Recordando a Lourdes Torres – Televisión Cubana – .

Alabo su calidad vocal y su actuación escénica “en la que domina sutilmente la gracia del Caribe”

Carilda Oliver Labra

El 29 de abril de 1940 en Cuba, La Habana, en Guanabacoa, tierra de grandes artistas y bajo el signo de Tauro, nació la temperamental Lourdes Margarita Torres Ortiz, quien luego vivió siendo niña en Arroyo Naranjo y, según nos contó en un entrevista anterior, su casa tenía un patio trasero muy grande donde crecían pastos y arbustos muy altos y delgados; Cuando sólo tenía tres o cuatro años se metía entre ellos y los movía hacia ambos lados como si fueran telones de un gran teatro, mientras cantaba cosas que ella inventaba con sus propias melodías y en un lenguaje o jerga creada por ella misma. . .

Cuando iba a la escuela primaria cantaba y actuaba en todos los eventos que allí se celebraban. Al principio recibió clases de piano, teoría y solfeo. Al cumplir quince años se matriculó en el Conservatorio Municipal de Centro Habana recibiendo estudios avanzados de ballet con Alberto Alonso y canto lírico con Zoila Gálvez. Un día un vecino cercano que la escuchó cantar una melodía y acompañarse en el piano, le pidió que asistiera a una fiesta familiar que se realizaría en su casa y ella agradecida y sin pensarlo fue, allí estaba un señor llamado Roberto Rodríguez y él era el manager de artistas, quien le dijo que tenía un gran futuro en el arte del canto.

Le concertó una reunión con el maestro Ernesto Lecuona para que pudiera audicionarlo en su propia casa de Santa Fe; ella asistió e interpretó una canción titulada “Solo” y cuando terminó el maestro Lecuona que lo había acompañado en el piano, le llamó la atención su temperamento y su cálida voz, dijo: “Comino”así la bautizó…, quiero que me prepares y cantes en mi próximo concierto “Sin encontrarte”, una canción mía que aún no ha sido lanzada. Deslumbrada por aquel hombre, caballero galante, se sintió halagada, lo ensayó y luego lo estrenó en el Teatro Nacional, que luego se convirtió en el Gran Teatro García Lorca, hoy Alicia Alonso en Prado y San Rafael; Según nos contó, cuando terminó tuvo la impresión de que el teatro se derrumbaba, porque era una ovación y aplausos tan fuertes que tenía que hacer. Bis. Nos contó con su risa incomparable que su profesora de canto fue María Adams, quien le dio clases de canto lírico cuando solo tenía doce años y donde en su coro realizó sus primeras presentaciones en el teatro Principal de la Comedia, así como en El Canal 4 nunca quiso perdonarlo por cantar con el Maestro Ernesto Lecuona.

“Voz cálida y con un timbre privilegiado en su tono y temperamento aterciopelado. Mire a Lourdes, llegará muy lejos si cultiva adecuadamente sus cualidades, su temperamento y su voz. Así comenzaron Rita Montaner y Esther Borja. “Lourdes es un descubrimiento mío que será un éxito”. Ernesto Lecuona

Fue fundadora de la Televisión Cubana desde que debutó junto a Gaspar Pumarejo en los estudios Mazón y San Miguel; Posteriormente hizo apariciones en un programa de los lunes llamado “El álbum de Phillips acompañado al piano por aquellos dos Grandes Maestros del cuadro musical cubano: Adolfo Guzmán y Rafael Somavilla. Trabajó en casi todos los programas de la televisión cubana cuando los cuartetos estaban de moda: Nuestra Cuba; Desfile de Éxitos y Desfile de la Alegría con Rosa Fornés. Sonriente nos contó que Lecuona siempre le decía que no se vistiera de “mujer” porque aún era muy joven y debía conservar su frescura el mayor tiempo posible. Hizo suyas algunas canciones como “I” y “Las flores se abrieron” por Pedro Fernández. Cantó en Tropicana con el coro. e hice un número a capella en lo alto del escenario de aquel cabaret con Luis Carbonell, El acuarelista de la poesía antillana, declamando el poema de García Lorca”“Iré a Santiago”.

A partir de 1956 inició su carrera de música popular, teniendo como repertorista al maestro Cándido Ruiz y formó parte de diferentes agrupaciones musicales, entre ellas el Cuarteto Anaya, tocando el vibráfono, integró el Conjunto Luis Santí del que fue su directora femenina. vocalista y cantó en el coro de Paquito Godines en el cabaret Tropicana.

Su entrada al cuarteto”Los modernistas en 1961 surgió porque la cantante del grupo Yolanda Brito decidió dejar el grupo y se fue al fundición y quedó definitivamente en el cuarteto formado por Fernando Mulens. Cuando los cuartetos estaban de moda hizo varios programas en televisión y recuerda uno llamado “Nuestra Cuba” dirigida por Sirio Soto, “Jueves de Partagás”, “Casino de la Alegría”. También trabajó en elShow de Arau”, un mexicano que fue muy popular en Cuba y que fundó aquí el Teatro Musical de La Habana. La pianista y directora musical acompañante fue la inolvidable Enriqueta Almanza. El cuarteto se disolvió en 1993 tras más de treinta años de éxitos donde alcanzó su madurez como cantante para iniciar su arrolladora carrera como cantante solista.

