Investigación descubre alteración de microbiota intestinal que contribuye al daño hepático – Ciencia y Salud – .

Investigación descubre alteración de microbiota intestinal que contribuye al daño hepático – Ciencia y Salud – .
Investigación descubre alteración de microbiota intestinal que contribuye al daño hepático – Ciencia y Salud – .

Investigadores del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, liderados por la Dra. Caroll Beltrán, identificaron la relación entre un cambio en la población bacteriana intestinal y la progresión del daño hepático generado por la enfermedad hepática esteatósica asociada a disfunción metabólica (MASLD). Anteriormente conocida como enfermedad del hígado graso no alcohólico.

El estudio, publicado en la revista científica International Journal of Molecular Sciences, permitiría en el futuro predecir la progresión de esta enfermedad y avanzar en nuevas estrategias terapéuticas.

La enfermedad hepática esteatótica asociada a disfunción metabólica es un trastorno complejo y heterogéneo asociado a la obesidad, que tiene una alta prevalencia tanto en Chile como a nivel mundial. En su desarrollo participan diversos factores, como factores genéticos y epigenéticos (modificaciones del ADN por agentes externos), consumo de una dieta rica en calorías y grasas, resistencia a la insulina, lipotoxicidad y estrés oxidativo.

Esta patología fue estudiada por un equipo del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, que investigó cómo las alteraciones en el eje de la microbiota intestino-hígado contribuyen a la progresión del daño hepático generado por esta enfermedad.

Según los investigadores, se ha visto que los pacientes con MASLD presentan cambios en la composición y metabolismo de la microbiota intestinal, fenómeno conocido como disbiosis, que contribuye a la progresión de la lesión hepática, la esteatohepatitis y la fibrosis. , favoreciendo la progresión del daño hepático. Estos cambios se han asociado con una mayor permeabilidad intestinal y una mayor translocación de productos bacterianos desde el intestino al hígado, a través de la circulación enterohepática, promoviendo la inflamación hepática y sistémica.

La Dra. Caroll Beltrán, investigadora del Laboratorio de Inmunogastroenterología del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, explica que “nuestro objetivo es demostrar la presencia de disbiosis intestinal e identificar firmas microbianas en pacientes chilenos con enfermedad hepática esteatósica asociada a disfunción metabólica y establecer su relación con la progresión del daño hepático”.

La motivación surgió también “de nuestro interés por estudiar la interrelación del eje microbiota-intestino-hígado y su impacto en el desarrollo de enfermedades hepáticas crónicas. Nos enfocamos en MALSD porque es una enfermedad de alta prevalencia en Chile, cuyo desarrollo está altamente asociado al síndrome metabólico y la obesidad, los cuales son cada vez más crecientes en nuestra población”.

El especialista destacó que esta patología “se caracteriza por ser silenciosa, donde el desarrollo progresivo de daño hepático se asocia con la presencia de inflamación de bajo grado. En este asunto nos llamó la atención evaluar qué factores, además de la dieta, contribuyen a que algunos pacientes evolucionen a un mayor daño inflamatorio hepático respecto a otros que no. De esto surge investigar si existen firmas o patrones microbianos intestinales que caractericen varias etapas de progresión de MASLD, que estén asociados con procesos disbióticos proinflamatorios intestinales”.

Hacia modelos predictivos y nuevas estrategias terapéuticas

Respecto a las conclusiones de esta investigación, la Dra. Caroll Beltrán comenta que “nuestros resultados fueron los esperados y aportan información valiosa sobre la interacción entre la microbiota intestinal y la patogénesis de MASLD. Ciertos taxones bacterianos se asociaron eficazmente con MASLD y la gravedad del daño hepático, lo que sugiere que podrían usarse para predecir la progresión de MASLD. Para ello hay que considerar algunas variables de confusión, como la edad y el índice de masa corporal (IMC), que también influyen en la composición de la microbiota intestinal”.

“Es importante destacar que pudimos observar que MASLD se asocia con una disbiosis intestinal caracterizada por una alteración en las poblaciones bacterianas involucradas en el metabolismo de los ácidos biliares y la producción de ácidos grasos de cadena corta, ambos relacionados con la regulación de las funciones inmunes. intestinal. Los estudios futuros destinados a la investigación de metabolitos bacterianos contribuirán a dilucidar los mecanismos patogénicos de MASLD y al desarrollo de nuevas estrategias terapéuticas”, añade.

El especialista del Hospital Clínico de la Universidad de Chile también indica que el estado de la microbiota intestinal depende de la ubicación geográfica de los individuos (por sus bases genéticas, el tipo de alimentación y los estilos de vida de cada uno, entre otros). otros).

Por esta razón, dado que los estudios de la microbiota en pacientes con MASLD son escasos en América Latina, la caracterización de los pacientes chilenos en este estudio es relevante para la comprensión de esta patología en nuestra realidad geográfica.

El proyecto es parte de una colaboración interdisciplinaria, en la que participaron no solo gastroenterólogos e investigadores del HCUCH, sino también investigadores y colaboradores de la Facultad de Medicina del campus, en especial el Dr. Fabien Magne, académico del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) . , y el Dr. Martin Gotteland, académico del Departamento de Nutrición.

También contó con la participación de estudiantes del programa de Ayudante Estudiantil, así como estudiantes de la Facultad de Medicina y de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéuticas de la Casa de Bello. El estudio fue posible gracias a un proyecto denominado Temas Libres OAIC del HCUCH, cuyos recursos se complementaron con insumos del financiamiento Fondecyt.

Los autores de esta investigación son: Dra. Caroll Beltrán, Dr. Juan Pablo Roblero, Dra. Alessandra Cassana, Prof. Dr. Martín Gotteland, Nut. Sra. Alejandra Zazueta, Bárbara Castro, Dr. Fabien Magne y Beatriz Gárate.

Fuente: Universidad de Chile.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Occidente autoriza el uso de armas otorgadas a Ucrania para su defensa contra Rusia