El liderazgo de China en la reunión de la OCS – DangDai – .

El liderazgo de China en la reunión de la OCS – DangDai – .
El liderazgo de China en la reunión de la OCS – DangDai – .

Apenas una semana después de que se relanzaran los Cinco Principios de Coexistencia Pacífica en Beijing con motivo de su 70º aniversario, se celebró en Kazajstán la 24ª Reunión del Consejo de Jefes de Estado de la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS).

China e India, los dos países más poblados del mundo que se perfilan como superpotencias globales, fueron los protagonistas de ambos eventos (son miembros de la OCS y emitieron la Declaración de los Cinco Principios), que se inscriben en el impulso imparable del surgimiento de un Sur Global que día a día parece contribuir a paliar la soledad del poder de Occidente.

El papel de China tiene el poder de una locomotora. Ha marcado la agenda y el ritmo de la reunión de la OCS con la presencia de su presidente, Xi Jinping, que aprovechó la ocasión para intensificar las relaciones bilaterales con Kazajstán y Uzbekistán. “China ha desempeñado un papel crucial”, resume el diario oficial China Daily.

China y la Organización de Cooperación de Shanghai

La OCS surgió del Tratado de 1996 sobre el fortalecimiento de la confianza militar en las regiones fronterizas entre China, Kazajstán, Kirguistán, Rusia y Tayikistán, que poco después acordaron oponerse a la intervención en los asuntos internos de cada uno de ellos y apoyar los esfuerzos de cada uno para salvaguardar la independencia nacional, la soberanía, la integridad territorial y la estabilidad social de sus países. Buscaban la seguridad regional contra el terrorismo, el separatismo y el extremismo, así como el tráfico de drogas.

En 2003, agregaron a sus objetivos la cooperación económica, dando prioridad a los proyectos energéticos, mientras que Wen Jiabao, entonces primer ministro chino, propuso una zona de libre comercio para el futuro.

En 2017, la India y el Pakistán se convirtieron en miembros, y hace dos años se admitió a Irán. En la reunión que concluyó ayer, Bielorrusia se unió a la OCS, con lo que el total de miembros de pleno derecho asciende a 10, más dos observadores (Afganistán y Mongolia) y ocho “socios de diálogo” (Arabia Saudita, Azerbaiyán, Armenia, Qatar, Camboya, Egipto, Nepal, Sri Lanka y Turquía).

La asociación abarca así Eurasia y África, la mitad de la población mundial y una cuarta parte del PIB mundial.

Entre los avances de la 24ª Reunión del Consejo de Jefes de Estado figuran la reducción de barreras al comercio y la inversión y la firma de documentos para reafirmar la colaboración en materia de seguridad, así como una mayor cooperación en innovación tecnológica y digital, cambio climático y desarrollo sostenible, e intercambios culturales y educativos.

En su discurso, el presidente Xi Jinping dijo que “los estados miembros de la OCS deben esforzarse por dar un mayor impulso a su impulso cooperativo y aprovechar la cumbre de Astaná para alinear aún más sus esfuerzos para fortalecer la coordinación de políticas y el acoplamiento de sus respectivas estrategias de desarrollo, profundizando activamente su cooperación mutuamente beneficiosa en comercio, transporte, energía, agricultura, ciencia y tecnología, educación, cultura y otros campos”, según China Daily.

Tras la cumbre de Astaná, China asumirá la presidencia rotatoria de la OCS para 2024-25, siete años después de su última presidencia.

Xi Jinping se reúne con los presidentes de Kazajstán y Uzbekistán

En la cumbre de la OCS, Xi Jinping y su homólogo kazajo, Kassym-Jomart Tokayev, inauguraron la ruta de transporte internacional Transcaspiana. La convicción de que la expansión del comercio comienza con la construcción de carreteras es una creencia que está en el ADN de la cultura económica de China, la madre de la Ruta de la Seda. Concomitante con esta certeza está la noción de que la seguridad de los países requiere inevitablemente del desarrollo económico. Este esquema es lo que subyace a la estrategia básica para la zona, que se centró en Asia Central para su expansión.

Pero la expansión parece estar condicionada a la afirmación del primer paso, que es la seguridad mediante la mejora de la conectividad regional y de cada país de Asia Central con China. El caso de Kazajstán es prototípico. China ha estado invirtiendo en su red de transporte y la ceremonia de inauguración de una ruta hacia un puerto en el mar Caspio presidida por los dos jefes de Estado fue emblemática. Kazajstán ha estado modernizando sus puertos, componentes cruciales de la Ruta de Transporte Internacional Transcaspiana —que comienza en el puerto chino de Lianyungang y recorre Kazajstán, el mar Caspio, Azerbaiyán, Georgia y países europeos, emergiendo así como una arteria vital para el transporte de mercancías desde el sudeste asiático y China hacia Europa.

China es el mayor socio comercial y el mayor inversor extranjero de Kazajstán, por lo que la mera presencia del líder chino ha acelerado la cooperación en minerales críticos, nuevas energías, innovación científica y tecnológica, aeroespacial, economía digital y turismo: China ha decidido que 2025 será el Año del Turismo Chino en Kazajstán.

Xi Jinping anunció la ampliación de la cooperación en forma de hermandad entre las provincias y ciudades de los dos países y en el ámbito cultural inauguró con Tokayev un Centro Cultural Chino en Astaná y un Centro Cultural Kazajo en Pekín, y la filial kazaja de la Universidad de Lengua y Cultura de Pekín (BLCU). La frontera que comparten China y Kazajistán es extensa, por lo que la red de transporte y logística crece y cada vez se requieren más profesionales kazajos que conozcan bien China y hablen su idioma. No es baladí que la zona de China en contacto con Kazajistán sea la Región Autónoma de Xnjiang, en la que China se ha centrado tanto para elevar el nivel de vida de su población como para defenderse de la campaña que la utiliza para atacar al gobierno chino.

Finalmente, para sellar el espléndido contacto, Xi anunció que China apoya a Kazajstán para unirse al mecanismo de cooperación BRICS.

El presidente Xi Jinping también se reunió con su homólogo uzbeko, Shavkat Mirziyoyev, en vísperas de la 24ª Reunión del Consejo de Jefes de Estado de la OCS, y ambos anunciaron la aceleración de la construcción del ferrocarril China-Kirguistán-Uzbekistán. Ambos hablaron sobre la cooperación en los campos de la energía fotovoltaica, la energía eólica y los vehículos de nueva energía, y hablaron sobre el fortalecimiento de la cooperación de China en la reducción de la pobreza.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Gispert se apresura a nombrar al Defensor del Pueblo – .
NEXT Extradición de costarricenses no viola derechos fundamentales, dice Procurador General – .