Gimnasia vs Banfield.- El Lobo llenó de huecos el Taladro y también es líder

Gimnasia vs Banfield.- El Lobo llenó de huecos el Taladro y también es líder
Gimnasia vs Banfield.- El Lobo llenó de huecos el Taladro y también es líder

¡Como si los aficionados triperos no se emocionaran! La ambición y búsqueda de identidad del equipo de Marcelo Méndez, con presión y ganas de ganar, hicieron que el equipo fuera absolutamente diferente al de hace un mes, con los mismos jugadores. El diagnóstico de las seis primeras fechas ya será positivo y Gimnasia Por fin podrá aspirar a algo más que salir de la pelea de abajo. Ayer vencieron 3-0 a Banfield, resultado que pudo haber sido mayor si hubieran tenido mayor efectividad, precisión y si no existiera el VAR. La afición quedó realmente muy contenta con una gran actuación colectiva.

El Lobo inició el partido intentando imponer presión, con mucha movilidad de sus atacantes aunque con poca precisión al inicio del partido. Y aunque mostró toda su ambición, tuvo un rival como este Banfield de Falcioni que tiene inteligencia y mucho oficio. De hecho, hace poco más de un mes le arruinó la despedida a Leonardo Madelón.

La primera verdaderamente clara la tuvo El Taladro, con un cabezazo de Mateo Pérez que logró tocar Nelson Insfrán. En el contragolpe, Benjamín Domínguez no tomó la mejor decisión en una acción que pedía un centro, pero el lateral decidió buscar el primer disparo de Barovero.

Como en los partidos anteriores, Domínguez fue la carta de desequilibrio del conjunto tripero. Tanto desde el balón largo como desde la combinación corta, el delantero fue una sensación permanente de peligro para el Taladro. Lesionado, Marcelo Barovero salió y dejó su lugar a Facundo Sanguinetti, quien en su primera acción tapó un cabezazo de Domínguez. Y en la siguiente también la tuvo Matías Abaldo pero su disparo se fue desviado.

La celebración de los jugadores de Gimnasia con la consecución del primer gol, el de Castillo, que empezó a influir en las acciones del partido / Fotobaires

También hubo llegadas de Rodrigo Castillo (el balón le pegó en la mano y si hubiera marcado adentro seguramente el VAR lo hubiera anulado) y Rodrigo Saravia, con un disparo alto desde la puerta del área. El Tripero tuvo algunas dificultades para recuperarse cerca de su área cuando la presión alta pudo ser superada por el visitante.

Sobre el final de la primera etapa, Sanguinetti salvó un disparo de Abaldo en un contragolpe y luego en un mano a mano ante Lucas Castro, que no pudo rematar. En el penúltimo, Giménez se quedó casi solo y optó por dejarse caer, pero en el último el delantero anotó de cabeza que pasó a centímetros del palo derecho. El conjunto tripero, más allá del final de la primera etapa, estuvo mucho más cerca del gol.

Al inicio del segundo tiempo, Banfield intentó bajar el ritmo del partido, pero aún así Gimnasia se impuso con un cabezazo de Pablo De Blasis tras un contragolpe y con remates de Domínguez y Castro que no supusieron demasiado peligro. El conjunto tripero impuso condiciones en el desarrollo del partido pese a las intenciones del conjunto dirigido por Falcioni.

Otra buena jugada del tándem Pintado-Abaldo que se entienden de memoria terminó con otro centro del 9 buscando a De Blasis que buscó el disparo aéreo que encontró bien parado a Sanguinetti más allá del rebote que dio.

Un error defensivo de la visita acabó con un buen centro de Benjamín Domínguez, que volvió a dejar solo a De Blasis y un defensor logró negarlo cuando el portero no tenía nada que hacer. La búsqueda de Lobo siguió, que perseveró y otra jugada de los uruguayos de Defensor terminó con un centro de Abaldo para la definición de Rodrigo Castillo, quien se anticipó al primer palo para marcar la ventaja de 1-0.

El Lobo marcó faltando 15 minutos para el final pero lo mereció antes de tiempo

El Lobo no se conformó, siguió buscando y Facundo Sanguinetti, que había sido la gran figura de la noche, tuvo una débil respuesta a un disparo de Lucas Castro que puso el 2 a 0. Y en una muestra final de las ganas de este equipo, movió el balón de izquierda a derecha y tras el enésimo centro del uruguayo Pintado tras un exquisito pase de De Blasis. Un cabezazo de Matías Abaldo puso el 3-0 antes del minuto 40 del segundo tiempo.

Abaldo tuvo antes un contraataque más, con un balón que desvió antes de impactar en el larguero. Y casi al final, un disparo de Benjamín Domínguez marcó el cuarto, pero el VAR dijo que no por una posición adelantada que le quitó la merecida celebración a Domínguez. Fue una victoria inesperada, con un bulldozer que marcó 3 goles en 15 minutos y pudo haber más. Felipe Sánchez, Agustín Bolívar y David Zalazar ingresaron sólo para los aplausos de Cabral, Castro y Abaldo. Y ni hablar de las despedidas de Domínguez y Castillo cuando entraron Eric Ramírez y Colmán sin tiempo para nada.

Fue una gran triple victoria. Una celebración de una afición cada vez más entusiasmada con este equipo invicto y ganador, que venció a Banfield.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Occidente autoriza el uso de armas otorgadas a Ucrania para su defensa contra Rusia