A medida que la IA se afianza en el mercado laboral, las autoridades buscan evitar el rezago de los trabajadores

A medida que la IA se afianza en el mercado laboral, las autoridades buscan evitar el rezago de los trabajadores
A medida que la IA se afianza en el mercado laboral, las autoridades buscan evitar el rezago de los trabajadores

HARTFORD, Connecticut (AP) — Se espera que muchos empleos dependan en el futuro de la inteligencia artificial generativa, y los funcionarios estatales están tratando de ayudar a los trabajadores a reforzar sus habilidades tecnológicas antes de que se vuelvan obsoletas y sean superadas por máquinas cada vez más inteligentes.

Connecticut está trabajando para crear lo que los proponentes creen que será la primera Academia de Inteligencia Artificial Ciudadana del país, un repositorio en línea gratuito de clases seleccionadas que los usuarios pueden tomar para aprender habilidades básicas u obtener un certificado necesario para el empleo.

“Se trata de un área que evoluciona rápidamente”, dijo el senador estatal demócrata James Maroney. “Por lo tanto, todos debemos aprender cuáles son las mejores fuentes para mantenernos actualizados. ¿Cómo podemos actualizar nuestras habilidades? ¿Quiénes pueden ser fuentes confiables?”

Determinar qué habilidades se necesitan en un mundo de IA puede ser un desafío para los legisladores estatales dada la naturaleza rápidamente avanzada de la tecnología y las diferentes opiniones sobre cuál es el mejor enfoque.

Gregory LaBlanc, profesor de finanzas, estrategia y derecho en la Escuela de Negocios Haas de la Facultad de Derecho de Berkeley en California, dice que a los trabajadores se les debería enseñar cómo usar y gestionar la IA generativa en lugar de cómo funciona la tecnología, en parte porque las computadoras pronto serán más capaces de realizar ciertas tareas que antes realizaban los humanos.

“Lo que necesitamos es apoyarnos en cosas que complementen a la IA en lugar de aprender a ser malos imitadores de la IA”, dijo. “Necesitamos descubrir en qué no es buena la IA y luego enseñar esas cosas. Y esas cosas son generalmente cosas como la creatividad, la empatía y la resolución de problemas de alto nivel”.

Destacó que históricamente las personas no han necesitado comprender los avances tecnológicos para tener éxito.

“Cuando llegó la electricidad, no les dijimos a todos que tenían que convertirse en ingenieros eléctricos”, dijo LeBlanc.

Este año, al menos cuatro estados (Connecticut, California, Mississippi y Maryland) propusieron leyes que de alguna manera intentaban abordar el uso de la IA en las aulas. Las propuestas iban desde la Academia de IA planeada en Connecticut, que originalmente se incluyó en un proyecto de ley de regulación de la IA de amplio alcance que fracasó pero cuyo concepto aún está siendo desarrollado por los funcionarios de educación del estado, hasta grupos de trabajo propuestos para examinar cómo se puede incorporar la IA de manera segura en las escuelas públicas. Uno de esos proyectos de ley fracasó en la Cámara de Representantes de Mississippi, mientras que los demás siguen en proceso.

Un proyecto de ley en California requeriría que un grupo de trabajo estatal considere incorporar habilidades de IA en los programas de matemáticas, ciencias, historia y estudios sociales.

“La IA tiene el potencial de impactar positivamente en la forma en que vivimos, pero solo si sabemos cómo usarla y lo hacemos de manera responsable”, dijo el autor del proyecto de ley, el asambleísta Marc Berman, en una declaración. “Independientemente de su futura profesión, debemos asegurarnos de que todos los estudiantes comprendan los principios básicos y las aplicaciones de la IA, tengan las habilidades para reconocer cuándo se está utilizando la IA y sean conscientes de sus implicaciones, limitaciones y consideraciones éticas”.

El proyecto de ley cuenta con el respaldo de la Cámara de Comercio de California. El defensor de políticas de CalChamber, Ronak Daylami, dijo en una declaración que la incorporación de información en los programas escolares existentes “disipará el estigma y la mística de la tecnología, no solo ayudará a los estudiantes a convertirse en usuarios y consumidores de IA más perspicaces e intencionales, sino que también posicionará mejor a las futuras generaciones de trabajadores para tener éxito en una fuerza laboral impulsada por la IA y, con suerte, inspirará a la próxima generación de científicos informáticos”.

