En el Ayuntamiento había espacio para todos.

En el Ayuntamiento había espacio para todos.
En el Ayuntamiento había espacio para todos.

Un lugar para dar y recibir. Este fue el comentario general de los invitados y asistentes a la celebración del chupinazo en el Ayuntamiento. Este año había límite de aforo. 300 personas como máximo, según la recomendación de la Policía Municipal de Pamplona por motivos de seguridad. Y se notaba. Si no, pregúntenle al servicio de catering del lugar. Horno Artesanal que desde hace 10 años se encarga de repartir frituras calientes, bocatas… y todo tipo de bebidas a los visitantes de sus instalaciones en Villava. “El año pasado los pasillos estaban llenos y era complicado llegar al final del espacio”, explica su responsable, Blanca Huarte Alzugaray.

Así se desplazaron con soltura los representantes de los grupos políticos y sus invitados, saludándose y besándose, y de nuevo tras el chupinazo, cada uno para desearles unas felices fiestas. El consejero de Trabajo de Navarra, Elma Saiz (PSN)), que estuvo acompañado de Jose Luis ArastiEl consejero de Economía del Gobierno regional, fue una de las personas que más abrazos recibió. Anunció que estará allí unos días, mientras su trabajo en el ministerio se lo permita, pero que no se perderá la procesión. Un acto en el que Txema Mauleón (Contigo), aunque ha dicho que no acudirá, espera que no haya conflictos. Confesó que si no participa en este acto es porque considera que, aunque respeta la procesión, las instituciones públicas deben ser neutrales. Así, se preguntó Diario de Navarra, ¿por qué el Ayuntamiento celebra una festividad dedicada a un santo? “Porque Navarra tiene una historia y la religión católica juega un papel muy importante”, dijo.

El ministro recibió un cálido saludo, al menos aparentemente, del actual alcalde, Joseba Asirón, en sus quintos Sanfermines al frente del consistorio. Tras la moción de censura, vuelve a la carga. “Nuestra seña de identidad es volver a unos Sanfermines populares, con la elección popular del cohete, la vuelta de los grupos al centro…”, ha dicho.

Por su parte, la alcaldesa destituida, Cristina Ibarrola (UPN), vive estas fiestas “sin luto y con resignación, es algo que he superado”, afirmó. “Y a la vez feliz de vivirlas como concejala del grupo que ganó las elecciones”, apuntó.

Enrique MayaOtro ex alcalde (UPN) reconoció vivir las festividades con la misma emoción que cuando era alcalde, pero también con mayor tranquilidad.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV AOITA respondió al Gobierno de Córdoba y negó que haya una mesa de diálogo – .
NEXT El Gobierno planea invertir 5.000 millones de dólares en el programa Regreso al Trabajo – Nexofin – .