Otra derrota israelí en el camino hacia las victorias palestinas – Juventud Rebelde – .

Otra derrota israelí en el camino hacia las victorias palestinas – Juventud Rebelde – .
Otra derrota israelí en el camino hacia las victorias palestinas – Juventud Rebelde – .

Quizás este día del año, el 28 de mayo, termine convirtiéndose en una marca decisiva en la batalla del pueblo palestino por su libertad. Sin duda, este año señala una grave derrota del régimen colonial de apartheid sionista establecido en 1948 en Palestina bajo el nombre de Israel. Así lo admiten notables portavoces de esa entidad ocupante y expansionista establecida bajo el amparo de los gobiernos imperiales de Gran Bretaña y Estados Unidos.

Aunque parezca increíble, este es el título del principal artículo de opinión editorial publicado este martes por el diario Correo de Jerusalén: “Un Estado palestino viable es esencial, no sólo como respuesta a la aspiración palestina de autodeterminación sino como la única opción posible para estabilizar la región”.

La lapidaria conclusión no es una afirmación aislada, fuera de contexto. Este 28 de mayo, la opinión pública mundial y numerosos gobiernos siguen horrorizados por las imágenes del incendio provocado por el bombardeo nocturno israelí, a primera hora del lunes, en el campamento de Al Sultan: decenas de niños y mujeres carbonizados, numerosos civiles heridos, deambulando esperando ayuda, mientras los supervivientes del ataque con misiles buscan entre las cenizas intentando identificar a sus familiares en un arenal a las afueras de la ciudad de Rafah, en el extremo sur de Gaza, fronteriza con Egipto, donde un millón y medio habían buscado refugio seguro en semanas recientes.

Expresiones de condena y exigencias de una investigación exhaustiva del acto genocida, marcadas por el rechazo y la indignación, se extendieron por todo el planeta.

Encogiéndose de hombros, como lo hizo cuando aviones israelíes atacaron tres vehículos de ayuda humanitaria desde la Cocina Central, el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu intentó justificar la masacre como un “trágico error”. Algo pasó, no lo sabe… y añadió que Israel está “investigando el caso, esa es nuestra política”.

A su vez, un portavoz de la Casa Blanca, en línea con la misma línea exculpatoria de su “inocente” protegido, se limitó a decir que “Israel debe tomar todas las precauciones posibles para proteger a los civiles. “Estamos involucrando activamente a las FDI (el ejército israelí) y a nuestros socios en el terreno para evaluar lo sucedido”.

En el resto del mundo, la reacción alcanzó nuevos niveles de disgusto y rechazo hacia la fría e incesante criminalidad de Israel, en su total desprecio por la vida de la población civil. El presidente francés, Emmanuel Macron, dijo que estaba “indignado” y pidió un alto el fuego inmediato en Gaza. El Ministro de Defensa de Italia, Guido Crosetto, dijo que “el pueblo palestino está siendo exprimido sin tener en cuenta los derechos de hombres, mujeres y niños inocentes que no tienen nada que ver con Hamas y esto ya no puede justificarse”.

Otro titular del día del Jerusalem Post dice: “Las organizaciones internacionales condenan el ataque aéreo en Rafah”.

Título que refleja el estado de ánimo y la convicción de buena parte de los analistas dentro del propio Israel, el propio diario culpa a Netayanhu y su corte de una verdad amarga, pero irrefutable, de la que buena parte de la población dentro del llamado El Estado hebreo le exige responsabilidades: “Hamás ya ganó el 7 de octubre cuando avergonzó al ejército israelí al invadir bases, matar a israelíes y tomar rehenes”.

Y en otro comentario editorial destaca: «Es irónico, pero Netanyahu, Smotrich y Ben-Gvir (los dos líderes de extrema derecha que le aseguran una mayoría parlamentaria) serán los fundadores de Palestina. Una conclusión que reafirma en otro comentario donde asegura que “la forma de gobierno de Netanyahu conduce al reconocimiento unilateral del Estado palestino”.

La atmósfera de derrota a nivel interno y aislamiento internacional acorrala a Netanyahu, incapaz de cumplir su promesa de derrotar a Hamas en unas pocas semanas, liberar a los prisioneros israelíes y restaurar el control en Gaza. Después de 235 días de una devastadora operación militar, su fracaso es evidente. En un comentario lapidario, el analista del periódico Haaretz, Chaim Levinson, destacó que “en un país bien ordenado, quien sea responsable de un fracaso como el del 7 de octubre, dice muchas gracias y se va”.

El reconocimiento del Estado palestino por parte de España, Irlanda y Noruega –que había sido anunciado hace una semana– se hizo oficial este martes 28 de mayo. Estos tres países no son los únicos interesados ​​en apoyar la existencia de un Estado palestino. Más de 140 de los 193 miembros de las Naciones Unidas piensan de manera similar, incluida la mayor parte del Sur global, Rusia, China e India. ¿Qué significa que más de 140 países, incluidos 13 miembros de la Unión Europea y varios de sus aliados en la OTAN, reconozcan la existencia de un Estado palestino?

Lo que buscan estas naciones, argumentan, es acelerar los esfuerzos para garantizar un alto el fuego en la escalada del conflicto que Israel libra contra Hamás y otros grupos de la Resistencia Palestina, que han convertido a Gaza en una jungla de escombros, un territorio ingobernable. .

El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, dijo que pedirá a los otros 26 estados miembros de la Unión Europea que expresen el apoyo oficial de la Corte Internacional de Justicia y tomen medidas para garantizar que Israel respete sus decisiones.

Ante el evidente estancamiento y la atmósfera internacional cada vez más adversa, una pregunta flota en la enrarecida atmósfera de Gaza: ¿Cómo terminará esto? La Resistencia continúa luchando después de casi ocho meses brutales de guerra con Israel, reagrupándose en algunas de las zonas donde el ejército la declaró liquidada.

En otras palabras, ha caído en el pantano de una guerra de desgaste en territorio enemigo, día y noche, sin derecho a descansar ni a confiar. Las divisiones entre los jerarcas sionistas se acentúan día a día y se percibe una atmósfera de confrontación que algunos llegan a ver como una guerra civil en Israel.

Este 28 de mayo se cumplen 60 años de la creación de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que bajo el liderazgo de Yasser Arafat, a partir de 1969, se convirtió en el principal factor de cambio en Oriente Medio y fue reconocida por Naciones Unidas como “la único representante legítimo del pueblo palestino”, enarbolando las banderas de la lucha por el legítimo derecho al retorno y la creación de un Estado propio soberano e independiente. Quizás el martirio de más de 36.000 palestinos enterrados bajo los escombros de Gaza sea la base inamovible del sueño pendiente.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Arlenis, tercero en la salida de la Vuelta Ciclista a Cataluña