Si bien se espera que la Academia de IA planificada de Connecticut ofrezca certificados a aquellos que completen ciertos programas de habilidades que podrían ser necesarios para sus carreras, Maroney dijo que la academia también cubrirá los conceptos básicos, desde la competencia digital hasta cómo hacer preguntas a un chatbot.

Dijo que es importante que las personas tengan las habilidades para comprender, evaluar e interactuar eficazmente con las tecnologías de inteligencia artificial, ya sea un chatbot o máquinas que aprenden a identificar problemas y tomar decisiones que imitan la toma de decisiones humana.

“La mayoría de los trabajos requieren algún tipo de habilidad”, dijo Maroney. “Creo que si alguien no aprende a utilizarlo, estará en desventaja”.

Un estudio de septiembre de 2023 publicado por la empresa de búsqueda de empleo Indeed concluyó que todos los empleos estadounidenses publicados en la plataforma tenían habilidades que podrían desempeñarse o mejorarse mediante inteligencia artificial generativa. Casi el 20 % de los empleos se consideraron “altamente expuestos”, lo que significa que la tecnología se considera buena o excelente en el 80 % o más de las habilidades mencionadas en las ofertas de trabajo de Indeed.

Casi el 46% de los trabajos en la plataforma estaban “moderadamente expuestos”, lo que significa que GenAI puede realizar entre el 50% y el 80% de las habilidades.

Maroney dijo que le preocupa cómo esa brecha de habilidades, sumada a la falta de acceso a Internet de alta velocidad, computadoras y teléfonos inteligentes en algunas comunidades marginadas, exacerbará el problema de la inequidad.

Un informe publicado en febrero por McKinsey and Company, una firma global de consultoría de gestión, proyectó que la IA generativa podría aumentar la riqueza de los hogares estadounidenses en casi 500 mil millones de dólares para 2045, pero también aumentará la brecha de riqueza entre los hogares negros y blancos en 43 mil millones de dólares anuales.

Los activistas llevan años trabajando para reducir la brecha de habilidades digitales del país, a menudo centrándose en los conceptos básicos de alfabetización informática y en mejorar el acceso a Internet y dispositivos fiables, especialmente para las personas que viven en zonas urbanas y rurales. La llegada de la IA plantea desafíos adicionales a esa tarea, dijo Marvin Venay, director de asuntos externos y defensa de la organización Bring Tech Home, con sede en Massachusetts.

“Para que esto realmente despegue a nivel público, es necesario incluir la educación… de manera que le dé a la gente la posibilidad de eliminar sus barreras”, dijo sobre la IA. “Y hay que poder explicarle a la persona promedio por qué no solo es una herramienta útil, sino por qué será algo en lo que se puede confiar”.

Tesha Tramontano-Kelly, directora ejecutiva del grupo CfAL for Digital Inclusion, con sede en Connecticut, dijo que le preocupa que los legisladores estén “poniendo el carro delante de los bueyes” cuando se trata de la capacitación en inteligencia artificial. El noventa por ciento de los jóvenes y adultos que utilizan las clases gratuitas de alfabetización digital que ofrece su organización no tienen una computadora en casa.

Si bien Connecticut se considera tecnológicamente avanzado en comparación con muchos otros estados y casi todos los hogares pueden contar con servicio de Internet, un estudio estatal reciente sobre equidad digital concluyó que solo alrededor de tres cuartas partes tienen servicio de banda ancha. Una encuesta realizada como parte del estudio concluyó que al 47 % de los encuestados les resulta algo o muy difícil pagar el servicio de Internet.

De los residentes que informaron ingresos familiares iguales o inferiores al 150% del nivel federal de pobreza, el 32% no posee una computadora y el 13% no tiene ningún dispositivo con acceso a Internet.

Tramontano-Kelly dijo que garantizar que Internet sea accesible y que los equipos tecnológicos sean asequibles son primeros pasos importantes.

“Por eso es tan importante educar a la gente sobre la IA. Estoy totalmente de acuerdo con eso”, afirmó. “Pero la conversación también debería centrarse en todo lo demás que implica la IA”.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

PREV Las 24 Horas de Jujuy – La Comisión de Legislación General dio trámite a varios proyectos de ley – .
NEXT Congreso recibe informe de Orfis sobre servicio de agua en Medellín – Nororiente – .