Salut indemniza con 230.000 euros a un paciente que sufre consecuencias “irreversibles” tras una operación de hernia discal

Salut indemniza con 230.000 euros a un paciente que sufre consecuencias “irreversibles” tras una operación de hernia discal
Salut indemniza con 230.000 euros a un paciente que sufre consecuencias “irreversibles” tras una operación de hernia discal

el Instituto Catalán de la Salud (ICS) ha indemnizado con 230.000€ un paciente por las secuelas irreversibles que sufre tras una “asistencia sanitaria defectuosa” en un hospital de la provincia de Barcelona, ​​según el comunicado emitido este miércoles por la asociación El Defensor del Paciente. El paciente, de 46 años, se sometió a una cirugia por una hernia discal y acabó con incontinencia urinaria y sin control de los esfínteres. Además, también necesita de un bastón para caminar y desarrolló un trastorno depresivo. No puedo volver a trabajar. El Defensor del Paciente, cuyos servicios jurídicos llevaron su caso, interpuso una demanda contra la aseguradora del ICS y finalmente ambas partes han alcanzado un acuerdo para que el paciente sea indemnizado.

La entidad explica que Zurich, la compañía aseguradora del ICS, alcanzó un acuerdo con este paciente, cuyas iniciales son ICE, que sufre “una pérdida de sensibilidad, incontinencia urinaria y una ausencia de contracción del esfínter anal” tras una cirugía de una hernia discal en un hospital del ICS de la provincia de Barcelona. El comunicado no explícito de qué centro se trata. En la provincia de Barcelona hay cuatro hospitales del ICS: Vall d’Hebron (en Barcelona ciudad), Bellvitge (en L’Hospitalet), Can Ruti (en Badalona) y el de Viladecans.

La defensa del caso ha sido interpuesta por los servicios jurídicos de El Defensor del paciente. El Juzgado de 1ª Instancia número 33 de Barcelona ha homologado el acuerdo entre el paciente y Zurich, y la sentencia acuerda que la compañía debe pagar 230.000 euros un ICE.

Como explica Matilde Barrabés, su abogada, a EL PERIÓDICO, el paciente tiene una “incapacidad permanente” y no puedes volver a trabajar. También tiene problemas de erección. Ahora ya no necesita llevar pañal y ya no tiene incontinencia urinaria gracias a la rehabilitación de un año y medio que hizo en el Institut Guttmann, pero para orinar necesita de una sonda. “Psicológicamente desarrolló una depresión depresión y estuvo en tratamiento psiquiátrico. Ahora ya no, pero hace seguimiento anual”, cuenta Barrabés.

Tratamientos fallidos

[–>[–>

Según el comunicado de la asociación, este paciente presentaba una lumbociatalgia (un dolor que se produce en la parte baja de la espalda) por una hernia discal. Tras una serie de tratamientos fallidos, en 2014 los médicos decidieron someterlo a una cirugía denominada discectomía, que consiste en extirpar la parte dañada de una hernia de disco en la columna vertebral.

Sin embargo, en el postoperatorio, el paciente comenzó a sufrir una “pérdida de sensibilidad, con incontinencia urinaria y ausencia de contracción del esfínter anal”, por lo que se le aplicó un tratamiento médico “rehabilitador”, además de ayuda psicológica.

El escrito de la demanda denuncia una “falta de pericia de los facultativos” Durante la realización de la cirugía, al “lesionar” una raíz nerviosa por la tracción excesiva sobre el saco dural, así como una “falta de medios” al no identificar ni subsanar, en el acto quirúrgico, la lesión nerviosa que ha provocado que esta sea “irreversible”.

[–>[–>

“Desde El Defensor del Paciente animamos a denunciar cualquier actuación contraria a la lex artis que sufran los pacientes porque es la forma de que cambien las cosas. En este caso se produjo un error fatal con gravísimas secuelas para el afectado que, al menos, a través de este acuerdo, ha conseguido que la parte contraria reconozca el daño ocasionado”, señala Carmen Flores, presidenta de El Defensor del Paciente.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV un estudio reveló cuántas horas de ocio se necesitan para ser feliz
NEXT gastó 20 millones de dólares – .