietudes en un proyecto que destacó por encima del resto: Un viaje de película. Programa que se transmitió en Santiago del Estero y Córdoba, donde junto a una amiga recorrieron diferentes regiones del mundo en busca de las locaciones de las películas más aclamadas. “Mostramos cómo se veía en la vida real y en las películas. Y eso me llevó a viajar a muchos lugares: Aisa, las Islas Galápagos, Nueva Zelanda…”, enumera. Cuando llegó a Australia, el cuentakilómetros se detuvo repentinamente cuando su espíritu nómada encontró tierras fértiles donde establecerse. “Era una suma de cosas… había poco dinero en Argentina y muchas ofertas de trabajo en ese país, lo que me hizo conseguir un trabajo temporal”. Lo que empezó como un trabajo se convirtió en un trabajo de diez años, que le permitió completar los trámites y convertirse en ciudadano australiano.

Juan de la Cruz triunfa en Masterchef Australia, y en los primeros programas Jamie Oliver (IG delacruzcooks) fue juez invitado.

Diez años después de su llegada, una tarde mientras paseaba por una feria gastronómica, un puesto llamó su atención. Cuando se acercó a ver qué pasaba allí, se intercambiaron los roles y fueron los del otro lado del mostrador quienes se sintieron atraídos por su figura: “Me dijeron que mi perfil era apto para el show y me tomaron una foto. de mí.” El espectáculo fue maestríaF, clásico mundial del reality show de cocina y fue el primer paso en su convocatoria. Comenzaron a llamarlo para diferentes audiciones y estuvo entre los 22 -entre 45.000 aspirantes- que iniciaron el concurso.

El reto volvió a enfrentarse a las cámaras y de inmediato pensó en buscar una diferencia que le permitiera destacarse del resto de los concursantes. Y allí la nostalgia apareció en forma de recuerdos: su Mendoza natal, su curiosidad infantil, sus enseñanzas maternas: “Después de 10 años en Australia, entendí que me faltaban tres cosas. Principalmente, familiares y amigos; El segundo es lo apasionados y cálidos que somos todos, y el tercero es la comida, que es lo que te hace juntarte con gente que disfruta cocinar”.

Juan de la Cruz brilló en su primera presentación con una humita con chipa

Su conocimiento de la gastronomía australiana le hizo darse cuenta de que ésta tenía una marcada influencia de Asia y Europa, pero que Sudamérica era una dimensión desconocida más allá de algunos restaurantes de comida peruana. Se puso como objetivo entrar al concurso para hacer realidad un objetivo que parecía una hazaña: “Mi objetivo es poner a Argentina y Sudamérica en el mapa gastronómico.”.

La edición australiana del reality show es una de las más populares del mundo, con alcance a unos 180 países y la participación de los jurados más destacados. Por eso sintió la necesidad de esforzarse y dar a conocer los sabores que lo acompañaron de niño y que escapan de los lugares comunes: “Quería demostrar que no sólo tenemos asado, sino que también en el Norte tenemos comida espectacular, diferentes empanadas por todo el país. país, que cocinamos las mejores pizzas de toda Sudamérica, que toda América Latina tiene una comida increíble”, dice entusiasmado. Este objetivo sufrió un cambio debido a un problema que surgió en privado: “Mi novia es celíaca, nos enteramos hace poco y tuve que cambiar todas mis recetas.entonces el desafío es mostrar recetas clásicas argentinas, pero en una versión sin gluten ni alérgenos”.

Juan de la Cruz también presentó empanadas fritas en Masterchef Australia

Su debut era soñado. Con el peso sobre sus hombros de ofrecer lo mejor de la gastronomía de la región, Optó por una humita con chipa y quiquirimichi. El balance fue muy positivo. “Has enorgullecido a tu familia”., lo felicitó la producción del ciclo, a través de su cuenta de Instagram. Y también deslumbró al jurado. Compuesto por el chef francés Jean-Christophe Novelli -ganador de 4 estrellas Michelin-, el periodista gastronómico Sofía Levinel finalista de la primera edición del ciclo Poh Ling Yeowy el ganador de la cuarta edición Andy Allenen las dos primeras semanas de competición los destacados Jamie Oliver, que asombró al crédito argentino: “Mega estrella de la cocina mundial, jurado invitado y mentor. Fue increíble conocerlo, el tipo más humilde y bondadoso”, se desvive Juan para elogiarlo.

Respecto a la humita, Jamie afirmó que “definitivamente está hecho desde el corazón”mientras que Sofía Levin expresó: “Esa es la comida por la que viajaría a tu país.. La dulzura de esas humitas de maíz es simplemente hermosa. También está el humo allí. Increíble. Quiero servirlo en este plato una y otra vez. “Me encanta, bien hecho”, destacó el periodista.

Para su segunda participación optó por cocinar empanadas fritas, lo que reconoce como uno de sus momentos más altos en la competencia: “Ver a Jamie poner chimichurri en una empanada y decir que es lo más perfecto que ha probado jamás y que soy el concursante a vencer… Imagínense el orgullo que dicen eso. Para mí ya fue una victoria”, dice en las horas previas a un nuevo evento de repechaje, ya que a pesar de crear un plato lleno de elogios, la presión de la cocina le provocó quemaduras en el brazo y parte de la cara con el calor. aceite. Además, en aquella instancia de la competencia el trabajo fue de grupo, y debido a que el resto de su equipo no estuvo a la altura, deberá revalidar su continuidad en la competencia este domingo.

“Siento la presión y los siguientes pasos son terminar de sanar mis quemaduras”, dijo Juan de la Cruz sobre el incidente vivido (IG delacruzcooks)

“Siento la presión y los siguientes pasos son terminar de sanar mis quemaduras. Teníamos un desafío que era cocinar para miles de personas en un mercado en el que solo el equipo que ganó tenía inmunidad y los que perdimos tenemos una ronda eliminatoria este domingo”, explica Juan, y se muestra esperanzado: “Si Dios quiere, hazlo.” “El hecho de tener que cocinar me permite mostrar lo que es latino, dependiendo con qué ingredientes tengamos que hacerlo”.

Más allá del resultado, siente que ya cumplió un objetivo, que ya cerró un círculo: “Yo estaba aquí cuando pasó el Covid y no pude viajar. Mi viejo tuvo un derrame cerebral. Estuvo hospitalizado durante mucho tiempo. y era malo, no parecía que fuera a sobrevivir. Entonces cada vez que podía hacíamos una videollamada y me decía que me estaba esperando y que estaba aguantando, y que cuando pueda iré a verlo. Tan pronto como se abrieron las fronteras volé a Argentina”, recuerda detallando el ansiado reencuentro.

“Estaba en un punto en el que no podía masticar mucho, era bastante complicado. Así que la última vez que pude cocinarle fue una humita que le encantó. “Él lo disfrutó y lloramos juntos”, se emociona. Sí, el mismo platillo que presentó en el primer programa de competencia y que le valió un mimo en el corazón y el alma: ““Representó un cierre de la historia, un homenaje a mi viejo que falleció hace un año”., se emociona. Porque, al fin y al cabo, la familia, los amigos y la comida son lo que más echamos de menos cuando estamos lejos y lo que más nos une física y espiritualmente. Y contra esto no hay distancia que se le oponga, por muy extensa que sea.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Se realizan exámenes de medicina preventiva a usuarios del sector San José. – .
NEXT Mariela Sotomayor revela con quién le gustaría tener contacto cuando termine “¿Ganar o Servir?” – Publimetro Chile – .