Río Negro fue la primera provincia en iniciar el proceso legislativo para sumarse al RIGI – .

Río Negro fue la primera provincia en iniciar el proceso legislativo para sumarse al RIGI – .
Río Negro fue la primera provincia en iniciar el proceso legislativo para sumarse al RIGI – .

Alberto Weretilneck, Gobernador de Río Negro

A pocas horas de que el gobierno pusiera en vigencia la Ley de Bases con su publicación en el Boletín Oficial, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck Envió un proyecto de ley a la legislatura local para convertir a su provincia en una de las primeras en sumarse al régimen aprobado por el Congreso.

“Solicité el tratamiento urgente de este régimen que atraerá inversiones por más de 200 millones de dólares con incentivos fiscales, aduaneros y cambiarios, posicionando a Río Negro como un destino clave para las inversiones nacionales y extranjeras”, afirmó el mandatario.

Agregó: “El proyecto pone de relieve que nuestra provincia, con sus recursos naturales, condiciones geográficas e infraestructura, es un candidato ideal. Nuestro objetivo es claro: promover la competitividad económica, aumentar las exportaciones y generar empleo para los rionegrinos”.

Siendo la Argentina un país federal, la adhesión de las provincias al régimen incluido en la ley nacional es un paso previo obligatorio para su implementación en cada jurisdicción. Se espera que en los próximos días otras jurisdicciones, especialmente las administradas por el PRO y otras fuerzas aliadas al Ejecutivo, sigan el camino de Río Negro.

Existen dudas sobre qué harán los dirigentes peronistas, cuyos legisladores votaron en contra del RIGI. Un caso emblemático es el de la provincia de Buenos Aires, gobernada por Axel Kicillof, que perdería millones de dólares en inversiones y puestos de trabajo si no se suma.

El RIGI es un régimen de promoción de inversiones incluido en la Ley Bases, recientemente aprobada por el Congreso y promulgada por el Poder Ejecutivo. Según la defensa del gobierno, el esquema busca brindar incentivos, certidumbre, seguridad jurídica y un sistema de protección de los derechos adquiridos a los titulares de un solo proyecto de inversión que debe ser mayor a USD 200 millones.

Las empresas que deseen adherirse tendrán dos años para hacerlo, y se autorizó al Poder Ejecutivo a extender ese plazo por un año más.

Quienes se adhieran al RIGI tendrán, por el proyecto ingresado, beneficios tributarios, aduaneros y cambiarios por 30 años. Entre ellos está una mayor flexibilidad para transferir divisas al exterior, una de las principales objeciones que tienen los empresarios a la hora de invertir.

La oposición cuestiona el RIGI porque considera que otorga condiciones demasiado beneficiosas para las empresas extranjeras que decidan invertir en Argentina.

No es casualidad que Río Negro sea una de las primeras provincias en activar su adhesión al RIGI. Parte de su territorio contiene Vaca Muerta, la segunda reserva de gas más grande del mundo y la cuarta de petróleo, que atrae no sólo a las principales empresas energéticas del mundo, sino también a todo un ecosistema económico que girará en torno a la explotación de estos recursos durante varias décadas.

Según un informe publicado este fin de semana, el desarrollo y los negocios en torno a Vaca Muerta y los proyectos mineros parecen ser los sectores en los que el régimen podría tener mayor impacto. También podría generar inversiones en otros sectores como el forestal, el turismo, la infraestructura, la minería, la tecnología y el acero.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Cciap presenta denuncia ante MP contra responsables de mala gestión de cosa pública – .
NEXT Ansu Fati y Mika Faye sorprenden a Flick – .