“Los treinta años con Los Modernistas significaron para mí una nueva familia (…) teníamos casi cuatrocientos temas activos en el repertorio, teníamos estrenos todos los meses. En el cuarteto creció mi deseo de ser un artista completo”, le confesó a Lázaro J. Ojeda Quintana, autor de su libro de 2019 ‘Lourdes Torres, como cualquiera’ de la editorial Oriente”, me dijo alguna vez.

Trabajó mucho con ese gran hombre del espectáculo, Manolo Rifat, así como con Joaquín M. Condall; Nos cuenta que Manolo tuvo la idea de hacer un número con “Los modernistas sin escenografía, con la canción de Armando Manzanero”Esta tarde vi llover” y tenía a un grupo de personas en el escenario tirando agua con regaderas: una de las bailarinas tropezó y cayó junto con el paraguas en el lugar que daba al desagüe pero siguió cantando hasta el final…; “Quien te escribía era casi un adolescente y lo recuerdo como si hubiera sido ayer…” después, todo en el estudio eran risas. Tiene muchas anécdotas pero es imposible contarlas todas. Solo quería contar esta otra que le pasó con Condall, todos los que actuaron al final tuvieron que tirarse a la piscina del Focsa, pero ella nos confiesa que no sabía nadar y se agarró a la escalera y se rompió más profundamente. y luego resbaló y Miguel de la Uz, que aún no era su marido, tuvo que levantarla y sacarla.

Como cantante de música popular, compartió escenario con estrellas famosas como Nat Kin Cole, Pedro Vargas y Celia Cruz. Formó parte de la primera delegación cubana que viajó al exterior a Venezuela, junto a Ramón Veloz, Coralia Fernández, el recientemente fallecido barítono Ramón Calzadilla, la bailarina Sonia Calero, Miguel Ojeda y sus guitarristas, entre otros. Posteriormente viajaron por la Unión Soviética y otros países socialistas.

En una etapa posterior actuó en Portugal, México y Colombia entre otros países y consolidó su carrera como compositora. Ya había destacado como tal en 1973 en el Festival de Creadores Musicales, con su éxito antológico. “Fue así que te olvidé” Canción más versionada dentro y fuera de nuestro país.

“Lourdes Torres es lo que se llama una verdadera explosión de temperamento latino. Los matices y el color de su voz están entre los más bellos del cancionero cubano”.así lo visualizó Héctor Quintero.

En su obra como compositora se podían encontrar innumerables temas disímiles; nos contó que incluso durmiendo recibió las letras de las canciones que han hecho época; temas de realidades sociales que ella y otras personas que la rodearon, que la admiran y siguen de cerca, han vivido. Ha hablado de amor, amistad, traición, frustraciones, envidias y también alegrías y esperanzas; más de doscientas de sus obras se convirtieron en éxitos del público que la admiraba, amaba y respetaba. Además de algunos de sus poemas que al final de su vida puso a la consideración de sus admiradores en algunos volúmenes que pudo publicar.

Nos dijo que el primero se llama “Fue así que te olvidéLuego vinieron “Dama”, “Como cualquiera”, “Por lo que yo sé” y muchos más, todos con gran éxito, aunque nos confesó que le dolía mucho que aquí en su país nunca la hubieran llamado para grabar un disco. Ha recibido varios premios y distinciones entre los que se encuentran: La Gitana tropical, la Distinción Nicolás Guillén, La Orden por la Cultura Nacional y Fundadora de la Televisión Cubana, entre otros.

“Lourdes Torres tiene el don de cantar. Sus pasos en su música fueron firmes desde el primer momento y le agradecí de corazón su firmeza. Cuando lo escucho tengo la impresión de que un fragmento musical no podría cantarse de otra manera. Cada vez que anuncian su presencia sé que algo justo y hermoso va a pasar en esa posibilidad que hace del mundo de la canción algo único y fascinante”. Miriam Ramos

Finalmente, la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales EGREM rindió un homenaje conmemorativo a Lourdes Torres (1940-2017) a través del título que da nombre a su disco póstumo. “Como cualquiera”, Contiene dieciséis canciones compuestas por Lourdes y una pista extra por la autora Silvia González Guerra. El disco anota con valoraciones del Gran Maestro Ernesto Lecuona y el Premio Nacional de Humor Mario Aguirre.

e0077b66e7.jpg“Me complace anunciar que después de cuatro años de arduo trabajo logré el sueño de muchos, el de ella y el mío, por fin hay un disco de nuestra Lourdes Torres en el patrimonio de la música cubana”.escribió uno de sus más grandes intérpretes Yunier Díaz y a quien le debemos la idea original y producción ejecutiva de este merecido proyecto.

”Temas como “Fue así que te olvidé”, “Conozco a esa mujer”, “Quién puede levantar la mano” y su conocido “Como cualquiera”entre otros, se pueden disfrutar en esta producción de la EGREM que salió el día que su intérprete cumpliría 83 años”. Yunier Díaz

Vivió a su manera… y murió a causa de una insuficiencia renal en La Habana, Cuba, la mañana del 16 de agosto de 2017. Ahora tendría 84 años y sus admiradores siempre la recordarán.

La gente me quiere, lo sé, cuando subo al escenario digo lo que quiero… “En mi opinión” y sé que sólo puedo corresponderles con mi música. Amo a la gente, “A mi manera”, al público; “Ellos son parte de mí”. Lourdes Torres

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

NEXT Occidente autoriza el uso de armas otorgadas a Ucrania para su defensa contra Rusia