Fiesta de las Flores: un aliado de la economía del pueblo

Fiesta de las Flores: un aliado de la economía del pueblo
Fiesta de las Flores: un aliado de la economía del pueblo

Por diez días, Aibonito se cubre de pétalos y abundante vegetación para celebrar su histórica Fiesta de las Flores, que anualmente atrae a decenas de miles de entusiastas de todo Puerto Rico y el exterior.

La operación genera cerca de un centenar de empleos, principalmente para jóvenes residentes del llamado ‘Jardín de Puerto Rico’ y pueblos aledaños quienes trabajan en diversos roles para lograr el éxito del popular evento.

Según Cynthia López Cardenales, presidenta del Aibonito Flower Festival, Inc., la inversión para desarrollar los andamios para este encuentro de floricultores supera los Medio millón de dólares.

El presupuesto, según el administrador, proviene del alquiler de espacios a concesionarios que participan en la celebración y del alquiler del local a distintas corporaciones que utilizan los terrenos para sus actividades.

De hecho, La propiedad de aproximadamente 25 acres opera todo el año.ya que la organización del festival requiere un trabajo minucioso “que no se puede hacer seis meses antes del evento”.

“Somos una entidad privada y dependemos de estos diez días y del alquiler de las instalaciones para cubrir los gastos operativos de todo el año. El evento en sí cuesta más de medio millón de dólares y la operación anual de las instalaciones cuesta entre 300.000 y 400.000 dólares”, indicó.

También destacó que parte del presupuesto se destina al mantenimiento del espacio, que cuenta con jardines permanentes y una nómina de seis empleados distribuidos entre administración y mantenimiento de las instalaciones, entre otras responsabilidades contractuales.

“Vamos avanzando con procesos durante todo el año. En octubre empezamos a recibir postulaciones y en diciembre tenemos a todos los floricultores que participarán en el próximo evento. Hacemos encuestas para conocer el sentir del público, recomendaciones positivas y negativas que ayuden a mejorar el evento para los próximos años”, explicó.

Por su parte, el alcalde William Alicea Pérez señaló que, de manera indirecta, el festival genera alrededor de $45 mil en ingresos a las arcas municipales, a través del pago de IVU, patentes y el otorgamiento de permisos a comercios que extienden su oferta durante los diez días de celebración.

Explicó que, a la entrada del festival, “hay otro espacio que es del municipio, el Paseo Lineal, donde hay como 65 kioscos y ahí se hace otro tipo de evento con música, reventa de accesorios… como complemento para que cuando la gente llegue pueda tener esa antesala”.

“Esto genera una actividad económica paralela porque para el alquiler de los inmuebles del Paseo Lineal se hace una subasta y se adjudica el inmueble al mejor postor y, entre los permisos, patentes que pagan los diferentes comercios y eventualmente el pago del IVU, el impacto en las arcas municipales debe rondar los $40 mil a $45 mil”, destacó.

Aclaró también que los floricultores “son agricultores ‘bonafide’ que están exentos de pagar cualquier arancel, pero en el festival también hay otros concesionarios con otro tipo de ventas y pagan una patente mínima, pero es un ingreso que recibe el municipio”.

Mientras tanto, mencionó que la inversión del municipio para el evento “podría rondar los 35 mil dólares entre nómina y disposición de residuos sólidos”.

“El municipio puede recibir entre $40 (mil) a $45 mil en ingresos y generar gastos entre $30 (mil) a $35 mil, entonces lo que recibimos nos alcanza para cubrir gastos; son como una decena de empleados, antes, durante y después de hacer labores de mantenimiento y limpieza”, indicó.

“Entonces, de alguna manera, reinvertimos esos ingresos para que salga bien el espectáculo del Paseo Lineal y el Festival de las Flores porque, al final del día, lo que está expuesto ahí es todo Aibonito”, dijo.

Por otro lado, destacó el impacto directo sobre el turismo Considerando que el evento “es nuestro principal método de exposición de nuestra gente, no solo de Puerto Rico sino también de personas que vienen del exterior”.

“Este festival abre las puertas para que la gente salga a conocer nuestro pueblo, que visite el centro urbano, los comercios que están en la ruta hacia nuestro pueblo, y esto provoca que también los pueblos aledaños a Aibonito, entre ellos Barranquitas, Cayey y Coamo, se beneficien de este esfuerzo”, agregó.

Aseguró que, fuera del festival, El funcionamiento de los jardines también reporta beneficios al ayuntamiento.

“La actividad económica que generan los huertos beneficia a nuestro pueblo porque a partir de octubre empieza la venta de Semana Santa y la gente viene a Aibonito a comprar. Indirectamente, el municipio se beneficia porque estas personas también consumen otros productos y servicios, como, por ejemplo, gasolina, alimentos…”, concluyó.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Por qué las hijas de Ángel Di María ingresaron a la cancha previo a la final de la Copa América :: Olé – .
NEXT Secretario de Agua presenta Programa Estatal de Agua ante Comité de Planeación – .