El juego de tasas marca el ritmo de la industria de fondos mutuos

El juego de tasas marca el ritmo de la industria de fondos mutuos
El juego de tasas marca el ritmo de la industria de fondos mutuos

Esto último, básicamente, por la composición de estos fondos. Recordemos que el Plazos fijos En cartera, al cierre de abril promediaban el 38% del total administrado; y estos instrumentos mantienen cierto rezago en su respuesta (ya que dependerá de la caída de sus vencimientos). A modo de referencia, y siguiendo la tendencia de tasas más bajas, la tasa promedio de PF a principios de abril era del 70%, cayendo a una TNA en torno al 60% a mediados y al 31% actual (datos al 15/5).

Un comportamiento (que más pronto que tarde) se está trasladando a los MM que, además, mantienen cuentas remuneradas en la otra gran parte de su cartera. Este último sobre el que también hubo incidencia en términos de tasa.

Recordemos que, a mediados de abril, en efecto, El BCRA decidió imponer un encaje de 10 puntos a estas cuentas para los FCI, y hace días incluso lo volvió a subir al 15%.

Por tanto, si trasladamos esto a las TNA de T+0, destacamos dos datos. La primera (lógicamente) es su tendencia a la baja desde niveles promedio del 70% a principios de abril al 38% actual.

Incluso el nuevo combo de recortes de tasas y aumentos de reservas que podría llevar la TNA promedio de este segmento a niveles inferiores al 30%.

El segundo dato, en tanto, es la dispersión entre rendimientos. Una última cifra que suele aumentar en tiempos de movimiento de tipos, y que ya alcanza los 16 puntos porcentuales, frente a una media que en tiempos de estabilidad es de 5 pp.

¿Está consolidado el interés en T+1?

En ese contexto, Los inversores empiezan a buscar alternativas que ofrezcan rentabilidad. Terreno que vienen ganando los fondos de renta fija en pesos de corto plazo, o mejor conocidos como “T+1”. Lo que significa que, en lugar de tener liquidez inmediata, los fondos se reciben en 24 horas.

Estos ya incorporan en sus carteras opciones con riesgo de mercado. Entre otros, las carteras incluyen letras (capitalizables o CER), bonos soberanos en pesos con vencimiento durante este año o incluso instrumentos corporativos (obligaciones negociables, cheques, pagarés, fideicomisos, etc.).

Algo que se refleja en las rentabilidades que ofrecen estas estrategias. Hoy, estos observan rendimientos en torno al 60%, muy por encima del 38% que promedian hoy los T+0. Vale aclarar que esto conlleva mayor riesgo, y por tanto, mayor volatilidad. En números, mientras que los fondos de liquidez inmediata promedian 4pp, T+1 se extiende hasta el 6% en promedio –aunque mostrando una gran dispersión de hasta 12pp entre la marca más baja y la más alta.

Por ahora, el interés es claro. En lo que va de mayo, el segmento acumula suscripciones netas de rescate por $390.000 millones, superando ya los $300.000 millones recibidos durante abril. Y es que, sus activos alcanzan los 2.900 millones de dólares –el 8% del total gestionado por la industria (ya un punto porcentual por encima del mes anterior)–.

Líder del equipo PPI FCI.

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Occidente autoriza el uso de armas otorgadas a Ucrania para su defensa contra Rusia