Bill Finger, el padre injustamente oculto de Batman – .

Bill Finger, el padre injustamente oculto de Batman – .
Bill Finger, el padre injustamente oculto de Batman – .

A menudo ocurre en el mundo del cómic, especialmente cuando se trata de personajes que se han convertido en un gran negocio, que sus orígenes siguen siendo tan oscuros como sus propias aventuras. Ocurre cuando se trata de investigar algunas de las creaciones de Stan Lee, pero también con el llamado Caballero Oscuro, con el justiciero que deambula por las calles de Ciudad Gótica de noche. Es decir, Lo mismo ocurre con Batman, que parece tener un solo padre, llamado Bob Kane. Sin embargo, este dibujante tuvo cuidado de robarle parte de la autoría a un escritor que fue el gran responsable de un universo con millones de seguidores en todo el mundo. Su nombre era Bill Finger y ahora su vida ha sido convertida en una historia en los cómics.

«Bill Finger: A la sombra de un mito», publicada por Planeta Cómic, es una obra firmada por Julian Voloj y Erez Zadok, un trabajo extraordinario que convierte una vida muy desconocida y, en cierta medida, anónima en una novela gráfica. Para ello, se toma como punto de partida la biografía escrita sobre Finger por Marc Tyler Nobleman, una investigación que comenzó en 2006.

Finger murió en el anonimato con una situación económica muy desastrosa porque Nunca se benefició de la serie de televisión ni del numeroso merchandising que surgió en torno al personaje que ayudó a crear y hacer crecer. Todo el mérito es de Bob Kane, que prefirió ignorar la otra faceta creativa del superhéroe enmascarado interpretado por Bruce Wayne.

Finger y Kane se conocieron en una fiesta en el Bronx en 1936. Se hicieron amigos y comenzaron a colaborar en la creación de tiras cómicas. La primera, convertida ya en un clásico del cómic, se titulaba “Rusty and his pals” y no ocultaba que estaba influenciada por Terry and the Pirates, la famosa serie de Milton Caniff. Era 1938 y el dibujante se cuidó de omitir el nombre del guionista en aquella ocasión.

El éxito de Superman animó a los dos amigos a crear un nuevo personaje. Finger propuso que fuera un detective, al estilo de Sherlock Holmes, pero enmascarado y con una identidad secreta como el Zorro. Bob fue el encargado de dibujar las palabras de Bill, quien también ideó todos los villanos a los que Batman se enfrentó, como el Joker o el Pingüino, aunque nunca se le atribuyó su autoría. Para Bob Kane, era un negro pagado, como tantos otros a lo largo de su carrera, que cobraba puntualmente pero que no tenía por qué recibir publicidad. Las medallas eran para él.

El cómic de Voloj y Zadok nos permite seguir los pasos de Nobleman mientras investiga las aventuras de Bill Finger, considerado ya uno de los guionistas más importantes de su tiempo, un autor con una imaginación única que dio una dimensión diferente al mundo de los superhéroes gracias a personajes como, además de Batman, Linterna Verde.

Una corriente de seguidores del caballero oscuro, además de las investigaciones de Marc Tyler Nobleman provocaron que Finalmente, DC Comics, compañía propietaria de los derechos del personaje, decidió en octubre de 2015 darle a Bill Finger el crédito que merecía y que sigue en pie: “Batman creado por Bob Kane con Bill Finger”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV El diálogo nacional palestino se reanudará en China – .
NEXT La Fundación Valenciaport seguirá adaptando su modelo formativo a la demanda – .