Ascoval reduce a la mitad su producción de acero, pero seguirá invirtiendo

---

En la acería de Ascoval, en Saint-Saulve (Norte), en noviembre de 2018. PASCAL ROSSIGNOL / REUTERS

Se esperaba algo peor. Al final del comité económico y social (CSE) que se realizó el miércoles 21 de septiembre en Saint-Saulve, en el norte, el delegado de la CGT de Ascoval, Nacim Bardi, se mostró dividido. Es cierto que la acería reducirá su tamaño a la mitad hasta finales de año, pero “Los accionistas se meterán las manos en los bolsillos y mantendrán su estrategia de desarrollo a medio y largo plazo en el mercado del acero ‘verde’”.

Para esta planta, que abastece principalmente a la planta siderúrgica de Hayange, en el Mosela, con tochos, barras de acero transformadas en raíles para el ferrocarril, se reducirá la producción. “en no más del 50%”, asegura Klaus Richter, el presidente alemán de Ascoval. En octubre, los hornos eléctricos se apagarán los lunes. En noviembre y diciembre solo funcionarán de miércoles a domingo por la mañana.

Lea también: Artículo reservado para nuestros suscriptores Los precios de la energía están explotando, las fábricas están cerrando

Cédric Orban, el director general, saluda la reacción de los sindicatos, que aceptaron “sin dificultad el trabajo nocturno y las horas valle para limitar [les] costos “. Sobre todo, les tranquilizó en parte saber que la creación de un quinto equipo en la primavera de 2023 se mantenía, por el momento. “Es una buena señal”quiere creerle a Nacim Bardi, quien, como todos los siderúrgicos de Ascoval, ha vivido demasiadas montañas rusas durante seis años.

---

Grito

En 2016, el fabricante de tubos Vallourec, que creó esta acería en 1975, anunció su cierre. Fue un trueno para los 500 empleados y el pueblo de Valenciennes, aún traumatizados por la lenta agonía del gigante siderúrgico Usinor a fines de la década de 1980. Ante el clamor provocado por la decisión de Vallourec y gracias a la movilización de empleados y electos, se encuentran compradores que, uno tras otro, irán a la quiebra. La última, la inglesa British Steel, acabará vendiendo sus activos franceses, incluidos Ascoval y la acería de Hayange.

En agosto de 2021, después de cuatro años de altibajos, se validó la oferta pública de adquisición de la siderúrgica alemana Saarstahl. En ese momento, solo quedan 270 empleados en Saint-Saulve (300 hoy), pero la esperanza vuelve cuando Saarstahl anuncia que quiere invertir en acero verde, es decir, producido con hornos eléctricos y no con estufas de gas. Con Ascoval, descrito como “una de las fábricas más modernas de Europa”el siderúrgico tiene una herramienta fina y, sobre todo, es totalmente eléctrica. “Una joya industrial, única en Francia”por el comunista Fabien Roussel, que fue uno de los que lucharon por salvar a Ascoval.

Te queda por leer el 38,74% de este artículo. Lo siguiente es solo para suscriptores.

Tags: Ascoval reduce mitad producción acero pero seguirá invirtiendo

 
For Latest Updates Follow us on Google News
 

---

PREV El fundador de Blockchain, Terra Do Kwon, no se puede rastrear desde que se emitió la orden de arresto | En 2021, las empresas de consultoría y servicios digitales (ESN & TIC) crecieron un 12%
NEXT Asociación de la industria crea nueva área “Estrategia y Comunicación”